Sidón, la ciudad bíblica también conocida como Saída

20
1331
Castillo del Mar

Ubicada a 48 kilómetros de Beirut es la capital del Sur de Líbano y la tercera ciudad más poblada del país. Conocida como Saída, en árabe (صيدا), fue una de las principales ciudades de Fenicia  y uno de los puertos marítimos más importantes de la costa mediterránea. La ciudad se alzaba sobre un promontorio sobre el Mediterráneo con dos bahías: al Norte y al Sur –casi la misma disposición que la ciudad contemporánea de Biblos-.

Ciudades del Sur de Líbano
Bahía de Sidón

Como el resto de ciudades fenicias, vivía principalmente del comercio, la navegación, la pesca y la industria de la púrpura, que extraían de un molusco del género murex que se ha encontrado también en las Islas Púrpuras, frente a las costas de Essaouira, en Marruecos, con fósiles reconocibles, algunos de ellos expuestos en las vitrinas del Museo Nacional de Beirut. La fabricación de vidrio, sin embargo, fue la empresa más importante de Sidón en la antigüedad y se llevó a cabo a una escala tan amplia que a menudo se ha atribuído a esta zona la invención del vidrio.

El Pasado de Sidón

Dicen que Sidón posee un pasado misterioso por la ausencia de excavaciones y por el expolio que sufrió en el siglo XIX, que ha privado a Líbano de conocer y conservar gran parte de su Historia que, en forma de objetos, el paso de los años había conservado a buen recaudo enterrado bajo sus cimientos.

Qué ver en Sidón
Gran Mezquita de Sidón

Mencionada en las Cartas de Amarna, que datan de 1.350 a.C., los historiadores le atribuyen 6.000 años de Historia. Estuvo dominada por Persia, Grecia y Roma, y pasó por la dominación árabe antes de los Cruzados y luego por la de los mamelucos.

Citada en la literatura clásica, se encuentran referencias a Sidón en los Poemas de Homero y Virgilio, en la Eneida habla de Dido, reina de Cartago, que nació en Sidón.

Principales atracciones turísticas de Sidón
Mezquita Kittikhda

La importancia de Sidón en la historia bíblica es incalculable y es mencionada en muchos de sus pasajes que la reconocen como la más antigua de las ciudades costeras cananeas. No obstante, en el Antiguo Testamento es tenida por una ciudad perversa e idólatra que merece recibir un castigo divino.

Adoradores de Baal, constituían una continua tentación para el pueblo hebreo en sus relaciones comerciales y, además, se le reprochaba por haber profanado los vasos sagrados de Jerusalén que había llevado a sus templos y por haber vendido como esclavos a los hijos de Judá.

Debido a la importancia de Sidón, muchas veces la Biblia hace mención a los sidonios para referirse a los fenicios (al igual que se llamaba cananeos a los habitantes de Biblos).

El zoco más bonito de Líbano
Calles en el Zoco de Sidón

Mateo, Marcos y Lucas mencionan a Sidón como lugar de paso de Jesús y también como parte del camino que recorrió San Pablo para llegar a Roma (Hechos 27: 1-3). Pero fue también aquí donde Jesús expulsó al diablo de la hija de la mujer cananea (Marcos 7: 24-30).

Cerca de Sidón, en el pueblo de Maghdouche, se ubica el Santuario de “Nuestra Señora de Mantara” o “Nuestra Señora de la Espera”.

La tradición cuenta que la Virgen María siempre acompañó a Jesús. También lo hizo cuando viajó a Tiro y a Sidón. Pero como a las mujeres judías no se les permitía entrar en ciudades paganas y éstas lo eran, esperó a su hijo en la cueva de Maghdouché. Este lugar, habitado en su mayoría por cristianos greco-melquitas es lugar de peregrinación desde el descubrimiento de la cueva en 1721.

Oficios artesanales Líbano
Zapatero en los Zocos de Sidón

Independientemente de su Historia y sus leyendas, Sidón es un lugar que impresiona y de visita obligada en Líbano. Si yo tuviera que escoger una, de entre todas las ciudades que visité, sin duda elegiría Sidón por el trazado urbano de su parte antigua, por sus gentes, por los callejones de su zoco, su mar, el color de sus muros de piedra, sus tiendas escondidas bajo arcos de piedra,… Desde luego que volvería a Sidón sin pensarlo.

Qué ver en Sidón 

Ciudad Antigua de Sidón

El Castillo del Mar

Castillos Cruzados de Líbano
Castillo Cruzado del Mar, Sidón

Se trata de una fortaleza del siglo XIII construida por los Cruzados sobre una pequeña isla conectada al continente a través de un puente.

Poco queda ya de aquella fortaleza que, en la actualidad, consiste en dos torres conectadas por un muro. La torre Oeste se conserva casi íntegra y en ella hay una pequeña mezquita otomana contigua a los restos de la iglesia del castillo. La Torre Este perdió su parte superior. Y  en el sótano, existen dos aljibes.

Castillos de Líbano
Torre del Castillo del Mar

Quedan algunos grabados, pero poco quedan de los adornos y las estructuras arquitectónicas que alguna vez adornaron sus murallas.

La entrada al Castillo del Mar cuesta 2.500 L.L. (1,5€) para adultos y 1.000 (0´60€) para estudiantes y niños; aunque como no es mucho más de lo que se ve desde fuera, no entramos al interior.

Construcciones de los Cruzados en Tierra Santa
Torre Este del Castillo del Mar

Saída Rest House

Junto al Castillo del mar, existe un establecimiento turístico gubernamental  donde, dicen, a precios populares se puede degustar un buen menú libanés. El problema es que nosotros empezábamos las excursiones a las 8 de la mañana en Beirut y, a las 9.00 a.m. pues la verdad es que a nadie le apetece sentarse a comer.

Khan El Franj

Caravasares de Oriente Medio
Khan El- Franj, antigua hospedería de Sidón

Los Khanes, de la palabra persa “posada” (خان), o alojamientos fueron en las orillas del Mediterráneo Oriental lo que los caravasares en los desiertos: un resguardo para caravanas y comerciantes. Una hospedería  o casa de hospedaje, en definitiva.

Qué es un Khan
Acceso a Khan El-Franj

Los khanes fueron diseñados para albergar y dar reposo y alimento a los viajeros y custodiar sus mercancías. Fueron, al igual que los caravasares, piezas clave en el desarrollo de las rutas comerciales de Asia y permitieron el intercambio de y entre personas, bienes y culturas.

Caravasar Líbano
Almacén en el piso inferior

Esta hospedería, como todas las de su estilo, es rectangular con un gran patio en la parte central y un único acceso lo suficientemente amplio para que cupieran animales y mercaderías. El patio abierto y con una fuente central, se halla rodeado por una galería cubierta que da acceso a almacenes, establos y cámaras para los sirvientes y la mercancía. El piso superior, bordeando todo el edificio, albergaba las habitaciones para los huéspedes, marineros y mercaderes.

Sidón turismo
Khan El-Franj

La entrada a la hospedería es gratuita. En su interior se encuentra, además, la Oficina de Turismo de Sidón y hay baño gratuito.

Oficina de Turismo Sidón
Galería rodeando el patio

Souks de Sidón

Tiendas típicas de Sidón
Souks de Sidón

Desde la zona portuaria se puede acceder a los zocos medievales de Sidón que conforman un conjunto realmente bello gracias a su arquitectura en piedra, el trazado de sus callejuelas y la amabilidad de sus gentes. En su interior hay antiguas mezquitas, madrasas, hammams y tiendecitas construídas como en túneles de piedra bajo techos abovedados.

Souks Saída
Típicas tiendas de techos abovedados

Lo mejor es que eres acogido “como uno más” entre sus calles, en las que es difícil ver turista alguno.

Las mejores imágenes del zoco de Sidón
Minarete en Sidón

En nuestro paseo, desayunamos unos enrollados de kefta en una de sus plazas y degustamos los típicos dulces de Sidón, muy parecidos a la chebakía que venden en Marruecos y que nosotros compramos, cuando llega Ramadán, en las calles de nuestra ciudad, Melilla.

Zoco medieval de Saída
En las calles de la Ciudad Vieja de Sidón

Mezquita de Al-Omari

Principal mezquita de Sidón
Gran Mezquita de Sidón

Originariamente una iglesia, llamada de San Juan de los Hospitalarios, fue transformada en mezquita por los mamelucos tras la expulsión de los cruzados de Tierra Santa.

Lugares de interés en Sidón
Las vidrieras y los contrafuertes demuestran el pasado cristiano de la Gran Mezquita de Sidón

Mir Fakhredine Palace

Restos arqueológicos Sidón
Fakhreddine Palace

Finalizados los zocos, y antes de llegar a Castillo de San Luis, se pueden visitar los restos de un Palacio que da cuenta del estado de conservación de muchos de los edificios históricos y patrimoniales de Líbano.

Sidón Turismo
Fakhreddine Palace

Castillo de Tierra o Castillo de San Luis

En la parte alta de los zocos de Sidón se encuentra el Castillo de San Luis, construido por los cruzados en el siglo XIII sobre los restos de lo que, se cree, fue la antigua necrópolis de la ciudad.  El rey francés Luis IX, conocido como Ludovico y San Luis –por pertenecer a la orden seglar de los franciscanos y por su lucha en las séptima y octava cruzadas- , pasó gran parte de su reinado en Oriente Próximo y, atribuyéndosele el haber estado en Sidón, se cree que fue el artífice de este castillo que, por ello, lleva su nombre.

Castillos de Sidón
Castillo de San Luis

En realidad, no hay mucho que ver del castillo, ubicado sobre una colina y rodeado de andamios y unas cuantas montañitas de desperdicios que allí se han ido acumulando.

Murex Hill

En la introducción de esta entrada hemos hablado de la importancia de la industria de la púrpura para Sidón, sobre todo en la época romana, en la que era símbolo de status social.

Las instalaciones en las que se realizaban los procesos para la extracción del tinte, se ubicaba cerca del lugar de obtención de los gasterópodos, o bien fuera de las ciudades para que el olor de los animales muertos no afectara a los ciudadanos.

Historia de la púrpura en Tiro y Sidón
Fósiles de murex en el Museo Nacional de Beirut

El color púrpura se atribuía a los dioses, la realeza y a los altos cargos políticos y religiosos. El control del tinte púrpura, sobre todo de Tiro y Sidón, llegó a convertirse en una obsesión para los hombres poderosos de Roma al punto de que  la estirpe imperial controlaba su producción y no permitía que nadie, fuera de la familia imperial, empleara en su indumentaria determinados tipos de tintes tirios y sidonios.

Los tejidos púrpuras llegaron a estar cotizados por encima del precio del oro, tanto por la cantidad de moluscos requeridos para obtener el tinte, como por el coste añadido del transporte.

Al sur del Castillo de San Luis, se halla lo que fue la colina formada por la acumulación de los desechos de las fábricas de tintes púrpuras. Pero es ya más una historia pasada que un lugar para visitar pues la zona se ha utilizado para edificar y en ella también se ubica el cementerio de la comunidad chiíta de Sidón.

Otras visitas

En la zona de los zocos, puede visitarse también el Museo de Jabón, de entrada gratuita y, en las afueras, camino a Beirut, los restos del Templo de Eshmún, en un lugar llamado El Jardín del Cheik.

Informaciones adicionales sobre Sidón

Como llegamos temprano, no comimos en Sidón, sino que continuamos camino hacia Tiro; pero comer pescado en los chiringuitos que hay frente al Castillo del Mar fue una opción que barajamos.

En la visita a Sidón, con mucha tranquilidad, se emplean dos horas aproximadamente.

Cómo llegar y salir de Sidón

Cogimos primero un Uber desde Hamra a la Estación de Cola que nos costó 5,24$

Cómo llegar y Salir de Sidón
Intersección de Cola

En la Intersección de Cola, tomamos un autobús que nos costó 2.500 (1,5€) por persona y que tarda aproximadamente una hora en recorrer los 50 km que separan Beirut de Sidón.

El autobús te deja en la rotonda Nejme, en Sidón, muy cerca del castillo del Mar, Khan el Franj y los Zocos.

Cómo llegar a Sidón en Transporte Público
Nemje Square

Para salir de Sidón, se puede coger el autobús de vuelta en el mismo sitio o, más abajo, en dirección al mar, en la Estación de Autobús Saida – Sour (Tiro, Tyr) se puede coger una furgoneta, tanto en dirección al Sur, como a Beirut.

Cómo salir de Sidón
Estación de furgonetas en Sidón

De Sidón a Tiro, se tarda una hora aproximadamente y el trayecto cuesta 2.000 L.L. (1€). Por su parte, de Sidón a Beirut se tarda también una hora y el trayecto también cuesta 2.000 L.L. por persona.

Si te ha gustado... ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest

20 Comentarios

  1. Yo quiero ir a Sidoooooooooooon!!!!!, me encantó Macarena, ¡qué ciudad mas bonita! me encantó el castillo del mar (las ruínas y el nombre), también Khan El-Franj, me encantó todo. La verdad nunca pensé que Sidón fuese tan bonita. Ademásel color púrpura me trae muy buenos recuerdos,… mi primera entrada en el Baile de Norte se titulo “La mortaja púrpura” ( https://www.elbailedenorte.com/2014/03/ ) y sigue siendo una de mis entradas favoritas. Me ha encantado Macarena!

    • Jajajajajajaja ¡Ay Norte!
      Viste la semana pasada que Biblos era bonita y que conté cómo llegó a emocionarme, pero yo quedé prendada de Sidón. No sé, supongo que ese zoco medieval logró transportarme en el tiempo. Aunque, lo cierto es que en Líbano, vayas donde vayas, es un alucine. Tienes que ir Norte, además, como estamos contando, es una escapada. Ajustándose bien no se necesita más de una semana o diez días para verlo todo. Harías unas fotografías y unas entradas…
      Y hora…. voy a leerme la entrada que es nueva para mí.
      Un fuerte abrazo!!!

  2. Muy buena entrada Macarena. La imagen del Castillo del Mar me parece cuanto menos romántica, esos restos de lo que un día fue, abandonados en cerca dela agua..me encanta. Por otro lado, ver tanto cable me satura, lo sé, es así. Hemos visitados lugares con miles de cables enredados los unos con los otros y te juro que me daban ganas de coger una super escalera y cortar todo jajajaja. Hay gente que ve encanto en ello…para gustos, colores. Por lo demás, una ciudad digna de admirar.
    Un abrazo

    • Jajajajajaajaja A mí, Alicia, me producen fascinación ¿Cómo terminan por formarse esas marañas? Así están los pobres, con cortes de luz contínuos. Yo lo que creo que ocurre es que cuando hay algún daño en el tendido eléctrico que afecta a alguna zona concreta, no se molestan en buscar el cable, simplemente tiran uno nuevo y asunto arreglado.
      Y respecto a Sidón… es encantadora.
      Un besito

  3. Macarena, fantástica entrada muy completa e interesante. Sus calles tan llenas de historias, con un glorioso pasado, todas los monumentos son una pasada y parece que hay para todos los gustos. Gracias por llevarnos de la mano y así resulta más fácil acercarse a estas ciudades que, desde la distancia de quien no ha tenido ocasión de visitarlas, parecen estar en un mundo frágil y que sin embargo poseen una riqueza histórica evidente.
    Besos.

    • Líbano es un país fascinante, Cristina, con una larga tradición histórica y lleno de lugares arqueológicos muy bien cuidados a pesar de la Guerra. Pero de todas las ciudades que visitamos, yo me enamoré de Sidón. Me encantaron sus zocos, la gente, la arquitectura en piedra y la Historia. Aunque también hubo ruinas, que mostraré más adelante, que jamás podré olvidar por imponentes, bellas y bien conservadas.
      Un besazo. Muchas gracias por tu comentario.

  4. Muy bonito Macarena.
    Me ha sorprendido esa arquitectura que no me parecía propia de países árabes pero ha quedado aclarado porque proviene de la época de los cruzados.Gracias por este paseo y por la interesante información.
    Besos

    • Gracias a ti Conxita.
      Como estás viendo, parece que Líbano lo tiene todo: historia, tradiciones, gastronomía, civilizaciones, religiones y lugares, mucho lugares, muy diferentes unos de otros. Creo que todo esto la hace tan único y bello. Nosotros nos llevamos una gratísima sorpresa y, de poder, volveríamos sin dudarlo.
      Un besazo

  5. No me extraña que digas que volverías a Sidón, Macarena, ¡parece un luegar realmente precioso! Me ha sorprendido que digas que solo se tarda dos horas en visitarla. La verdad es que con tantísimas cosas que ver, yo pensé que se tardaría mucho más 🙂

    Creo que aparte de su historia y lo emblemático del lugar, lo que más me llama la atención es que conviven, parece que en armonía, construcciones de muchos estilos y épocas diferentes. La hospedería me ha encantado por lo práctica y bien pensada que estaba, y el Castillo del mar por su enclave y el estilo de construcción. Ainssss yo también quiero ir a Sidón :))

    Mil gracias por este post con el que tanto he disfrutado y por las fotos, como siempre geniales.

    ¡Un beso!

    • Sí, Julia, es una cosa que a mí también me impresionaba. Tras las visitas de cada lugar calculaba el tiempo que habíamos estado (para reflejarlo aquí) y no eran más de un par de horas o tres y eso que allí el tiempo era lento. Luego me di cuenta que es lógico, pues los sitios tienen muchísimas cosas, pero son pequeñitos.
      En lo que respecta a los restos arquitectónicos de diferentes épocas, date cuenta que por Líbano ha pasado todo hijo de vecino. Es su riqueza. Así que se puede ver reflejada casi toda la historia del Mediterráneo. Es impresionante.
      Muchas gracias a ti, Julia, por estar siempre. Un besote

  6. Que preciosidad Macarena. Me gustaría pasear por esas calles hacer yo estas fotos y embelesarme mirando. Las de Khan El Franj y el castillo del mar me encantan. Rica en historia es.
    Buena semana.
    Besos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.