Vientiane

14
691
Pha That Luang

Vientiane, o Vientián en español, es la capital de Laos y el punto de partida en que comenzamos nuestra ruta hacia el Norte del País. Nunca dudamos en visitar la ciudad a pesar de las críticas de los detractores de la más pequeña de las capitales de Asia. Pero, pese a ser más parecida a una pequeña ciudad que a una capital y de permanecer a la sombra de la ciudad de Luang Prabang, es un lugar con encanto que merece la pena conocer y puede ser considerado como una primera toma de contacto con Laos.

Wat Sisaket
Galerías del Templo

Llegamos a Vientián procedentes de Bangkok con Air Asia alrededor de las 13:00 horas y, tras los trámites fronterizos, cogimos un taxi hasta el alojamiento que teníamos reservado en el centro de la ciudad.

Cómo llegar del Aeropuerto de Wattay en Vientiane al centro de la ciudad

El aeropuerto de Vientián se halla a tan sólo tres kilómetros del centro de la ciudad, no obstante, no hay muchas opciones de desplazamiento de un punto a otro.

Sólo hay dos formas de llegar del aeropuerto Wattay al centro:

1) En taxi (67.000 Kip – 7 €). Tienen precio fijo y hay que comprar el cupón en el mostrador de la izquierda antes de salir de la terminal.

2) En tuk tuk, que es algo más barato, pero hay que regatearlo.

Alojamientos Vientiane
Austera habitación del Hotel Vientiane Star

Nuestro Hotel, muy bien ubicado, se llamaba Hotel Vientiane Star y nos costó, en habitación triple con el desayuno, 40€ dos noches. No era gran cosa, se trataba más bien de un hotel para jóvenes mochileros asitáticos, y recordaba bastante a las grandes habitaciones vacías de muebles de Sri Lanka. Lo cierto es que le faltaba una buena capa de pintura a las paredes y una limpieza realizada con mayor esmero, pero era “pasable” y la amabilidad del staff cubría con creces cualquier tipo de carencia.

Lo primero que hicimos tras registrarnos en el hotel fue ir a comer y nos sorprendimos gratamente con los locales, absolutamente occidentalizados de Vientián. Comimos una ensalada César, una hamburguesa con huevo frito y una wrap vegetal, mejor presentados que de sabor y pagamos por todo 13€.

Gastronomía Laos
Ensalada César
Comidas en Laos
Hamburguesa de huevo frito
Qué comer en Laos
Wrap vegetal

Ya con la barriga llena, nos dispusimos a realizar nuestra visita a los principales lugares de la capital.

La estancia ideal en Vientián, creo que es de dos días. Se trata de un lugar pequeño y es fácil recorrerlo sin prisas para ver sus principales atracciones. Pero el inicio de nuestra estancia en Laos nos depararía una sorpresa desagradable que empañó nuestra visita y nos impidió disfrutar plenamente de lo que Vientián puede ofrecer.

Principales lugares de interés en Vientiane

Wat Si Saket: Es el Templo más antiguo y bello de la ciudad y el único que sobrevivió a la invasión de Siam.

Wat Haw Phra Kaew: Dicen que es el templo más bonito de la ciudad, aunque discrepo totalmente de esta opinión.

El Templo más bonito de Vientiane
Wat Haw Phra Kaew

Wat Si Muang: Es el “kilómetro cero de Vientián” desde donde la ciudad comenzó a expandirse.

Arco del Triunfo de Patuxai: De innegable influencia francesa y sorprendente por encontrar este tipo de arquitectura en un país asiático.

Arco del Triunfo en Asia
Presidiendo la avenida de Lane Xang

Pha That Luang: La gran estupa dorada de Pha That Luang es el símbolo religioso más importante del país y el monumento nacional por excelencia.

El Palacio Presidencial: No puede visitarse por dentro. Se encuentra en la arteria principal de la ciudad y es edifico es de estilo Beaux Arts.

Palacio Presidencial en Laos
Palacio Presidencial Vientiane

Estupa Negra That Dam: Originalmente cubierta de oro, la estupa hoy ha adquirido el color negro que le ha otorgado el paso del tiempo. Es un lugar, al parecer, legendario.

Qué ver en Vietiane
Estupa Negra

La Fuente y la Plaza Nam Phou: Es el lugar más animado de Vientián al caer la noche en el que se pueden encontrar restaurantes y pubs.

Ambiente nocturno de Vientane
Plaza Nam Phou

Centro COPE: Se trata de una ONG sin ánimo de lucro que sigue ayudando a los mutilados y damnificados por las explosiones del armamento de guerra sin explosionar que aún queda en el país de la Guerra de Vietnam y la operación Estrella Blanca.

Xieng Khuan (Buddha Park). Ubicado a 25 kilómetros de Vientián es una especie de parque temático sobre Buda muy parecido al existente en la vecina Tailandia.

Los mercadillos de Talat Sao y Talat Khua Din son dos mercados típicamente laosianos en los que puede disfrutarse de la auténtica vida cotidiana de los habitantes de Vientián.

El Night Market: Ubicado cada noche a orillas del Río Mekong, se asemeja más a una gran venta de productos venidos de China, que al “selecto” mercado turístico de cada tarde en la ciudad de Luang Prabang.

Compras en Laos
Night Market Vientiane

Teníamos pensado repartir el día y medio de nuestra estancia entre casi todos estos lugares que, aunque parezcan muchos, en realidad no son tantos, ni se emplea tanto tiempo en su visita.

Wat Si Saket

Comenzamos visitando Wat Si Saket, el templo más antiguo de Vientián y el único que se salvó de la barbarie en la invasión de Laos por Siam, dicen, que porque su arquitectura se asemeja mucho a la de los templos tailandeses, lo que provocó la resistencia de los invasores a arrasar este lugar.

Templo de los 7.000 Budas
Patio central de Wat Sisaket

La Avenida Lane Xang marca el centro de la capital. En la parte más cercana al Mekong es donde se encuentra el Palacio Presidencial, Wat Si Saket, Wat Si Muang, el Centro Cope y la Estupa Negra –estos dos últimos no están en la misma avenida, pero se encuentran muy cerca-. También muy cerca se encuentra la Plaza Nam Phou. En mitad de la larga Avenida encontramos el Mercado de Talat Sao –con su mercado matutino en la parte trasera- y, justo al final de la calle, se halla el arco del Triunfo de Patuxai.

Wat Si Saket abre a las 8:00 y cierra a las 17:00 horas, y el precio de la entrada es de 100.000 kip (1€) –Los niños entran gratis-, aunque los nacionales pagan únicamente 3.000 kips (0´30 €).

Horarios y precios atracciones de Laos
Horarios y Precios Wat Sisaket

Llegamos cerca de la hora del cierre. A mí, me hacía especial ilusión ver este templo tan diferente a todos los templos budistas que habíamos visto en todos nuestros viajes a Asia, ya no por su arquitectura, sino porque alberga más de 7.000 figuras de Buda dispuestas de manera singular.

Estatuas de Budas
El Templo de los 7.000 Budas

La estructura de Si Saket es original y data de principios del siglo XIX. Un edificio principal elevado, llamado Sala de Ordenación, se encuentra rodeado por un patio con galerías circundantes que alojan las figuras de Buda.

Budismo en Laos
Ubusot

Está permitido acceder a la Sala de Ordenación, aunque no se pueden hacer fotos en el interior. Desde luego es una auténtica pena, pues sus paredes están decoradas con ricos frescos que aún conservan el esplendor de cuando fueron pintados.

Pero el principal motivo de la fama de Wat Si Saket son sus 7.000 estatuas de Buda ubicadas en las galerías. La mayor parte de ellas se encuentran colocadas en nichos realizados en la pared y, en la parte inferior y a diferentes niveles, se encuentran las más grandes talladas en madrea, bronce, plata y cerámica.

El Templo de los Nichos
Nichos con Budas en su interior

Durante las labores de restauración del templo, en el año 1930, se hallaron cientos de estatuas enterradas bajo el patio y todavía hoy, permanecen apiladas a la espera de su restauración.

Estatuas de Buda
Cientos de figuras de Buda esperan una ubicación

También es interesante ver la Torre del Tambor, una estructura de dos plantas en la que se encuentra un inmenso tambor.

El lugar es una auténtica preciosidad y, además, se visita en ausencia de hordas de turistas, de hecho, éramos los únicos visitantes del Templo, con lo cual se puede disfrutar también del ambiente de silencio que corresponde a un auténtico lugar sagrado.

Monasterio en Vientiane
Residencia de los monjes

Hicimos unas cuantas fotografías al Palacio Presidencial porque su interior no es visitable. Aunque fue construido para servir de residencia oficial al Presidente de Laos, en realidad, no vive aquí.

Como ya era tarde, y viendo el horario de Wat Sisaket, pensamos que no hallaríamos ningún templo más abierto; así que decidimos echar calle arriba hasta Patuxai donde cogeríamos un tuk tuk que nos llevara a la Gran estupa dorada de Pha That Luang.

Por el camino, paramos en Talat Sao para entrar en el baño porque, pese a que ya estaba todo cerrado, nos dejaron pasar a usar los servicios del Centro Comercial. Y aquí, tuve una discusión con Macarena de la que me arrepiento y que cito públicamente para acordarme en adelante que, a veces, no hay que tener esas salidas de tono ni siquiera con los hijos. Máxime cuando la pobre no había hecho más que despistarse.

Arco del Triunfo de Patuxai

Un arco del triunfo es un monumento construido para festejar una victoria militar, aunque en realidad, terminan recordando a un gobernante o militar victorioso. Los primeros fueron levantados por los romanos y, aunque los hay en México, Venezuela y Corea del Norte, son típicamente europeos y los podemos encontrar en Berlín, Madrid, Barcelona y, cómo no, en París. Por eso es tan peculiar este Arco del Triunfo laosiano que se construyó para emular el de París y recordar a los fallecidos de la Guerra de Independencia de Laos frente a Francia.

Rarezas arquitectónicas de Asia
Arco del Triunfo de Patuxai

El hormigón con el que fue construido, en realidad, fue una donación de los EEUU para la construcción de un aeropuerto y por ello, el monumento se conoce como “la pista vertical”.

Arco del Triunfo
Arco del Triunfo de Vientiane

El arco de Vientián, a diferencia del de París, posee cuatro puertas en lugar de dos y está adornado con motivos budistas. Además, en la parte interior, de las cuatro columnas, hay tiendecitas. De lejos, presidiendo la avenida de Lane Xang, es espectacular. Por cierto, se puede subir a la parte superior. Pero pierde bastante en la distancia corta en donde no se puede disimular el armatoste de hormigón poco refinado. Aunque es curioso y todo hay que decirlo.

Arcos del Triunfo del Mundo
Interior del Arco de Patuxai
Qué ver en Vientiane
Deteriorada bóveda de Patuxai

Negociamos allí mismo el trayecto en tuk tuk hasta Pha That Luang porque se encuentra un poco más alejada –a 2 km del Arco del Triunfo y a 4 km del centro-. El conductor, que no hablaba ni media gota de inglés y que comenzó pidiendo una barbaridad, accedió a llevarnos, esperar que realizáramos la visita, pasar por la Estupa Negra y dejarnos en el Night Market por 60.000 kips (6€).

Gran Estupa Dorada Pha That Luang

Llegamos a la Gran Estupa Dorada con una luz rojiza increíble.

La estupa, monumento insignia del país y símbolo del budismo laosiano, está cubierta de oro. No es que esté bañada en pintura dorada, no. Son 500 kilos de oro lo que la cubre.

Costilla de Buda
Gran Estupa Dorada Pha That Luang

Construída en el siglo XVI, dicen que fue elevada para albergar la reliquia de una costilla de Buda traída por los pacificadores del Rey Ashoka, emperador fundador de la India.

Saqueada sistemáticamente, fue finalmente reconstruída tras la II Guerra Mundial y hoy se erige luminosa para orgullo de los laosianos.

Monumento Insignia de Laos
Monumento insignia de Laos

La entrada al interior es de pago, pero la visita al complejo externo es gratuita. Dicen que el interior de la Gran Estupa es demasiado sobrio y que lo genial está en sus alrededores. Y digo dicen, porque fue aquí donde interrumpimos nuestra visita. Mi teléfono había desaparecido.

Si estás interesado, también puedes ver el video que grabamos en Vientiane.

Si te ha gustado... ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+

14 Comentarios

    • ¡Hola Norte!

      Pues… a decir verdad, no creerás si te digo que un par de ellas más. Con lo del teléfono, la cosa se complicó y tuvimos que marcharnos. Pero esa es otra historia que, como habrás intuido ya jjjjjjj, contaré más adelante.

      Muchos besos

    • ¡Hola Asunción!

      La Estupa Negra, junto con Wat Si Saket, eran los dos sitios que más curiosidad me causaban a mí de Vientiane. Sobre todo, porque hay una leyenda en torno a la Estupa, pero hablaré de ella más en profundidad en el relato de nuestra siguiente jornada en la ciudad.

      Un besote

    • ¡Hola mariaÉ!

      Yo quedé bastante sorprendida con Vientiane porque las referencias que había leído no eran del todo positivas, pero me encantó conocerla. Es una capital pequeñita, pero con lugares fascinantes y, desde luego, con gente que hace el viaje muy agradable.

      Muchos besos.

  1. Curioso los nichos de Buda. Magnífico el arco y la Estupa dorada , tambien la pillaste en la hora dorada:))
    Me gusta.Todo lo que nos has enseñado, hasta el menú.
    Gracias Macarena. Buena noche.
    Besos familia.

    • ¡Hola Laura!

      ¡Tú sí que sabes! Desde que ví la primera foto de los nichos de Wai Si Saket quise verlos. Es impresionante. Son paredes y paredes enteras con uno o dos Budas en el interior y, anteriormente, cuando se apreciaba la policromía en todo su esplendor, debió ser una auténtica maravilla.

      Me alegro que te haya gustado.

      Muchos besos Laura.

  2. Unas imágenes dignas de álbum. Es todo precioso, imponente. Ay pobre Macarena, pero a veces pasan esas cosas y a seguir en familia. Lo del móvil, espero que no ocurriera nada malo. De todos modos os ha quedado una visita muy digna de recordar. Feliz semana.

    • ¡Hola Keren!

      Es cierto que Vientiane me sorprendió gratamente, pese a que había leído que es un sitio que no merece mucho la pena. A mí, realmente me gustó. Ya lo ves en las fotos.

      Y bueno, lo del móvil ya lo cuento más adelante más detenidamente.

      Un besazo. Feliz semana.

  3. ¡Qué paseo tan maravilloso nos has ofrecido hoy, Macarena! Desde luego, parece un mundo de dibujos animados y es difícil quedarse con uno de esos lugares, aunque creo que me comería muy a gusto esa hamburguesa con huevo frito a los pies de la Estupa Negra. Un fuerte abrazo!!

    • Jejejejejeje ¡Hola David!

      Vientiane es bonita, sí. Diremos que es una capital pequeñita y con algunas curiosidades que ver. Muy muy alejada de las grandes urbes de Asia, precisamente ahí, es donde yo encontré su encanto.

      Y lo del huevo frito… mmmmm, tiene mejor pinta que sabor. No es que estuviera malo, pero para la pinta que tiene y el hambre que teníamos nosotros, la comida no nos supo tan bien.

      Un abrazo!!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here