Información útil: Maldivas para fumadores

Sí. Lo sabemos: Fumar mata, pero Yayo y yo compartimos este insano hábito sobre el que muchos de vosotros también estará interesado. Así que los hábitos sobre tabaquismo en el país de destino es una de las cosas sobre la que nos informamos al preparar nuestro viaje, y lo cierto es que no es sencillo encontrar fácilmente información sobre el tema.

En Las Maldivas, como en muchos otros países, existe una ley antitabaco -bastante similar a la española-, y está prohibido fumar en lugares públicos, tales como restaurantes, bares, edificios de servicios educativos y hospitalarios. Los lugares donde sí se puede fumar están equipados con ceniceros.

Si bien es cierto que en los hoteles la norma se aplica con mayor rigor y que nos hemos encontrado con advertencias de sanción en este sentido, hay muchos establecimientos hoteleros en los que puede solicitar una habitación para fumadores.

 

Cena en Las Maldivas
En los servicios de restauración, la ubicación al aire libre de las mesas, hace que fumar sea posible
 

En los restaurantes la cosa cambia porque, dadas las características del clima y de la disposición de los recintos turísticos, la mayor parte de ellos poseen lugares al aire libre o terrazas, incluso hay establecimientos que sacan sus mesas y sillas hasta la orilla del mar para crear un ambiente más romántico durante los atardeceres y las cenas, por ello, al estar al aire libre, es posible “echar un cigarrito” mientras se espera el servicio. No obstante, también es cierto que tenemos por norma preguntar antes de fumar y de no molestar, e incluso evitar el tabaco cuando molesta, al resto de personas que comparten espacio con nosotros.

 

Servicio típico de arecanut en los bares y restaurantes de Las Maldivas
Servicio típico de arecanut en los bares y restaurantes de Las Maldivas
 

En Las Maldivas el tabaco es relativamente caro (Marlboro 5$, Gold Leaf 3$) y por eso, la mayor parte de la población masculina local masca arecanut, una semilla de la palmera areca que crece en muchas de las zonas del Pacífico Tropical. En ocasiones, también se mastica envuelta en las hojas de la areca y posee efectos estimulantes. El hábito es igual de perjudicial para la salud que el tabaco y la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer ha realizado numerosas advertencias sobre la toxicidad que este hábito produce en el organismo. Muchos de los componentes de esta semilla, sobre todo el principal de ellos – la arecolina- produce una modificación en la mucosa oral, y por ello vemos tantos incisivos y caninos negros y destrozados en las sonrisas de muchos asiáticos.

 

En la aduana de Las Maldivas sólo admiten una cantidad de 50 puros por adulto
 

Sellos de Maldivas en el Pasaporte
 

Hemos leído advertencias sobre importación de cigarrillos a las Islas en dos sentidos: por una parte, las que estiman que los viajeros, independientemente de su edad, pueden importar libremente una cantidad moderada de tabaco, cigarrillos y puros; y por otra, que a los mayores les está permitido introducir en Las Maldivas únicamente 200 cigarrillos o 50 puros. Nosotros no íbamos a estar más de una semana, con lo que con dos cartones había más que de sobra, aún así compramos un cartón en la tienda duty free del Aeropuerto de Colombo (Sri Lanka) que llevábamos como equipaje de mano dentro de la mochila, aunque registrar el equipaje de los turistas a la llegada al Aeropuerto de Ibrahim Nasir de Malé, podemos decir, que no es algo que preocupara mucho al personal de la aduana.

Entre las advertencias, también hemos podido leer acerca de la prohibición de fumar en la Isla de Malé bajo sanción de hasta los 100$, pero no podemos certificar la veracidad de esta norma, puesto que cuando estuvimos allí la desconocíamos y anduvimos fumando sin ningún problema, y sin recibir advertencia ninguna. Es más, durante la cena en la pizzería, había espacio para fumadores y para no fumadores y los comensales de la zona de fumadores echaban el mismo humo que nosotros. Lo qué sí es otro tema son las miradas de curiosidad y/o reprobación a la mujer fumadora. A mí, me da muchísima vergüenza sentirme observada, por lo que prefiero evitar fumar en público.

 

Malé desde el mar en Las Maldivas
No tuvimos problemas para fumar en las calles de Malé
 

Además, también leímos que no era posible comprar tabaco en los supermercados y que había que adquirirlo en tiendas especializadas, pero también es cierto que, al llevar nosotros ya nuestro propio tabaco, no necesitamos buscar ningún comercio expendedor de cigarrillos. No obstante, lo que sí podemos confirmar es haber encontrado cajetillas de tabaco en las tiendas de comestibles.

Pero “lo que pasa en Malé, se queda en Malé”. En el resto de las Islas, la población local es mucho más agradable y tolerante con el turismo, puesto que generan la mayor parte de sus ingresos. Así que, todo lo que hemos contado, sólo es aplicable al 50% fuera de la capital.

0 Comentarios

Dejar un comentario