Baalbek, el mayor complejo de Templos Romanos de la Historia

24
1108
Prótomo de león en un friso del Templo de Júpiter

Balbek (en árabe, بعلبك Ba’lbakk) es el mayor tesoro de Líbano y una de las maravillas del mundo antiguo. Es la visita más impresionante que pueda hacerse en el país. De hecho, hay quienes viajan a Líbano sólo para ver las Ruinas de Baalbek. Se trata del conjunto de templos romanos más grande jamás construído y de los mejor conservados del mundo.

Cómo eran los templos de Baalbek en la antigüedad
Reconstrucción del Complejo de Templos de Baalbck

Ubicada a unos 90 kilómetros de Beirut y a unos 35 ó 40 de la frontera Siria, Baalbek fue hasta hace no mucho uno de los bastiones de Hezbollah. Así que la zona se convirtió en un lugar no muy seguro para los viajeros. Hoy día, la zona es segura y se pueden visitar las ruinas sin problemas, pese a su cercanía con Siria.

Templos de Baalbek
Propileos Exterior que no forma parte del Complejo de Templos

Elevado sobre el Valle de Beqaa, aquí se adoraba a una tríada divina en tiempos de los fenicios y a la Tríada de Júpiter, Venus y Mercurio bajo la dominación romana, atrayendo a miles de peregrinos. Conocida como Heliópolis durante la época helenística, las colosales construcciones de Baalbek figuran entre los vestigios más impresionantes del periodo de apogeo de la arquitectura imperial romana y ha sido catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1984.

El mayor complejo de templos romanos jamás construídos
Éxedras laterales del Gran Patio

A lo largo de los siglos, los monumentos de Baalbek han sufrido robos, guerras, terremotos y adiciones medievales. Afortunadamente, el visitante puede ver un lugar lo más parecido a su forma original gracias al trabajo que los arqueólogos alemanes, franceses y libaneses han realizado en el último siglo.

Ruínas Romanas de Oriente Medio
Las columnas del Templo de Baco

Durante siglos, los templos de Baalbek yacieron bajo metros de escombros, confundidos entre fortificaciones medievales. Pero incluso en ruinas, el lugar atrajo la admiración de los visitantes que supieron reconocer su importancia histórica. La primera comitiva de investigación y restauración de Baalbek fue iniciada por la Misión Arqueológica Alemana en 1898.

Fotos antiguas de Baalbek
Encuentro del Emperador Guillermo II y el sultán Abdulhamid II en Baalbek

En 1922, eruditos franceses emprendieron una labor de búsqueda y restauración de templos que fue continuada por la Dirección General de Antigüedades de Líbano.

Historia de Baalbek

Los orígenes de Baalbek se remontan a dos asentamientos cananeos de la edad de Bronce (2.900 – 2.300 a.C), pero no fue hasta la época Helenística (333-64 a.C.)  en la que los griegos identificaron al dios de Baalbek –el dios Baal–  con el dios del sol (Ra, egipcio, y Helios, griego) y llamaron a la ciudad Heliópolis.

Visitar los Templos de Baalbek
La Torre del Gran Patio

Tras la conquista romana de la ciudad en el 64 a.C., la divinidad del lugar fue identificada como Júpiter y comenzó la construcción del Templo sobre las plataformas que habían comenzado a construir los griegos y que no llegaron a finalizar.

Enigmas y leyendas de Baalbek
Gran Patio

El Templo de Júpiter (el templo en sí) fue terminado bajo el imperio de Nerón. Bajo Trajano, se inició la construcción del Gran Patio. Bajo Antonino Pío se levanta el Templo de Baco. Luego, bajo el gobierno de Caracalla, se construye el Templo de Venus; y bajo Filipo el Árabe, (244-249) se construye el Patio Hexagonal del santuario.

Extraterrestres en Baalbek
Gran Patio de Baalbek

Cuando el cristianismo fue declarado religión oficial del Imperio, Constantino cerró los templos de Baalbek. En el siglo IV, el emperador Teodosio derribó los altares del Templo de Júpiter para construir una basílica.

Civilizaciones en Baalbek
Restos de la Basílica de Teodosio

Tras la conquista árabe del 637, el santuario se transforma en una ciudad fortificada y se construye una mezquita. Tras el paso de los omeyas, abasíes y fatimíes, es ocupada por los bizantinos. Posteriormente, pasan por allí los mirdasidas, los selúcidas, es conquistada por Saladino y pasa a manos de los mamelucos.

Modificaciones Medievales en los Templos de Baalbek
Edificaciones construidas en el interior del Gran Patio del Templo de Júpiter en la Edad Media

Es saqueada por los mongoles y pasa a manos del imperio otomano hasta que, en el siglo XVIII, los exploradores europeos redescubren el santuario y comienzan las expediciones que incluyeron una visita del mismísimo emperador Guillermo II de Alemania.

Heliópolis
Placas conmemorativas de la visita a Baalbek de Guillermo II de Alemania y el sultán Abdulhamid II

Desde entonces, Baalbek se ha debatido entre las restauraciones y los períodos de guerra, llegando a estar ocupada, incluso, por las milicias de Hezbollah que hallaban entre las murallas de los templos el  cobijo necesario de una fortificación sólida.

Templos Romanos de la Historia
Murallas perimetrales de Baalbek

Los enigmas de Baalbek

No hay más sitios en el mundo que se parezcan a Baalbek y, por ello, circulan en torno a sus ruinas tantas leyendas. Pese a tratarse de un lugar estratégico, de cruce de caminos, son muchos los que no han acertado a encontrar una explicación sobre el hecho de que Roma construyera precisamente aquí uno de sus más importantes, si no el más importante, complejo de templos.

Templo de Júpiter en Baalbek
Piscina para abluciones rituales

Dicen que Caín lo construyó impulsado por la furia contra Dios; que el Rey Salomón lo levantó usando djinns (criaturas sobrenaturales) para agasajar a la Reina de Saba, e incluso, que fue aquí donde se ubicó la Torre de Babel cuya construcción emprendió Nimrod para apartar a los hombres de Dios.

Hay quien cuenta que fue aquí donde encalló el arca de Noé. De hecho, a tan sólo unos kilómetros, en la Villa de Karak, -se dice que – reposan los restos de Noé, fallecido en esta zona, tras el diluvio.

Los mayores monolitos de la Historia del hombre
Estructuras completas en las Ruinas de Baalbek

Hay teorías que van más allá y especulan con la intervención extraterrestre para el alzamiento del Templo.

Las piedras de Baalbek son las rocas talladas más grandes que se conocen y arqueólogos, ingenieros y arquitectos han intentado ofrecer una explicación plausible para sus gigantescas dimensiones. Los enormes bloques, colocados a más de seis metros de altura, formaron una base de más de 40.000 metros cuadrados.

Trilithon
Piedra de la mujer embarazada

Los bloques, llamados Trilithon destacan del resto pos sus medidas descomunales. En cuanto a su peso, se estima que está por encima de las 800 toneladas. Los eruditos aún no se han puesto de acuerdo en cómo se pudieron trasladar los bloques.

Por ello, en 1959, el científico ruso Matest M. Agrest expuso su “particular teoría”, según la cual, Baalbek era una base de aterrizaje y despegue de naves espaciales extraterrestres en la que los enormes bloques actuarían como escudo contra la radiación de las naves en sus aproximaciones a tierra. El científico certificó su estudio en base al descubrimiento de ciertas zonas vitrificadas en la piedra que, argumentaba,  era el efecto de los propulsores nucleares de las naves.

Mausoleo de la bisnieta de Mahoma en Baalbek
Mezquita Sayyida Khawla

El caso es que, los que creen, cuentan haber visto luces en el cielo. Cerca se halla el santuario de Sayyida Khawla, bisnieta del profeta Muhammad, y quienes dicen haber visto las luces se debaten entre el avistamiento ovni y los seres celestiales que bajan a visitar a la “niña santa”.

El complejo de Templos de Baalbek

1. Propileos 2. Patio Hexagonal 3. Gran Patio 4. La Torre 5. El Altar de sacrificios 6. Las dos columnas 7. Piscinas 8. El Templo de Júpiter 9. Las seis columnas corintias 10. El Templo de Baco 11. La Ciudad Árabe y la Mezquita 12. La Torre del siglo XV 13. El Templo de Venus 14. El Templo de las 9 Musas 15. Pórtico

El complejo alberga los templos de Júpiter, Baco y Venus porque lo único que queda del Templo de Mercurio es una parte de una escalera y se halla a cientos de metros de esta zona.

Ya antes de entrar en el complejo, se pueden contemplar las ruinas del Templo de Venus  a las que se puede acceder desde el interior del complejo a través de un caminito que atraviesa un túnel.

Tríada Helipolitana
Templo de Venus

El Propileos

El Mundo con Ella
Escalera de acceso al Propileos de Baalbek

El acceso a las ruinas de Baalbek se realiza a través del Propileos: unas escaleras con lo que fue una fachada de 12 columnas, da acceso al resto del complejo.

El Patio Hexagonal

Construído bajo el Imperio de Trajano (98-117), era el lugar para el que los peregrinos se preparasen antes de entrar al Templo.

Peregrinos en los Templos Romanos
Patio Hexagonal

Había tres puertas de acceso y 30 columnas de granito sostenían la estructura. En la parte Norte, se hallaban los establos para los animales de los peregrinos y los almacenes para sus pertenencias. Los cristianos convirtieron el patio en iglesia, con Teodosio, y los islámicos, en un fuerte.

Visita a los Templos de Baalbek
Patio Hexagonal

El Gran Patio

La visita imprescindible que hay que hacer en El Líbano
El impresionante complejo de Templos de Baalbek

El Gran Patio contenía el gran altar con la Torre que se construyó en la época de Nerón. Aquí es donde los peregrinos presenciaban los sacrificios.

Baalbek, el mayor complejo de Templos Romanos de la Historia
La Torre del Gran Patio

Los laterales estaban rodeados por columnas de granito egipcio y disponían de lo que se ha llamado “criptopórticos”, que son los túneles que a modo de vomitorios se construían en los grandes edificios romanos. Éstos desembocaban en éxedras, una especie de salas de reuniones cubiertas por semicúpulas usadas para comidas sagradas de fraternidad.

Arquitectura religiosa romana
Ábsides para estatuas

Además, las paredes están repletas de nichos para estatuas y aún quedan, en la parte sur de la muralla, las aspilleras medievales. A los lados de la torre, aún se observan los restos de dos piscinas para abluciones.

Rituales realizados en los Templos Romanos
Piscina de abluciones

Con el tiempo, en el Gran patio se construyó la Basílica de San Pedro.

El Templo de Júpiter (La Cela)

Construído sobre un podium  por encima del Gran Patio, albergó la gran estatua de Júpiter que dominaba el enorme espacio, elevado sobre una escalinata con tres rampas.

Baalbek
Escalera de acceso al Templo de Júpiter con el Templo de Baco al fondo

En principio, fue un períptero (estructura arquitectónica rodeada de columnas, similar a El Partenón de Atenas) con diez columnas al frente y diecinueve sobre los lados. De estas columnas sólo quedan seis en pie, mientras que el resto se hallan esparcidas en fragmentos sobre la base del templo. Con 2,20 metros de diámetro, alcanzaban los 5 metros de altura, y estaban rematadas por un friso de cabezas de toros y leones entre guirnaldas.

Líbano romano
Columnas en el Templo de Júpiter

Este lugar fue construido con los bloques de piedra más grandes jamás conocidos, y de ahí las leyendas y los enigmas que rodean a Baalbek. En la parte este (en la parte opuesta a las escaleras, yendo a la parte trasera) se encuentra el Trilithon, las tres grandes piedras de más de 8 toneladas que nadie puede explicar cómo llegaron allí desde la cantera.

Las mayores columnas romanas del mundo
Las seis columnas que quedan en pie del Templo de Júpiter

Independientemente de la espectacularidad de Baalbek y la sensación que nos invadía estando allí, quizá ésta fue la parte que más nos decepcionó; pues teniendo en cuenta que se pueden observar estructuras colosales casi al completo, es poco lo que queda en pie del Templo de Júpiter.

El Templo de Baco

El Templo de Baco se encuentra en la parte sur del Templo de Júpiter. Es, sin duda, la parte más espectacular de Baalbek y a ello contribuye el bello color de sus muros, así como su estructura casi por completo en pie. Yo no podría decir si el color rojizo de su interior era debido a la luz del sol. Probablemente sí. Pero atravesar aquella gran puerta para adentrarnos en esta bella y colosal estructura llegó a dejarnos absolutamente maravillados.

El Templo romano más bonito del mundo
La cela, cámara interior del Templo de Baco

Un poco más pequeño que el anterior, también está rodeado de columnas, en concreto 42 columnas corintias. Se cree que fueron erigidas sin tallar y posteriormente se redondearon, pulieron y decoraron en su ubicación.

El Templo más bello de todos los de Baalbek
Templo de Baco

La entrada al Templo, de once metros de altura y seis de ancho, fue seriamente dañada con los terremotos de 1759, pero llegó a restaurarse en el siglo XIX, aunque terminó por descuadrarse del resto de la estructura debido al peso.

Las medidas descomunales de los Templos de Baalbek
Entrada al Templo de Baco

El templo se eleva sobre un podio de cinco metros con tres estancias: el pronaos (vestíbulo), la cela (cámara interior del templo) y el ádyton (estancia interior de un templo al que sólo pueden acceder los sacerdotes).

Prostitución sacra en la Roma Imperial
Escalera de acceso al Templo de Baco

La cela o nave tiene adosadas semicolumnas corintias acanaladas entre las que se situaban nichos u hornacinas para esculturas.

Estructura interior del Templo de Baco en Baalbek
Semicolumnas y hornacinas para estatuas

El ádyton, está a su vez elevado sobre el resto de la cela y se accede a él por medio de una escalera de 13 escalones. En la parte derecha, hay una puerta que da acceso a la cripta, ubicada en la parte inferior, donde se cree que guardaban los objetos para el culto.

Rituales paganos en los Templos de Baalbek
Ádyton del Templo de Baco

La decoración del Templo de Baco fue destacada en la antigüedad clásica. Bajorrelieves y esculturas representaban ménades, bacantes y escenas de la vida de Baco. La entrada, estaba adornada con motivos de uvas, hojas de parra, flores de opio y trigo, algo que plasma simbólicamente tanto los elementos de la Tierra de Beqaa, como la entidad de los rituales que se llevaban a cabo en el interior del templo. Se aprecia también una rica decoración en el techo del peristilo.

Megaestructuras romanas
Ornamentación Templo de Baco

En el dintel de la puerta, hay un bajorrelieve de un águila que, según la mitología, representaba a Júpiter, que sostenía el bastón de un mensajero (Mercurio) entre dos cupidos (Venus), en alusión a la Tríada Heliopolitana.

Júpiter, Venus y Baco
Dintel de la entrada al Templo de Baco

Son muy curiosos los grafitis del interior del templo: uno pertenece al emperador Guillermo II y hay otro que pertenece al sultán Abdulhamid II, de cuando visitaron Baalbek para cerrar los acuerdos que posibilitaron los trabajos de los alemanes en la zona (y el expolio de antigüedades que hoy se exponen en el Museo Nacional de Berlín).

Garfitis del siglo XIX en los muros de Baalbek
Grafitis “Históricos” en el Templo de Baco

Lo que pasaba en el Templo de Baco “se quedaba en el Templo de Baco”. Las prácticas religiosas de estos templos contemplaban seguramente, como en otras culturas vecinas, la prostitución sacra, los sacrificios animales (y quizá también humanos) y las ofrendas rituales a las divinidades.

La Torre del Siglo XV

La Baalbek islámica
Ornamentación islámica medieval

Como adición medieval, junto a la entrada al Templo de Baco se encuentra una Torre del siglo XV a la que se accede por una puerta en forma de ábside adornada con muqarnas.

La huella islámica en los Templos de Baalbek
Museo en el Interior de la Torre del Siglo XV

La Torre alberga un museo que, aunque pequeño, posee algunas piezas interesantes como el Sarcófago Douris, descubierto en 1996, en el que se encontró el cuerpo completo de una mujer con todos los complementos de oro con los que fue enterrada; o lápidas mamelucas con inscripciones coránicas.

Inscripción coránica en una lápida mameluca
Inscripción coránica y Sarcófago de Douris

Ciudadela Medieval

Estructuras medievales de los Templos de Baalbek
Ciudadela Medieval de Baalbek

En la parte trasera del Templo de Baco, se hallan los restos de una ciudad islámica medieval.

Ruinas de Baalbek
Acceso a la Ciudad Islámica de Baalbek

En el siglo XII, el complejo de Templos de Baalbek, fue convertido en una fortificación islámica de resistencia frente a los Cruzados. Bajo el dominio del sultán Bahramshah, nieto de Saladino, el gran Templo de Júpiter fue convertido en una ciudadela a la que se le añadió un gran hall, una puerta y una mezquita. Con la invasión de los mongoles, en 1260, el Templo de Baco y la torre sur fueron transformadas en un palacio y se erigió un gran muro para rodear todo el complejo.

Las huellas del paso del islam por las ruinas de Baalbek
Mihrab en la Ciudadela islámica medieval

El Museo

Esculturas romanas de Baalbek
Museo de Baalbek

Rodeando el Complejo, hacia la salida y debajo del Gran patio existe unas galerías que albergan un museo con piezas de Baalbek y algunas de Anjar. No es nada del otro mundo, pero las ilustraciones permiten explicar algunos detalles de lo que se ha podido apreciar durante la visita.

Templo de Venus

Desde esta zona, se puede acceder al Templo de Venus que queda fuera del recinto amurallado.

Se trata de una estructura semicircular con una cúpula que posee columnas y frisos decorados con palomas y conchas. Los bizantinos lo consagraron a Santa Bárbara y se dedicó al culto cristiano.

Junto a él queda una pequeña estructura derruida que estuvo dedicada al Templo de las 9 Musas.

Templo Redondo de Baalbek
Templo de Venus. Las columnas de la derecha corresponden al Templo de las 9 Musas

Eusebio de Casarea, atestiguó la continuidad del culto pagano en este templo aun en los inicios de la época cristiana y habla de la naturaleza orgiástica y de la presencia de prostitución sacra.

Todos los datos útiles que necesitas saber sobre Baalbek

Conscientes de la densidad de esta entrada, publicamos a continuación un nuevo post que contiene todos los datos útiles que necesitas saber si visitas Baalbek: el precio de las entradas, los horarios, cómo llegar a las ruinas, dónde comer, qué otras visitas puedes realizar en la ciudad o los souvenirs que podrás comprar si visitas el lugar.

Si te ha gustado... ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest

24 Comentarios

  1. Olé, olé y olé… Macarena, esto es lo que estaba esperando,… que envidiaaaaaa!! Fantástica la entrada (bueno creo que a Norte le daría para todo un año de entradas). Todo, me gusta todo, especialmente el templo de Baco. Es espectacular ver toda esa acumulación de elementos en ese aparente desorden ¿no? Tine cierto aire con el Foro en Roma. No se si algún día podré ir, pero desde ya un trocito del corazón de Norte se ha quedado allí prendido.

    • Un día Norte irá a Baalbek y logrará captar ese color rojizo de las paredes del Templo de Baco y, creo, que sentirá algo que jamás haya sentido antes. Lo sé. Además, tienes que animarlo porque los vuelos son muy baratos y lo que hay que ver en Líbano es como para dedicarle toda una vida.
      Jamás he visto algo igual, Norte. Es inenarrable. Además, allí solos… Fue más que emocionante, de verdad. Pero es que, además, sólo se habla de los templos, pero en Baalbek hay unas cuantas cosas más. Ese lugar es una pasada.
      El problema, Norte, es que las fotos sólo son una aproximación a lo que en realidad es el complejo de Templos. Dices que parece un conjunto de elementos en aparente desorden, pero es por las fotografías. Una cámara no puede captar en una sola instantánea la majestuosidad de Baalbek; pero realmente la magia de Baalbek es que, ni habiéndola podido ver antes en imágenes, uno se imagina lo que allí pueden contemplar tus ojos. No no ¡Qué va, Norte! Hay piedras, claro; pero las estructuras son claramente distinguibles; las partes del complejo, fácilmente identificables; se ve lo que es original y lo que ha sido restaurado, lo que se fue añadiendo a través de la Historia, el tipo de piedras usadas, la funcionalidad de cada elemento. Es increíble.
      Es cierto que en Roma, las edificaciones del Imperio están bien conservadas y han sido estupendamente restauradas, pero ni se asemejan lo más mínimo al realismo arquitectónico de Baalbek, Norte.
      Tienes que ir, de verdad. Y además, plantearte ir pronto. Después de mi entrada, hordas de turistas se atisban en el horizonte jajajajajjaja
      Me alegro que te haya gustado, de verdad. Me acordé de ti estando allí.
      Un fuerte abrazo!!!!

  2. Creo que es de las pocas cosas que me suenan del Líbano, y aún así no me imaginaba que sus dimensiones fueran tales, y ni mucho menos, que ostente el título de ser el conjunto de templos romanos más grande construido. Me ha encantado. No me extraña que mucha gente viaje sólo para ver Baalbek. Un artículo muy completo, enhorabuena.

    • Gracias Alicia.
      Es de verdad un sitio espectacular y, a pesar de haberlo intentado, las fotos no le hacen justicia, pues se trata de fragmentos sueltos de un todo que, visto en su totalidad, es algo increíble y comparable con pocos lugares.
      Desde luego que repetiría sin pensarlo porque fue casi mágico estar allí en completa soledad. Disfruté como sólo en algunos lugares muy concretos he disfrutado.
      Un abrazo!!!

  3. No sé si fueron humanos o como bien dices extraterrestres, pero me da igual… el caso es que es un sitio espectacular y ya de por sí merece la pena viajar al país.
    Como fan de las ruinas romanas pues qué voy a decir jeje

    Abrazoooooosssss

    • Jo Alex, este sitio es una auténtica pasada que recomiendo a todo el que sea un loco de los viajes y “las piedras”. Además, estar allí, en tan amplia extensión de terreno y entre tantas construcciones de la antigüedad completamente solos es algo mágico que pocas veces se repite sea cual sea el viaje que hagas. Tenéis que ir en algún momento. Porque además, yo tengo que ver ese pedazo de video en las Ruinas de Baalbek.
      Un abrazote!!!

  4. Creo que voy a ser muy poco original, pero no se me ocurre otra cosa que decir excepto ¡qué maravilla de sitio y qué pasada de post! 🙂

    Debe de ser sobrecogedor encontrarse frente a esas construcciones cargadas de historia a historias, y más por el buen estado de conservación que presentan algunas de ellas y que permiten hacerse una idea muy aproximada de cómo eran en su época de esplendor. A mí es una de las cosas que más me decepciona cuando visito ruinas, y es que si no miras los esquemas y reconstrucciones sobre el papel, realmente ves muy poco. Aquí no pasa eso, desde luego. El hecho de que sean templos y, por tanto, relacionados con las diferentes religiones y sus ritos, añade más misterio al sitio. Por cierto, yo no soy muy de extraterrestres, pero cuando no hay una explicación clara para las cosas, hay que estar abiertos a todo.

    Estoy feliz de haber venido hoy a tu casa, Macarena. ¡He disfrutado un montón! 🙂

    Besitos y enhorabuena por esta publicación genial.

    • Gracias Julia, de verdad, sobre todo por contarme que has disfrutado.
      Lo de los Templos de Baalbek es una auténtica pasada por todo: es el entorno, es el buen estado de conservación de las ruinas, las dimensiones que poseen, las estructuras casi al completo, las historias que encierran,… Hay muchas ruinas, muchas, en muchos otros lugares del mundo. Sabes que hemos visitado bastantes de diferentes civilizaciones en muchos países, incluyendo las de Angkor, las de Europa, las de Tailandia,… Pero si tuviera que quedarme con dos, elegiría las de Baalbek y las de Bagan.
      En realidad, yo soy una loca de las piedras. Me encantan las ruinas. En ese sentido, me da igual si hay mapa o no, que yo ya pongo la imaginación para construirlas jjjjj Pero ¡Aquí está todo hecho!
      Muchas gracias, Julia.
      Un besito grande

  5. Madre mía que pasada!!! Nos has sumergido de lleno en en la época romana y sus historias. Encontrase ahí es como retroceder siglos e imaginar la vida que hacían. Un lugar para disfrutarlo. La entrada es una maravilla de información y fotos.
    También me has recordado a Mérida Macarena, no es lo mismo, pero allí vivimos 8 años y paseamos por mucho por ella.
    Gracias por compartir.
    Buen domingo.
    Un abrazo.

    • Merida… ¡Qué sitio más encantador! Desde luego, en Extremadura, no os falta un detalle!!!!
      Baalbek es tal y como has dicho: es realizar un viaje en el tiempo. Las ruinas son tan grandes y se pueden observar tan perfectamente las estructuras, que la Historia se vive nítidamente. Además, como en el resto de lugares de Líbano, ha pasado por allí todo hijo de madre dejando su impronta. Y el tema de las Historias sobrenaturales mola muchísimo, aunque la verdad es que yo soy muy escéptica al respecto.
      ¿Lo mejor? Que estábamos solos, con lo cual, la visita parece que impresiona aún más.
      Muchas gracias, Laura por tu comentario.
      Un besito

  6. ¡Descomunal entrada, Macarena! Leyéndola he pensado que este complejo bien merecería una serie de artículos dedica a él en exclusiva. También me ha venido a la cabeza lo mucho que estoy aprendiendo con vosotros. Si antes me preguntaran por el Líbano solo hubiera podido mencionar cuatro tópicos sin duda erróneos.
    Desde luego me estáis dejando con los ojos como platos. Esa tierra es historia viva de la Humanidad. Y si, encima estuvieran los extraterrestres rondando ya sería la leche, je, je,je… ¡Ah! La historia de la Torre de Babel es una de mis leyendas favoritas. Un fuerte abrazo!!

    • Baalbek, David, es un lugar único e irrepetible en la Historia.

      Llevas razón cuando dices que hubiera merecido la pena dedicarle unas cuantas entradas sólo a Baalbek, pero, y a pesar de que creo que ésta ha salido bastante larga, luego la gente es perezosa para leer una segunda y una tercera partes. Así que por eso sólo hemos dedicado ésta a las Historia, Leyendas y Estructura de las Ruinas; y otra a los datos útiles y el resto de lugares de Baalbek.

      Lo de los extraterrestres es para nota, David. No es que crea en ellos, ni que deje de creer; pero si te das cuenta, en todos los lugares en los que hay una obra megalomaníaca de la antigüedad, hay infinidades de teorías extraterrestres. Lo que no creo, seguro, es que vengan a la Tierra a poner las piedras de Baalbek para que luego los romanos construyan un templo jjjjjj.

      Y bueno, la Torre de Babel… esa parte me gusta más. Ya sabes lo que me gustan las leyendas. Pero Caín, Noé, Salomón, Babel,… mucha tela para un sitio tan pequeño ¿No?

      Un fuerte abrazo!!!!

  7. Pedazo de entrada, Macarena! y es que el lugar es maravilloso.. desconocía de su existencia y me parece una auténtica pasada.. La historia es increíble y todo lo que podemos ver. Imaginarse como tuvo que ser tiene que ser algo alucinante y es que ese boceto que nos has puesto y que nos enseña como era… ¡¡madre mía!! Por cierto, la teoría esa del científico jajaja oju, si es que tenemos que tener teorías para todo. Me ha encantado. Besos.

    • Lo de los extraterrestres es extravagante sí. Pero ya se sabe que cuando no se puede explicar algo… En definitiva no deja de ser algo parecido a lo que hacían nuestros antepasados con la mitología jjjjjjj.
      Y ya un poco más en serio: si Líbano sorprende, Baalbek es uno de los mejores lugares que hemos visitado alrededor del mundo. Las ruínas están casi al completo y permiten hacerse una idea nítida de cómo fue el complejo en la antigüedad. Además, visitarlas sin gente es mágico, de verdad. Junto con los Templos de Bagan y Angkor son mis tres lugares favoritos del mundo… por el momento.
      Gracias, Verónica. Un beso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.