Bangkok: Rambuttri Street

10
9
Khao San Road

Rambuttri Street es una pequeña zona semipeatonal cercana a la famosa Khao San Road. Dado que la vez anterior habíamos visitado la zona de Khao San durante el día, nos propusimos llegar hasta allí para disfrutar fugazmente de su ambiente nocturno, aunque nuestro objetivo final era Soi Rambuttri.

Restaurante en Rambutri Street

Juan López es un youtuber colombiano que reside en la capital de Tailandia, trabajando como profesor, desde hace algunos años. Desde el inicio de nuestra incursión en el mundo audiovisual a través de youtube, entablamos con él una relación especial y, ya que íbamos a pasar por Bangkok, quedamos en vernos para intercambiar impresiones y entrevistas para nuestros respectivos canales.

Encuentro youtuber en Bangkok

Si bien es cierto que nuestra intención era acercarnos a ver cómo es el ambiente de extranjeros perdiendo los papeles en la noche tailandesa, a Juan le venía muy bien que nos encontráramos en Khao San, pues vive en algún lugar cercano.

Por la noche, la gente abarrota las calles

Como no era excesivamente tarde y el sol apenas acababa de esconderse, los locales no estaban aún en su punto álgido y los jóvenes todavía mantenían la compostura. Elegimos un local y conectamos nuestras cámaras; pero el ruido comenzó a incrementarse por minutos.

Discoteca en Khao San

Siempre cuento la desesperación con la que Yayo sufre el exceso de ruidos por el tema de sus audífonos. Así que, terminadas las entrevistas, decidimos trasladarnos a cenar a un lugar más tranquilo de la Calle Rambuttri que, por cierto, no conocíamos y era uno de nuestros objetivos en este viaje.

Rambutri es una zona más tranquila

La calle Rambuttri, o soi Rambuttri, es una calle paralela a Khao San Road, mucho más tranquila y menos atestada que Khao San. Aunque también es un lugar lleno de restaurantes, hoteles, tiendas, casas de masajes y puestecillos de comida callejera.

Comida de la noche tailandesa

Por la noche, linternas de colores iluminan la calle y los bares cobran vida y, pese a que el ambiente es alegre y bullicioso, es mucho menos “agresivo” que el de la cercana Khao San. Y en la calle, también puede disfrutarse de la visita del Templo budista Wat Chana Songkhram, Muay Thai en el gimnasio Sor Vorapin o la Galería Nacional de Arte –aunque… bueno, no es gran cosa-.

La verdad es que es agradable pasear por allí, disfrutando de la permanente sonrisa tailandesa que ofrecen los empleados de tiendas y locales; la música no está excesivamente alta y hay muchas tiendecitas y puestos callejeros.

Yayo esperando a que Macarena se diera un masaje

Tras la cena y la despedida de Juan López Vlogs, Macarena entró en una casa de masajes de la que salió medio dormida, la pobre. Y ya que había caído la noche, volvimos a Khao San para mostrar a Macarena cómo no hemos vivido nunca nuestros viajes y voilá: la gente borracha y desmelenada abarrotaba la calle bebiendo de sus buckets de alcohol barato, mientras gritaba canciones de moda para que su voz sobresaliera ante una música estridente. Novios de 12 horas y ropas empapadas en sudor mostraban rostros transfigurados, mientras los dueños y empleados de los locales se mezclaban entre los clientes. Y así, día tras día, cada noche, todas las noches de la semana, los 365 días del año ¡Pobres tailandeses!

Jóvenes en la noche de Bangkok

Tras este esperpéntico espectáculo, nos fuimos a dormir.  Al día siguiente volábamos hacia Laos.

Te recordamos que también puedes ver la entrevista con Juan López Vlogs y el video de Khao San Road y Rambuttri Street.

10 Comentarios

  1. Hola Macarena, personalmente he visto la entrevista a Juan López en vuestro recomendable canal de Youtube y la verdad es que dejó muy buenas impresiones. Quizás una de las experiencias más bonitas de este mundo bloguer sea encontrase cara a cara con otros compañeros. La bomba es hacerlo en Bangkok. Yo he tenido la suerte de conocer a varios compañeros en persona y es algo muy satisfactorio, claro que estando en Madrid es más sencillo que la gente pase por aquí. Por lo demás, esta claro que más tranquila o más movida la noche de Bangkok es para conocerla. Un abrazo y seguimos de ruta!!

    • ¿Sabes Miguel?

      Creo que alguna vez hemos hablado de amigos y compañeros en las RRSS ¡Tema espinoso! Y pienso que, si eres franco en las redes y si eres buen compañero, la cosa funciona mucho mejor que si eres un competidor. A veces me asusto de personas que voy encontrando. Otras, me alegro tanto de encontrarme donde estoy… Y con Juan, pues la cosa fue así… Una gran experiencia encontrar a un compañero tan lejos en el mundo.

      Y, bueno, yo vivo más el día que la noche, en la que suelo refugiarme en mi pequeño cuarto con el ordenador para vivir mis propios sueños; pero, como bien sabes, si hay algo en un destino, tengo que explorarlo.

      Un abrazo

  2. ¡Hola Macarena!

    Yo también soy más diurno que nocturno, pero cuando estás en Bangkok tienes que darte un paseíto por estas calles al anochecer. Es cierto que están abarrotadas de gente, pero hay un ambiente sano. No suele haber problemas. A mi también me sorprendió como puede haber una calle tan tranquila, en paralelo a otra tan bulliciosa, cuando sólo las separa un callejón de… ¿15-20 metros? Nosotros nos preguntábamos si la gente no sabía que atravesando esa calle llegabas a otra mucho más pausada y silenciosa, y con tan buenos restaurantes para comer. Supongo que cada una tendrá su gente y su horario.
    Me ha parecido muy interesante eso de conocer a otro youtuber (se escribe así? 🙂 ). A mí me daría mucha vergüenza. Creo que no tengo don de gentes je, je
    Esperando más aventuras vuestras.
    Un fuerte abrazo!!

    • ¡Hola Lízar!

      No te creas, Lízar. Pese a que llevo 20 años trabajando en televisión, estoy apareciendo por vez primera ante el mundo en nuestro canal de youtube. Tampoco soy muy sociable. De hecho no me atrevería nunca, creo, a compartir un viaje con desconocidos; pero el mundo bloguer y el youtuber es tan distinto… y ¡Hasta se llegan a hacer amigos! Rara cosa. Creo que ahora comienzo a entender por qué la gente se enamora por internet, aunque no puedo compartirlo en absoluto: sigo siendo de la “vieja escuela”.

      Por otra parte, es cierto lo que dices en cuanto a la diferencia entre Khao San y Rambuttri; yo creo que no es desconocimiento sino que el quid está en la edad de los viajeros. Hay quien viaja para pegarse fiestas y beber alcohol. Nunca podré entenderlo, pero cada cual a su ritmo.

      Muchas gracias por la visita.

      Un abrazo

  3. ¡Qué ambiente de luz y color tan sugerente! Lástima de ese fin de fiesta con todos esos borrachos dando la nota… ¿para eso se va uno de viaje? ¿Para meterse en los bares? En fin… Estupendo reportaje, Macarena!!

    • ¡Hola David!

      Pues… no sé qué decirte. Yo no lo entiendo porque, además, nunca he bebido; pero hay quien viaja para que las borracheras les salgan más baratas.

      En internet podrás leer centenares de blogs de viajes en los que lo importante es el precio y la calidad de la cerveza. Nosotros tampoco bebemos cerveza.

      ¿Y qué decir de los viajeros que han acabado en cárceles sórdidas por tenencia, consumo o tráfico de estupefacientes?

      Creo que lo mejor es que Macarena vea estas cosas, pero luego disfrute de lo que verdaderamente un viaje te ofrece. Ése es el sentido de ésta visita.

      Besos David.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here