Cómo visitar los túneles de Cu Chi por 4 euros

12
1421
Interior de los túneles de Cu Chi

Los túneles de Cu Chi forman parte de las visitas que todos los que viajamos a Vietnam queremos hacer. Se trata de una red de galerías subterráneas, relativamente cercanas a la ciudad de Ho Chi Minh, en la que se ocultaba el Viet Cong en su lucha con las tropas estadounidenses durante la Guerra de Vietnam; aunque fueron construídos durante la invasión francesa y posteriormente ampliados en más de 200 kilómetros.

Excursiones desde Saigón
Acceso a uno de los tramos de los túneles

Los túneles fueron empleados por el Viet Cong para guerra de guerrillas imposibles de combatir por las tropas estadounidenses cada vez que se adentraban en la jungla. Los vietnamitas luchaban en territorio propio y usaban estos corredores como escondrijo, lugar para emboscadas, almacenes y hospitales. Así que jugaron un papel importante en la resistencia y las tácticas de guerra y, en definitiva, fueron un elemento decisivo para ganar la Guerra.

Cómo visitar los túneles de Cu Chi por 4 euros

La excursión por excelencia desde Saigón es la que realiza a los Túneles de Cu Chi, en ocasiones combinada con la visita al Templo Cao Dai, y aunque su precio oscila entre los 14 y los 25$ por persona, a continuación vamos a contar cómo llegar y ver los Túneles por 4 euros, incluyendo las entradas.

Los túneles de Cu Chi en autobús
Estación de autobuses de Ho Chi Minh a Cu Chi

Para ir en autobús a Cu Chi, hay que coger el número 13 en la Estación Nha Tho Duc Ba, que se halla junto a la Catedral de Notre Dame (Mirando de frente el pórtico de la catedral a la izquierda, cruzando la calle), hasta el final del recorrido.

Excursión a Cuchi por 4 Euros
Autobús nº 13 Ho Chi Minh – Cu Chi – Ho Chi Minh

El autobús cuesta 7.000 VND (0,25€) y su trayecto dura entre 1h30´y 2h, dependiendo del tráfico.

Las excursiones más baratas en Ho Chi Minh
Estación de Autobuses de Cu Chi

La última parada del autobús es la Estación del Pueblo de Cu Chi. Allí, hay que coger el autobús nº 79, que cuesta 6.000 VND (0,20€) y tarda unos 30 ó 40 minutos hasta llegar a los túneles. Pero hay que decirle al conductor que te pare al llegar.

La forma más barata de ver los túneles de Cu Chi
Autobús nº 79 de la Estación de Cu Chi hasta los túneles

El último autobús nº 79 de vuelta pasa a las 17.30, así que si vais tarde, hay que ser precavidos para que no se pase la hora, ya que no habrá otra posibilidad para regresar.

Para acceder a los túneles, hay que caminar por el recinto de un parque y atravesar una pagoda que se deja a la derecha y, andando 300 metros, se encuentran los túneles.

Túneles de Cu Chi por libre
Caseta de venta de tickets

La visita dura aproximadamente una hora y la entrada cuesta 90.000 VND (unos 3,00€).

El tiempo total de los trayectos y la visita es de aproximadamente 6 horas.

Habrá quien piense que se trata de mucho tiempo susceptible de ser reducido en caso de hacer una excursión organizada, pero hay que contar con el agobiante tráfico de Ho Chi Minh que ralentiza extremadamente cualquier desplazamiento. El ahorro de tiempo no superará la hora y, en todo caso, saliendo temprano, a la hora de comer estaréis de nuevo en la ciudad.

Visitar los túneles de Cuchi

Visitas imprescindibles en Vietnam
Entrada al área de los Túneles de Cu Chi

Tras andar a través de un pequeño sendero por la jungla de Vietnam, ambientados con ruido de disparos, se llega a una instalación en la que un documental de unos 20 minutos nos ilustra sobre la Historia de los Túneles y las barbaridades ocurridas durante la Guerra.

Qué se ve en los túneles de Cu Chi
Instalación para ver el documental sobre los túneles

No hay manera de saltarse el trámite. El documental te hacen verlo sí o sí, lo que supuso una pequeña discusión con el encargado del “cotarro”.

Posteriormente, se te asigna un guía que comienza con una explicación sobre la arquitectura de las galerías y te lleva a hacer el recorrido por los túneles que, por cierto, han sido ensanchados y remozados para el turismo, pues los vietnamitas son chiquititos y sería difícil que nuestros cuerpos occidentales cupieran, en la mayoría de los casos, sin dificultad. De hecho, muchos tramos son ciertamente claustrofóbicos.

¿Merece la pena visitar los túneles de Cu Chi?
Típica fotografía en los Túneles de Cu Chi

Por cierto, no olvidéis llevar vuestras propias linternas a la excursión porque, pese a que hay luz en los túneles, hay algunos tramos demasiado oscuros y puede resultar inquietante.

En el interior de los túneles, además de murciélagos, pueden verse reproducciones del equipamiento con el que contaban en su día: mesas de trabajo, sala de curas, hamacas para dormir, zona de almacenes y avituallamiento, salas de trabajo,…

Linternas en los túneles de Cu Chi
Murciélagos en el interior de los túneles

La visita termina con una degustación “obligatoria” de yuca, el alimento principal en la selva en época de guerra ¡Jolín con la insistencia! Y con una exposición de las trampas artesanales que usaba el Viet Cong contra el enemigo.

Turismo relacionado con la Guerra de Vietnam
Trampas caseras

Además, a la salida hay una tienda de souvenirs que lo que vende, principalmente, son productos elaborados con piel de cocodrilo.

Souvenirs en Cu Chi
Tienda de ¿Souvenirs?

Por añadidura, en la zona hay un campo de tiro en el que es posible disparar armas de guerra (AK-47 y M-16) a 5$ el cargador de cinco balas.

Impresiones

Precio entradas a los túneles de Cu Chi
Accesos acondicionados a los túneles

Finalizamos nuestra visita en mitad de un diluvio que terminó por congelarnos con el aire acondicionado en el autobús de vuelta. Los túneles, aunque interesantes, nos resultaron menos impresionantes de lo que habíamos imaginado. Puede que la adaptación turística de los mismos los haga parecer un poco artificiales. No nos gustaron las imposiciones del documental y la yuca y, tanto la tienda de souvenirs, como el campo de tiro nos perecieron fuera de lugar para algo tan serio como fueron la lucha y la supervivencia en la selva durante la guerra. A pesar de todo, es indudable que hay que visitar los túneles.

Si te ha gustado... ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest

12 Comentarios

  1. Hola Macarena y feliz año,
    Tengo que reconocer que esos túneles de los que tanto he escuchado hablar me llaman la atención, pero también has comentado que en algunos lugares son muy estrechos y eso ya no me ha parecido tan interesante porque los espacios muy pequeños me producen un poco de malestar, no llega a ser claustrofobia pero no me gustan. Lo del documental innegociable me ha hecho reír, supongo que cada cual quiere dar su versión de la historia y también por supuesto hacer negocio. La tienda de souvenirs de cocodrilo me ha sorprendido, ¿hay muchos por la zona?
    Un placer recorrer mundo con vosotros.
    Besos

    • Pues Conxita, en esto de los espacios pequeños coincidimos entonces. Yo entré a uno de los túneles porque ya que estaba… pero en los demás esperé fuera a Yayo y a Macarena. Además, o no hay luz o ésta es escasa, así que ¡Imposible aguantar! De todas formas, dicen que eran más pequeños aún y que los han adaptado a la complexión de los extranjeros, así que imagínate permanecer allí incluso por años.
      Lo del documental fue una ardua negociación ¡Por narices había que verlo! Y en realidad era un documental propagandístico y patriótico de Vietnam contra las invasiones de Francia y EEUU. Realmente, de los túneles no había más que un par de planos porque luego, había una charla, con puntero y todo, sobre una maqueta de los túneles. El caso es que yo me hacía pis y ¡No me dejaban ir! ¡Tenía que sentarme allí!
      Lo de los cocodrilos realmente me sorprendió a mí también. Yo… no vi ninguno jejejejeje Supongo que serán de criadero. En Camboya también había muchos productos de cocodrilo. Verdaderamente, Conxita, ni idea.
      Un beso y ¡Feliz Año!

  2. Desde luego que de todo se termina haciendo negocio. La visita, pese al acondicionamiento, es muy interesante, cosas como asomarse a esa trampilla o sentir por un momento el horror de aquella guerra. Lo del documental aún puede ser hasta normal, pero obligarte a comer yuca…
    Pero lo que me ha dejado patidifuso es la tienda de souvenirs, ¡parece una exposición de alienígenas! Je, je, je…
    Pese a todo, un lugar que es un trozo de historia. Un abrazo!!

    • Estuvo guay, David, no voy a negarlo; pero es una pena que sometan a la dictadura del turismo determinados lugares en el mundo con un significado tan trascendental.
      Para mí, lo peor fue el documental porque me hacía pipí y no me dejaban ir al baño jajajajajaja. Lo de la yuca, pues, probé un poquito por cortesía y decliné la oferta pese a la insistencia del guía.
      En fin, creo que ya sabes qué pienso de este país.
      Un fuerte abrazo y ¡Feliz año!

    • Bueno Asun, yo entré en uno de ellos porque ya que estaba allí tenía que verlos; pero no conseguí entrar al resto. Tuve que esperar a Macarena y a Yayo. A la estrechez hay que sumarle la ausencia de luz. La verdad es que son agobiantes.
      Un beso

  3. He visto varias películas donde los túneles del Viet Cong eran parte fundamental del argumento y siempre me han parecido claustrofóbicos. Entiendo que es una visita necesaria pero opino como tú, quizás no sea una buena forma de mostrar esa parte de su historia!

    • Éstos estaban “retocados” pero debieron ser un lugar abominable, oscuro y glaustrofóbico. Hay que decir que los vietnamitas son muy chiquititos y no tendrían los mismos problemas que podemos encontrar nosotros; pero me imagino allí dentro días y días, pasando miedo, hambre,… tuvo que ser un infierno para ellos y para los estadounidenses. Si las guerras son un sinsentido, la de Vietnam especialmente me parece tan absurda… De cualquier forma, Norte, es una pena en lo que el turismo ha convertido a Vietnam. Es que no me gustan este tipo de parques temáticos y menos aún si te obligan a hacer cosas.
      Un abrazo!!!

  4. Hola, gracias por la información, estoy ahora mismo a punto de ir a por el bus 13. Me queda claro que hay que llegar al final del trayecto, última parada (estación de autobuses) y allí coger el 79 avisando al conductor. Una vez el conductor pare, ¿hay alguna indicación o señal para localizar la entrada o está ahí mismo y no hay pérdida posible? Para la vuelta, el autobús para justo en el mismo sitio que nos deja o hay que desplazarse a una parada o sitio concreto? ¿Cada cuánto pasan autobuses 79 para volver y salen 13 hacia Ho Chi Minh? Gracias de antemano y saludos!

    • El conductor te indicará, pero el autobús te para justo en la puerta, que es donde parará para volver.
      Ains, lo de los buses 79 es un poco aleatorio, pero siempre antes de las 17.30. Para coger el 13 no vas a tener que esperar mucho. Salen con bastante frecuencia.
      Siento, Óscar, no haber contestado antes.
      ¡Saludos! Me das muchísima envidia!!!!!

  5. Gracias. Pues al final no pudimos encontrar el punto de salida del 13, incluso preguntando por alrededor de la catedral, pero sin problema, cambiamos de planes y de ruta. Saludos y gracias de nuevo!

    • Ohhhhh ¡Cuánto lo siento! Para nosotros fue muy complicado encontrar ese autobús, sobre todo porque, a quien preguntábamos, nos decía: “Te llevo yo”. Así que por eso pusimos la foto de la estación. Si todavía tenéis tiempo, podéis mostrar la fotografía del autobús. Quizá leyendo el cartel, les sea más más fácil indicaros el sitio.
      Supongo que cualquier otro plan es también un buen plan.
      ¡Saludos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.