Primer contacto con Luang Prabang

14
986
Bonito Hotel - Restaurante 3 Nagas

La ciudad de Luang Prabang, al Norte de Laos, es la más turística del país. Incluida desde 1995 en la de Lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por su mezcla de arquitectura tradicional laosiana y colonial francesa, en ella podemos encontrar más de cincuenta templos budistas, algunos de ellos catalogados como los más bellos del Sudeste Asiático.

Patrimonio de la Humanidad Laos
Edificio colonial

De Vang Vieng a Luang Prabang

Habíamos comprado nuestros billetes de autobús a Luang Prabang en una agencia de Vang Vieng. Pagamos 110.000 LAK (11€) por persona y vinieron a recogernos al Hotel a las 9.30 a.m. porque la minivan salía  a las 10.00 de la mañana. Tardamos en llegar unas 6 horas.

Precios de autobuses Laos
Horarios y precios sleeping bus desde Vang Vienga a Luang Prabang
Horarios autobuses internacionales Vang Vieng
Horarios y precios autobuses desde Vang Vieng

Al llegar a Luang Prabang, la minivan te deja en la Estación de Autobuses bastante retirada del centro de la ciudad para llegar con las mochilas a cuestas. La única opción es el songathew compartido por el que se pagan 20.000 LAK por persona (2 x 3 = 6 Euracos pagamos entre los tres) para recorrer los cuatro kilómetros hasta llegar al centro, en donde estaba nuestro hotel – Odoumlith Guesthouse-.

Autobuses Laos
Estación de autobuses Luang Prabang
Cómo llegar de la Estación al centro de Luang Prabang
Songathew de Luang Prabang

No puedo recordar por más que lo intento qué fue lo que comimos ese día porque creo que no comimos nada hasta llegar a Luang Prabang. Así que, tras registrarnos y acomodarnos en el hotel, fuimos a dar una vuelta y comer algo.

Hoteles en Luang Prabang
Alojamiento en Luang Prabang

Nuestro Hotel estaba casi haciendo esquina con Sakkaline Road, justo al lado de los Restaurantes 3 Nagas, en la continuación de Sisavangvong Road; así que se trataba de un lugar muy cercano de todo que, aunque Luang Prabang no es una ciudad grande, lo mejor es estar en el cogollo del asunto.

Qué hacer en Luang Prabang
Calle Sisavangvong

Nuestra primera tarde en la ciudad

Echamos a andar calle abajo –o arriba, según se mire- y llegamos andando hasta el Night Market recién abierto. La ciudad nos estaba pareciendo un encanto: bonita, sin turismo masivo, con una arquitectura colonial muy diferente y estábamos deseando comprobar si esta primera impresión sería la misma al día siguiente.

El Mundo con Ella en Luang Prabang
Callejón con encanto
Turismo Luang Prabang
Original jardín de helechos

Macarena compró unas cuantas cosas en el Night Market ¡Cómo no!

Compras en Luang Prabang
Macarena de compras
Compras en Laos
Night Market Luang Prabang

Y llegamos hasta la callecita de la comida. Todavía no estaba atestada de turistas. Era temprano. Y, en aquel callejón estrecho y lleno de humo, comenzaba a oler a comida recién hecha, pero las mesas de hule y la basura de los rincones me estaban quitando las ganas de comer. Pero Yayo, que come de todo como un bendito, se compró unos bambús de cerdo y unos pajaritos que no esperaría a comer –lo de “bambú” es porque, en Laos, se asa la carne dentro de palos de bambú para no tener que ponerla en la barbacoa encima de las brasas-. Y entonces ¡zas! Se le rompió un diente ¡Madre mía! ¡Qué viaje!

Gastronomía Laos
Carnes y pescados asados en bambú
Cenar en Luang Prabang
Comida laosiana
El sitio más barato para cenar en Luang Prabang
Food Street

Entre tanto, Macarena y yo habíamos decidido comprarnos unos bocatas que estaban malos hasta más no poder. Acostumbradas como estábamos a los bocatas de Vang Vieng, el pan de aquí nos pareció chicloso, los ingredientes rancios y el bocadillo frío. Así que, entre el diente roto de Yayo, y lo mala que estaba nuestra cena, decidimos ir a comprar algo más blandito: unos crepès y un bizcocho, de los mejores que hemos comido nunca.

La comida más barata de Luang Prabang
Puestecillos de zumos y bocadillos

Y así de desastrosa fue nuestra primera tarde en Luang Prabang. Amanecería de nuevo al día siguiente y buscaríamos un dentista para el diente roto de Yayo; pero eso es otra historia.

Si te ha gustado... ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest

14 Comentarios

  1. Espero con impaciencia tu siguiente entrada!!! Que mala suerte que Yayo se rompiera un diente, estoy segura que hoy lo recordareis como una anécdota, pero en su día tuvo que ser un fastidio. Nosotros también tenemos algún momento de estos y ahora nos reímos, pero hay que pasarlo y solventar el contratiempo.
    PD: me encanta tu niña comprando en los puestos, es lo más.
    Un super abrazo
    Alicia

    • Ay Alicia! Ya te tocará. Cada vez que viajamos a Asia, llevo casi lo puesto. Allí es todo muy barato y hay auténticas monerías (Por cierto, tengo una entrada de los mercados de Siem Reap), pero no compro casi nada porque ya se encarga ella de llenar las mochilas para la vuelta: chanclas, estuches, mochilas, zapatillas, ropa,… Al principio del viaje, suelen ser fruslerías porque lo gordo se lo guarda para el final, que suele ser Bangkok o Kuala Lumpur. Y, con el final de fiesta, venimos con el equipaje de mano petado!!! La verdad es que es buena y no pide, sólo mira ¡A ver qué hago!
      Lo del diente, ya lo contaremos. Terminamos en el dentista y, la verdad, es que alucinamos por limpio, bien hecho y barato. Tan es así que Yayo quería quedarse más días para hacerse más cosas jajajajaj ¡Lo que faltaba! Es que son la pera.
      Un besazo

  2. Es una faena siempre romperse un diente, pero mucho más si uno está de viaje, ¡pobrecito Yayo!. Como siempre os las apañáis muy bien, seguro que lo solucionásteis; estoy deseando saber cómo :))

    Qué pena de cena, sobre todo si esperábais bocadillos tan buenos como los que habíais comido en Vang Vieng. Suerte que surgió la alternativa perfecta, sobre todo si sóis golosos :DD Muy bonitos las construcciones de estilo colonial, y el hotel también se veía muy limpio y acogedor :))

    Un beso de lunes, Macarena.

    • Yo no sé, Julia, por qué nos pasaron tantas cosas “extrañas” en este viaje. Luego se calmó la historia y ya no hubo mayor complicación en la parte de Vietnam. Lo del diente, ya lo contaremos, pero básicamente, tuvimos que ir al dentista. Jjjjjjjj

      La cena, la verdad que más mala… Pero para el resto de los días descubrí bocatas de los buenos!!!! Aunque los seguí comiendo en Vietnam que son también muy típicos.

      La verdad que Luang Prabang es una ciudad con mucho encanto. Ya verás cómo te gusta verla.

      Besos

  3. Desde luego, no parece que este destino entre en la guía Michelín, je, je, je… Bueno, seguro que el lugar presenta algún rincón maravilloso, y vosotros siempre sabéis encontrarlo. Un fuerte abrazo!!

  4. ¡¡Vaya inicios!! lo peor se lo llevó Yayo, he leído en un comentario anterior que os solucionaron bien el problema ¡¡¡menos mal!!!
    Qué pena lo de la cena, cuando contabas lo de los bocadillos de baguette de Vang Vieng se hacía la boca agua.
    Espero leer pronto la continuación de vuestra odisea.
    Mil besos a los tres

    • Si es que Chari, lo que nos pasó en Laos, no nos ha pasado en ningún otro viaje. Menos mal que lo del diente fue el punto y final a los imprevistos ¡Qué viaje! Pero ya ves que nosotros… siempre bien.
      Más tarde descubrí un nuevo lugar de baguettes y, cuando seguimos ruta por Vietnam ¡Aún estaban más buenos los bocatas!
      Muchos besos

  5. No fue un dia muy bueno, pero ahí está esa experiencia. Vaya mala suerte Yayo con el diente. Tu hija volverá cargaita de recuerdos :)) Que linda la mesita que hay en el callejon. Si puedo entraré, nos han hablado muy bien de las Merindades de Burgos y vamos a quirar las telarañas a la caravana, lleva tiempo sin salir , la pobre le tiene envidia a la moto :))
    Besos familia.

    • ¡Muy bien que haces, Laura! Además ahora es la mejor temporada. Lo cierto es que cada vez me gusta más Burgos, pues no la conocía y veo que tiene muchísimos parajes naturales poco visitados y un gran patrimonio.

      Muchísimos besos. Disfrutad mucho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.