El Edificio Sultán Abdul Samad

18
133
La indudable belleza de un edificio histórico

Hasta la construcción de las Torres Petronas, el Edificio Sultán Abdul Samad, de 1897, era el lugar simbólico de Kuala Lumpur. El que acaparaba todas las miradas. El más fotografiado. Y aunque hoy día, son las Petronas las reinas de Instagram, Sultán Abdul Samad sigue siendo el hito del centro de la ciudad y uno de los edificios patrimoniales más preciados de la capital.

Principal edificio colonial de Kuala Lumpur

Ubicado justo enfrente de la Plaza Merdeka y el Royal Selangor Club, el edificio recibió su nombre del sultán reinante cuando comenzaron las obras de construcción de la estructura.

Edificio Sultán Abdul Samad desde la Plaza Merdeka

El edificio alberga las oficinas del Ministerio de Información, Comunicaciones y Cultura de Malasia (antiguamente albergaba los tribunales superiores del país: el Tribunal Federal de Malasia, el Tribunal de Apelaciones y el Tribunal Superior de Malasia) así que no se puede acceder a su interior, pero basta contemplarlo exteriormente para admirar su belleza y hacerse a la idea del papel que jugó cuando se erigió en la Malasia colonizada.

La Historia de un nuevo estilo arquitectónico

Fue  encargado por la administración británica para centralizar las oficinas administrativas y construido sobre un diseño preliminar de  A.C. Norman, cuya visión original fue considerada demasiado “Renacimiento Clásico”. Por lo que fue rediseñado por el joven arquitecto RAJ Bidwell y AB Hubback reincoporando más características árabes y creando el edificio Neomogol tal y como hoy lo conocemos.

Elementos típicos árabes incorporados al paisajismo

Los ladrillos rojos, los arcos blancos y las bandas popularizaron el estilo de “sangre y vendas y el uso de varios tipos de arcos ayudaron a ventilar el gran edificio en un clima tropical tan húmedo. Tres torres se alinean en su pared recta exterior: dos torres de escaleras circulares en cada extremo y una del reloj en medio.

Uno de los principales edificios patrimoniales de Kuala Lumpur

El edificio Sultán Abdul Samad posee cúpulas cobre brillante y una torre de reloj que mide 40 metros y que repicó por vez primera en el Desfile del Jubileo de la Reina Victoria, en 1897.

Torre del Reloj

Para su construcción se crearon cuatro millones de ladrillos, 50 toneladas de acero y hierro y suficiente madera para elevar un edificio que hubo de ser reforzado en algunas zonas, dado que se había construido sobre terrenos de cultivo en la orilla del río.

Bella perspectiva de la parte trasera de la Torre del Reloj del Edificio Sultán Abdul Samad

En su inauguración, fue el primero de la ciudad en ser iluminado por electricidad y luces exteriores de gas.

Sultán Abdul Samad iluminado durante el Día de la Independencia

Este lugar sigue sirviendo como telón de fondo en la mayor parte de los eventos malasios que se festejan en Kuala Lumpur como el Desfile del Día Nacional, el 31 de agosto, o el Año Nuevo. Allí también tuvo lugar la Declaración de Independencia de Malasia en 1957 y la estandarización del tiempo entre Malasia peninsular, Singapur, Sabah y Sarawak, en 1982.

El edificio Sultán Abdul Samad presidiendo la Plaza Merdeka

Remodelaciones posteriores

El Edificio Sultán Abdul Samad ha resistido a lo largo de la Historia a varias catástrofes.

Bangunan Sultan Abdul Samad en los años 1930

En 1971, Kuala Lumpur sufrió una gran inundación tras unas fuertes lluvias y parte de la construcción fue dañada. En 1978, se realizó una ambiciosa renovación, que tardó seis años en completarse. También hubo un incendio que dañó parte del edificio. En ese incendio desapareció una gran placa de bronce que conmemoraba a los abogados y funcionarios judiciales caídos que sirvieron como soldados voluntarios en la Segunda Guerra Mundial. La placa fue robada o destruida en el incendio, pero nunca se sustituyó, pese al dolor de los familiares de los fallecidos. En la actualidad hay una iniciativa con el apoyo del Grupo de Voluntarios de Malasia para intentar que se coloque una nueva placa conmemorativa de bronce.

Gran Cúpula de Cobre

En 2012, el edificio fue renovado y las cúpulas de cobre recibieron una nueva capa de pintura metálica y se instalaron nuevas luces que cambian de color para iluminar el edificio por la noche.

Detalle de las torres de las esquinas

Detrás del edificio está la confluencia de los ríos Klang y Gombak, de donde Kuala Lumpur recibió su nombre (Kuala significa estuario y Lumpur significa fangoso) y en mitad de la confluencia está la Masjid Jamek con un diseño similar y del mismo arquitecto.

Dirección

Jalan Tunku Abdul Rahman, Kuala Lumpur, Malasia 

Cómo llegar

Lo mejor es bajar o en la Estación de LRT de Masjid Jamek o de Pasar Seni y acceder andando. 

Atracciones cercanas

El edificio Abdul Samad se puede visitar conjuntamente con la Plaza Merdeka y el Club Royal Selangor, así como la Mezquita Masjid Jamek, la Catedral de St Mary, Central Market y Petaling Street, entre otros.

Si te ha gustado... ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest

18 Comentarios

  1. Hola Macarena! Qué alegría volver a leernos!! La verdad que las Torres Petronas son fascinantes, no tengo el honor de conocerlas, pero no me extraña su gran fama, también gracias a Instagram, como comentas y es que Instagram tiene un gran poder cuando quiere jeje. El edificio me parece maravilloso y precioso, me encanta su arquitectura. Yo no sabía de su existencia y me ha encantado conocerlo. Un beso.

    • ¡Hola Familia!

      Sabes que soy una enamorada de Kuala Lumpur, así que que aprecies junto a mí la belleza que me fascina, me encanta. Espero que un día vayas y compartamos impresiones sobre la ciudad y todos sus rincones.

      Voy enseguida a ver vuestro relato sobre el primer día en Rusia. Estoy también deseando seguir viajando con vosotros.

      Un besote

  2. ¡Bienvenida de nuevo a casa! querida amiga Macarena, a estas alturas ya te imagino en plena odisea organizando tu agenda profesional y personal. No te estreses y cuida de tu salud, que luego esos excesos pasan factura.
    Antes que nada quiero agradecerte tus elocuentes y cálidas apreciaciones respecto al texto poético de mi anterior entrada.

    Centrándome en tu fantástica entrada sobre este hermosísimo edificio de diseño oriental situado en Kuala Lumpur, llamado Sultán Abdul Samad, pues me he quedado alucinada por tanta belleza, sus arcos de herradura concuerdan con los de la Alhambra.
    También los elementos que lo adornan de clara procedencia árabe, son magníficos.
    De momento solo he visto en fotografías a las famosas Torres Petronas, pero prefiero esta maravilla que hoy nos ofreces.

    Un abrazo enorme.

    • Querida Estrella,
      Gracias a ti por hacerme disfrutar siempre con tus relatos. De verdad que suponen siempre un momento de relax y paz en mi ajetreada vida.
      Lo cierto es que adoro las Petronas, no te voy a decir que no, pero es por ese simbolismo que encierran de erigirse en representantes de Kuala Lumpur, que es una ciudad de la que estoy enamorada. Pero los edificios coloniales de la ciudad son incomparables a ningún otro en el mundo. Alguna similitudes, como mencionas, quizás, pero iguales iguales, no. En Especial éste: Sultán Abdul Samad que, junto con la antigua Estación de Ferrocarril, son mis preferidos.
      Me alegra que te guste. Sobre todo cuando yo los llevo tan adentro en mi corazón.
      Un besito

  3. Me encantó este edificio, creo que tiene una arquitectura única y muy especial. Como siempre he aprendido cosas nuevas con este post tan bien documentado, no sabía que fue el primer edificio iluminado de Kuala Lumpur.
    Cambiando de tema, ¿que tal el regreso a casa? espero que bien. Estoy deseando leer tus entradas sobre el viaje de este año, aunque bueno, algo he ido viendo en vuestros vídeos de facebook 🙂
    Un super abrazo,
    Alicia

    • ¡Hola Alicia!

      Ya sabes de mi amor por esta ciudad, a la que hemos vuelto de nuevo, aunque no nos pillaba de paso. Así que ¿Qué voy a decir yo?

      ¿La vuelta? Puessss no voy a decirte que un horror porque ha sido volver y retomar el ritmo de un día a otro como si no me hubiera ido, así que casi no me ha dado tiempo a pensar en ello. Aunque por momentos sigo flotando en el agua calentita de las pozas de Filipinas jajajajaja

      El viaje ha ido bien, bueno, ya has visto el humor que tengo siempre; con sus más y sus menos, pero bien. Aunque ya escribiré sobre la realidad de Filipinas, que es muy diferente a lo que muestra Instagram (creo que busco que algún día me cuelguen en una plaza pública). Pero es que, a decir verdad, las cosas no son tan fantásticas como algunos nos hacen creer, aunque ya hemos hablado sobre este tema en ocasiones anteriores.

      Me queda un “tironcillo” hasta llegar a Filipinas, ya ves que sigo aún en Malasia (que es de 2018) y he de pasar por Brunei y Bulgaria aún. Pero “ya que estoy” subo ya todo lo relativo a KUL de este año.

      Y, en fin, Singapur, mejor de lo que esperaba.

      Un besazo

  4. ¡Hola, Macarena! Bueno, lo primero es celebrar tu vuelta a la blogosfera y esperar que hayas disfrutado de lo lindo de este mes de agosto. No te pregunto más porque seguro que nos lo vas a contar pronto.
    Un edificio con historia y cicatrices. Incendios, inundaciones… Todo ello aporta historia a una edificación de por sí bellísima.
    Un fuerte abrazo!!

    • ¡Hola David!

      Mil gracias por tus palabras, pero he aterrizado de cabeza y casi que aún no he terminado de organizarme, porque fue llegar e incorporarme a la rutina. Aún así, ya vamos entrando en vereda.

      El Edificio Sultán Abdul Samad es una de esas maravillas que hay por el mundo bien conservado para gloria de los que somos “locos de la Historia, el Arte y la Arquitectura”.

      Que sepas que estoy contenta con este reencuentro.

      Un abrazo

    • Jajajajajaja ¡Holaaaaaaa!

      Decía en otro comentario que “Las Petronas” me encantan también porque encierran ese significado de “erigirse en representantes” de Kuala Lumpur. Pero soy una enamorada de esta ciudad, a la que vuelvo una y otra vez. Así que, compartiendo tu opinión sobre la belleza de este edificio, yo creo que de Kuala Lumpur me gustan hasta sus ratas jjjjjjjjjjj

      Un fuerte abrazo

  5. Holaaaaaaaa!!
    Ya de vuelta? Con ganas de que nos cuentes aventurillas por las Filipinas!! Además, te tengo que hacer muchas preguntas porque… es que se me antoja todo jeje Tengo hechas rutas de países en los que nunca he estado y los conozco mejor que muchas provincias de España 🙂 de tanto buscar información sobre ellos. Y la verdad, no somos de playa, pero hay cosas en la isla de Luzón que nos gustaría visitar (iglesias españolas, arrozales, Vigan, tribus del norte, volcanes). Y las playas deben ser una pasada, claro, pero creo que hay mucho por ver, no? Ya me dirás…

    En cuanto al edificio Sultán Abdul Samad, a mí me encantó. Antes de ir, se me había metido en la cabeza que era una estación de tren. Yo soy clásico en todo, y más en la arquitectura, y esta joya es una maravilla, para estar un rato sentado observándola desde un banco del parque de enfrente como hicimos nosotros. Pero he de admitir que la Petronas son espectaculares y de noche, más. Nos quedamos embobados mirándolas a todas horas (de día y de noche, cuando desprenden una magia especial). Creo que es de esos edificios que ganan en vivo y en directo.

    Un fuerte abrazo!!!
    No tardes en publicar Filipinas!! 🙂

    • Jajajajaja ¡Ay Lízar! ¡Eres un caso! Pero te entiendo porque yo también me pongo nerviosa leyendo tus entradas ¡Quiero ir a todo!

      Me queda “un rato” para Filipinas ¡Si no he terminado el 2018! Pero, así para adelantar: Filipinas es más leyenda que realidad jajajajajaja. Creo que tanta foto bonita le viene un poco grande porque aunque es cierto que hay rincones chulos, la mayor parte de ellos son un encuadre bien hecho en una imagen. ¿Lo bueno? Que fuera de playas no hay nadie, pero es un país un poco… “¿destartalado?” Fíjate que para que yo diga algo así de un país de Asia, ya es raro, porque ya conoces algunos de ellos y todos tienen su “particular desorden”, pero Filipinas es de los más “desordenados” de todos.

      La comida bien, el alojamiento “regu”, el transporte bastante lento y los precios, sin ser de los más baratos de Asia, bien. Pero claro, yo esperaba encontrar las playas espectaculares que había visto y, aunque ya te he dicho que hay sitios chulos, las principales islas de Filipinas “casi no tienen playas”. Así que para acceder a los lugares espectaculares de las fotos, lo que hay es que coger un barco y hacer lo que llaman “island hopping”.

      Y sí, cuando nosotros preparamos el viaje, queríamos ir a todos sitios, pero… es que moverse no es tan fácil, no creas, y el tiempo se va en los desplazamientos como ni imaginas. Así que hay que ir concretando. Por otra parte, y respecto a “las piedras” pues ocurre que igual llegas y no puedes acceder, o sólo hay una plaza donde esperabas encontrar un monumento,… Bueno, ya lo verás. Aunque yo pensaría antes en otros lugares de Asia que aún no hayas visto antes de barajar Filipinas.

      ¡Ah! Se me olvidaba, nos cogió un “de tifón a tormenta tropical” nada más llegar ¡El agua hasta las rodillas! Tú no te puedes hacer a la idea ¡Madre mía!

      Por cierto, cómo va Etiopía. Que no es que quiera engancharme por narices, pero que si hace falta gente para compartir gastos y esas cosas, nosotros dispuestos, ya sabes.

      De Kuala Lumpur creo que ya sabes que me gustan “hasta los andares”, de hecho, este año hemos vuelto de nuevo. Así que comparto todo lo que comentas.

      Y… he recibido tu correo. Es verdad que te tengo un poco abandonado; pero (sin compromisos) el viernes tarde me pongo a ello porque además, quiero compartir por FB y TW y avisar a mis amigos. Ya te comentaré.

      Un fuerte requetefuerte abrazo, Lízar!!!

  6. ¡Bienvenida de nuevo, mi querida Macarena!

    Muy bello el edificio Sultán Abdul Samad , sus cúpulas de cobre le da un aspecto muy original y las dos torres de escaleras circulares son una preciosidad.
    Un post muy bien documentado.

    Besos!

    • Muchas gracias Carmen,

      Creo que lo mejor de la vuelta ha sido encontrarme con todos vosotros de nuevo. Lo demás… pura rutina.

      Comparto lo que dices. El edifico es una auténtica preciosidad y además está muy bien conservado.

      Un besazo

  7. Hola Macarena, espero que hayas pasado un verano genial. Es una pasada son impresionantes. La verdad que estar delante de estos edificios se debe sentir uno realmente pequeñito. Cuando veo en la televisión algún reportaje de estos me acuerdo de ti. Besos.

    • ¡Hola Cristina! ¡Qué ilusión!

      Si te parece, he eliminado los dos mensajes “confundidos”. Así que ¡Magia! Ya has empezado perfectamente jijijijiji

      El verano, Cristina, ha sido realmente reparador ¡Lo necesitaba! La verdad. Pero ya estoy completamente inmersa en la rutina.

      Con respecto a la entrada de hoy, este Edificio es auténticamente bello, Cristina. Y… me encanta que te acuerdes de mi porque yo también pienso en ti en determinadas circunstancias con respecto al contenido de tus entradas.

      Un besazo.

      Los

  8. Este estuario fangoso tiene verdaderas joyas. La arquitectura es única muy especial y preciosa Macarena. Y tiene el honor de ser primer edificio iluminado. Bien nos documentaas siempre. Si quieres que te diga me quedo con estas en vez de las Petronas . Guapas fotos.
    Gusta volver a leerte.
    Un abrazo.

    • Me encanta la expresión que has empleado jajajajajaj y me alegro que te guste el edificio porque, aunque yo soy una amante de lo que quiera que sea que haya en KUL, los edificios coloniales de la ciudad me tienen enamorada.

      Un fuerte abrazo!!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.