Reserva Forestal Bukit Nanas. KL Forest Eco Park. La Selva de Kuala Lumpur.

12
2012
La selva de Kuala Lumpur

Bukit Nanas es una colina en la que se ubica una reserva forestal tropical que se ha conservado en el centro de Kuala Lumpur desde los inicios del desarrollo de la capital. Se trata de uno de los primeros asentamientos malayos en Kuala Lumpur que data de mediados del siglo XIX.

Monos en Bukit Nanas
La Reserva cuenta con una amplia muestra de flora y fauna

Cuentan que en la Guerra de Klang, que se desencadenó por disputas entre jefes tribales de la zona, se construyó una empalizada defensiva en donde ahora se halla Bukit Nanas;  creciendo junto a ellas numerosas piñas –nanas en malayo- y, por ello, este sitio fue conocido como “Colina de la Piña”.  Se han hallado evidencias de túneles bajo el bosque que datan de esta guerra.

En el año 1906, las 17´5 hectáreas de Bukit Nanas fueron declaradas Reserva Forestal, pero desde entonces, se ha ido utilizando parte del terreno para, por ejemplo, la construcción de la Torre Menara; así que ahora sólo quedan 9 Hectáreas de Bosque. El sitio fue conocido como Bucket Weld Forest Reserve, luego como Bukit Nanas Forest Reserve, y ahora es también conocido como KL Forest Eco Park.

Bosque de Kuala Lumpur
La colina se ubica a los pies de la Torre Menara

En 1996, se construyó en la colina la Torre de Kuala Lumpur, también conocida como Torre Menara, que es la séptima torre de telecomunicaciones más alta del mundo, y cuenta con una plataforma de observación, un piso para banquetes y un restaurante giratorio. También en la colina se hallan la Institución de San Juan, declarada Patrimonio Nacional, el Convento Bukit Nanas y la Catedral Católica Romana de San Juan.

Bellos lugares de Kuala Lumpur
Puentes colgantes en Bukit Nanas

El parque abre de 8:00 a.m. a 18:00 p.m. y, aunque muchos viajeros cuentan lo contrario, la entrada es gratuita, incluso si se hace uso de los puentes colgantes. Ahora bien, es cierto que en agosto de 2016, Kuala Lumpur aprobó una moción para el cobro de una entrada que ayudara al mantenimiento del parque. Otros hablan de la existencia de visitas guiadas a determinadas horas del día por las que hay que realizar un pago que, como en realidad la zona está bien señalizada, me parece que son innecesarias.

Rincones escondidos de Kuala Lumpur
Puentes colgantes que recorren el interior de la Reserva

Nuestra visita fue en agosto de 2017 y no sabemos si fue por la entrada que escogimos para acceder al parque, porque hicimos la visita por nuestra cuenta, o porque aún no se ha puesto en marcha el servicio de cobro, no tuvimos que pagar nada para visitar la reserva. No es que nos escabulléramos del pago, no. Es que no vimos ningún puesto para el cobro de tickets, ningún guarda forestal, ni nadie nos requirió la entrada. Pero, vaya, que dicen que van a cobrar 40RM (8€) lo cual, en un país tan barato como Malasia, me parece un verdadero latrocinio y creo que, de ser así, pocos turistas invertirán en pasear por los caminos y los puentes colgantes de la “Selva” de Kuala Lumpur.

Qué ver en Kuala Lumpur
Una selva en medio de rascacielos

Hay tres entradas al parque:

La primera, en Jalan Ampang, cerca de la estación de monorraíl de Bukit Nanas –las escaleras de acceso al parque se encuentran detrás de Malaysian Timber Product Gallery– o la estación LRT de Dang Wangi. Bajar en Dang Wangi fue la opción escogida por nosotros a fin de salir a los pies de la Torre Menara, y no sé si fue del todo acertado; primero porque nos costó encontrar la entrada y tuvimos que caminar bastante y, en segundo lugar, porque al tratarse de una colina, el camino es de ascenso.

En segundo lugar, en Jalan Raja Chulan, más o menos enfrente de la Iglesia de St. Andrew´s.

Y, por último, frente a la entrada de la Torre Menara.

Sitios turísticos de Kuala Lumpur
Reserva Forestal Bukit Nanas

El encanto de la visita a este parque reside en que se trata de una auténtica selva en medio de la ciudad; así que, además de su riqueza vegetal, cuenta con una amplia fauna propia de las zonas boscosas de Malasia. Hay serpientes y monos –doy fe-, pero también se pueden encontrar otros reptiles, insectos y pequeños mamíferos. Hay quienes dicen que el lugar es coto de caza para cientos de mosquitos, pero ¡Y mira que suelen acribillarme! el día que visité la reserva, debían estar dormidos. Aún así, no hay que olvidarse del repelente y, dicho sea de paso, de la botella de agua porque, siendo una selva como en realidad es, hace una humedad y un calor del demonio y no hay puestos de venta de comida o bebida en el interior; aunque sí mesas para hacer pequeños pic-nics.

Animales en Kuala Lumpur
Una verdadera selva en el centro de Kuala Lumpur
La fauna de Kuala Lumpur
Mono en KL Forest Eco Park

El parque, además de haciendo pequeños trekkings, -cuyos recorridos se encuentran señalizados- puede recorrerse a través de su entramado de puentes colgantes, lo cual es una pasada; pues divisas tanto las copas de árboles centenarios, como los no tan lejanos rascacielos del skyline de Kuala Lumpur. Para acceder a ellos, hay que subir por unas torres que sujetan los puentes y cuyo punto más alto está situado a 21 metros. En ellas, se encuentra información sobre la flora y la fauna de Bukit Nanas; a la que también se puede acceder mediante la lectura de los códigos QR en el teléfono móvil. Dicen que hay 223 especies de plantas, 12 de animales y 25 de pájaros.

KL Eco Park
Una de los puentes colgantes de la Reserva Forestal

Realmente merece la pena recorrer esta Reserva Forestal. No se trata de un parque al uso, sino de una auténtica selva en medio de la ciudad en la que puedes aislarte del ajetreo de coches y del ruido de la ciudad. Su única pega es que, y ya es raro en una ciudad como ésta, sus baños son una cochinada.

Puedes también ver cómo es la Reserva en un video de otra entrada, en este mismo blog.

Si te ha gustado... ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest

12 Comentarios

  1. Hola Macarena, una entrada muy objetiva con las virtudes de esta reserva y algunos de sus defectos. La verdad es que con esto y el parque de atracciones Kuala Lumpur parece bastante exóticos y divertido.
    Me han gustado especialmente los puentes colgantes y ese microclima selvático en medio de la gran ciudad. Sin duda una información muy interesante y muy bien explicada. Gracias y seguimos de viaje!!!
    Besos.

    • ¡Hola Miguel!

      ¿Sabes? Grabamos un video, en realidad, varios. Entre ellos, uno en el que había una serpiente; pero la tarjeta estaba defectuosa y hemos perdido gran parte de las grabaciones que hicimos. La envié a un laboratorio de Madrid, pero me han dicho que no tiene solución; así que sólo nos quedan las fotos que mostramos y algún video que colgamos en Facebook. En fin, el año que viene…

      Kuala Lumpur es una ciudad super entretenida. Es una capital pequeña con cientos de cosas por ver y hacer. La gente, en general, pasa poco tiempo en la ciudad; pero en nuestro caso, hemos tripitido y cada vez que vamos “rastreamos” una parte. Mi objetivo es colgar en el blog cuanto más, mejor; porque quien viaja hasta allí habla de las Torres Petronas, la Plaza Merdeka, el Barrio Chino, el Club Selangor, las Cuevas de Batu y poco más; pero KUL es una capital fascinante que tiene muchísimo, pero muchísimo más que sólo eso. De hecho, tenemos pensado volver en verano de nuevo.

      Bueno, en realidad, ya lo irás viendo.

      Muchas gracias por la visita y un besazo.

  2. Menudo constraste, además poder ver la selva desde esa perspeciva tiene que ser toda una experiencia. Yo hice algo parecido en Guatemala y me pareció alucinante! Además ese contrate de ciudad y selva es totalmente rompedor ¿no?

    • ¡Hola Norte!

      Fue alucinante por muchos motivos. Antes habíamos estado en el Mercado de Chow Kit y habíamos comprado unas manzanas y unos plátanos. No encontrábamos la entrada y llegar hasta allí se hizo eterno y con un calor de espanto. Al llegar, Yayo y Macarena subieron a las pasarelas y yo me quedé abajo haciendo fotos y me salió una serpiente. Así que me quería morir. Hice todo mi tour por la selva con la bolsa de manzanas y plátanos. Así que, terminé medio enfadada entre la serpiente, los plátanos, las manzanas, las pasarelas, el calor,… Destrozada Norte, destrozadita. Ahora que… subirte a las pasarelas y ver el contraste de la selva y los animales con los rascacielos al fondo fue impresionante. Sí señor.

      Un besazo Norte.

  3. Hola Macarena!!
    Realmente asombrosa la ubicación del parque. Es impresionante ver los rascacielos de la ciudad tan cerca. Parece que se ven más monos en esta reserva urbana que en muchos parques nacionales en los que he estado. Yo también debo ser un manjar para los mosquitos (más bien “mosquitas”, que son las que pican) y demás mini bichos de la naturaleza. Ha pasado un mes de mi vuelta, y no sé que me picó en la selva de Ecuador, pero estoy acribillado, y todavía me sigo rascando 🙂 Creo que han debido ser pulgas.
    Lo del pago, es curioso, porque a nosotros en Tailandia nos pasó algo parecido. Dando vueltas para fotografiar algunos templos, de repente, sin darte cuenta (como tú dices, sin querer colarte. Por un euro no vas a pasar vergüenza), atravesabas puertas abiertas, y te encontrabas ya dentro del recinto sin que nadie te reclamara la entrada.
    Aunque, como ya sabes, conozco un poco Kuala Lumpur, no sabía de la existencia de este rincón. Estaré atento a próximos descubrimientos.
    Un fuerte abrazo!!

    • ¡Hola Lízar!

      ¡Qué alegría! He estado buscando entradas de tu blog y, al ver que no publicabas, pensaba que estarías de viaje mientras que, por supuesto, me moría de la envidia.

      Como ves, aquí sigo yo, luchando con el blog a ver si terminamos de ponerlo a punto. O salía ya, o terminaría tirando la toalla; así que aquí está, un poco desordenado.

      Bukit Nanas está curioso, sobre todo porque, desde lo alto de los puentes colgantes, ves los rascacielos al fondo lo que, junto a la vegetación y la fauna, es un contraste más que peculiar.

      Ya leeré tus entradas, que sé seguro que me van a encantar.

      Un saludo

  4. No había leído en otro blog sobre esta reserva!! Qué curioso encontrarse una selva dentro de una ciudad! Voy a ver cómo encajo la visita dentro de la ruta que he organizado en KL con mi hija… Por cierto, ¿Cuántos años tiene tu hija?

    • ¡Hola Mari Carmen!
      No os llevará mucho tiempo visitar Bukit Nanas. Tampoco hace falta que la recorráis palmo a palmo. Con coger uno de los senderos y subir a las pasarelas colgantes, será suficiente. Y seguro seguro que encontráis algo sorprendente. Nosotros vimos monos y hasta una serpiente. Acordaros de llevar agua y repelente.
      Macarena tiene ahora 12 años. Y, por cierto, ya que el Pisuerga pasa por Valladolid… No os perdáis la parte iluminada del Río de la Vida que se inauguró el año pasado. Es en al final de Kasturi Walk (subiendo desde Central Market por la calle peatonal). Lo iluminan por la noche y es espectacular.
      Muchos besos. Nosotros volvemos este año de nuevo, por cuarta vez.

    • ¡Hola Iara!
      Supongo que no hace falta escrutar cada uno de sus rincones y que basta con subir a sus pasarelas, desde donde verás las copas de los árboles, algunos animales, los rascacielos al fondo, y hacer una pequeña ruta por sus senderos. Nosotros somos de los lentos, porque hacemos videos para Youtube, fotos para el blog, y… bueno somos lentitos. Estuvimos allí yo diría que ¿Una hora u hora y media? Entramos por una de las entradas en la parte baja y fuimos subiendo hasta salir por la Torre Menara.
      Espero que te sirva la respuesta. Un saludo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.