Lo + y Lo – de Laos para Niños

12
496
Lo más y lo menos de Laos para niños

Poco es lo que aportamos los mayores a la redacción de esta entrada, que se basa en las preferencias de Macarena a la hora de decidir qué ha sido lo que más y lo que menos le ha gustado de un determinado lugar. Sin embargo su opinión puede ayudar a otros viajeros a decantarse -o no- por Laos como destino.

Lo +:

1. El tubing en Vang Vieng

Lo mejor para niños en Laos
Tubing en Vang Vieng

Si unimos un río y un neumático gigante ¿Qué tenemos? A un niño divirtiéndose. Macarena no ha podido olvidarlo aún.

2.Las tirolinas

Actividades para niños en Laos
Tirolinas Vang Vieng

Es ya una actividad recurrente de todos los veranos. Tirolinas que vemos, allá que Macarena se sube. Las de la Blue Lagoon tienen un tramo especialmente largo y los precios son bastante asequibles.

3.Los bocadillos laosianos

Gastronomía Laos
Coco Fresco

Imaginaréis cuánto le gustan a los niños los bocadillos. Pues para Macarena fue genial poderlos comer en Laos a todas horas.

4.Las clases de inglés

Niños en Luang Prabang
Academia de inglés en Luang Prbanag

Es común en muchos lugares de Asia que se acerquen a ti los monjes para hablar en inglés e ir perfeccionando el idioma que aprenden en sus monasterios. En Luang Prabang, además, había un centro de intercambio idiomático para estudiantes en el que, cada tarde, se daban cita chicos y chicas de todas las edades para hablar en inglés, compartir experiencias de sus países y practicar el idioma. A Macarena esto le encantó y durante los días que estuvimos en Luang Prabang, todas las tardes pasaba allí una hora hablando en inglés con gente de su edad.

Lo-:

1. El calor

Lo mejor de Laos para niños
Blue Lagoon, Vang Vieng

Lo he comentado en la anterior entrada. Si Asia en época húmeda es verdaderamente calurosa, Laos es un auténtico infierno en el que rezas cada mañana para que las nubes, al menos, hayan cubierto el cielo.

2.Las carreteras

Viajar en Familia Laos
Incidente en la carretera de Vientiane a Vang Vieng

Hemos encontrado carreteras peores en otros lugares pero, para un niño, siempre son aburridos los desplazamientos. Además, sin llegar a resultar traumática, la ruta entre Vientián y Vang Vieng llegó a impresionar a Macarena.

Si te ha gustado... ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+

12 Comentarios

  1. ¡Me apunto!! Con lo que cuentas de los + y lo – creo que me apunto a todo lo que le gusta a Macarena! me gustan las tirolinas, el tubing y estar por el agua … lo que quieras, seguro que muchos niños se apuntarían, y lo que come Macarena parece un gran helado o son bocadillos?
    Lo del calor uffff eso si que es insoportable, pero los niños lo viven de otra manera.
    Muy buena entrada, la mirada infantil hay que tenerla en cuenta.
    Un gran abrazo y Muakkkk

    • Jejejejeje Es una visión muy diferente, Xus; ya ves.
      Lo que está tomando Macarena es un coco fresco o verde. Son típicos en Asia y están buenísimos. Te bebes el agua y luego, con una cuchara o con el corte de arriba -que hace las veces de cuchara- rebañas el interior, que es como una especie de gelatina (lo que luego en el coco que conocemos se convierte en la pulpa blanca y dura). Si lo bebes fresquito es genial, pero en Brunei, por ejemplo, lo calientan para que bebas el interior caliente, que no entiendo el motivo. Son muy baratos -al rededor de un euro- y los venden sobre todo en los puestecillos callejeros de todos los países que hemos visitado.
      Un besote

  2. Hola Macarena! pues me parece totalmente normal para Macarena esos más y esos menos, aunque yo seguro que si estuviera en Laos coincidiría en casi todo con ella jaja algunas cosas más que otras. Me encanta esta entrada en las que conocemos su opinión. Muy importante para todo aquel que viaje con niños. Un besazo.

    • Si ya es frecuente que no coincidan las experiencias que los viajeros narran sobre un mismo lugar, yo me sigo sorprendiendo de lo diferente que vive un niño las cosas. Y, vaya, que como ve,s ella lo que elige es el ajetreo y el jolgorio jjjjjjjjj
      Un besito

    • ¡Hola David!
      Que no que no, que no es un helado. Se lo he contado a Xus en otro de los comentarios. Es un coco fresco típico de Asia (de toda Asia). Se bebe el agua y luego se raspa el interior con una cucharilla para extraer una especie de gelatina dulce. Fresco está muy bueno, pero hay lugares, como en Brunei, en los que calientan el coco; aunque no lo entiendo, porque está mejor frío. Son muy baratos – alrededor de 1€- y lo sueles encontrar en los puestecillos callejeros.
      Un abrazo

  3. Son unas actividades muy chulas todas ellas. Lo que me sorprende es que Macarena no esté tan harta de estudiar que en vacaciones no quiera saber nada del inglés, parece mentira que se pasara todas las tardes por el centro de intercambio idiomático. Un abrazo fuerte.

    • ¡Qué va Justa!
      Creo que los viajes están siendo muy positivos para ella porque se interesa por la cultura, la historia y las tradiciones de los sitios que visitamos. Es cierto que es una niña aún y también le gustan otro tipo de actividades; pero le encanta relacionarse con otras personas, gente de su edad, y poner en práctica lo que ya sabe: el idioma, por ejemplo. Y ahí, donde la ves, con los idiomas es una fuera de serie: ya habla tres. Ahora va por el cuarto!!!!
      (Entiende que tenga que presumir porque como madre me siento muy orgullosa)
      Un besote

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here