Kanchanaburi: El Puente sobre el Río Kwai y el Cementerio de la Guerra

Kanchanaburi es una población del Oeste de Tailandia, situada a 150 kilómetros de Bangkok, a la que muchos viajeros visitan en una excursión de ida y vuelta el mismo día. En 1942, durante la Segunda Guerra Mundial, fue aquí donde prisioneros de guerra aliados y asiáticos fueron forzados por los japoneses a la construcción de un puente que comunicara Bangkok y Yangon para el transporte de mercancía y víveres entre las dos capitales –el Puente sobre el Río Kwai- Pero Kanchanaburi es mucho más que el puente y hay muchas más cosas interesantes que hacen de este lugar una visita imprescindible al viajar a Tailandia.

 

Puente sobre el Río Kwai - Kanchanaburi
Puente sobre el Río Kwai – Kanchanaburi

Después de nuestra visita a Bangkok, viajamos a Myanmar y, a la vuelta teníamos previsto visitar el Norte de Tailandia. Íbamos a volver a dormir en Bangkok, pero ansiosos de un lugar tranquilo y barato, decidimos dirigirnos a Kanchanaburi nada más desembarcar en la capital.

 

CÓMO LLEGAR DESDE BANGKOK A KANCHANABURI

 

Desde el Aeropuerto de Don Mueang, cogimos el autobús A2, que cuesta 30 Thb, y te deja en Victory Monument. Justo bajando del autobús, se encuentra la Estación de minivans que van a Kachanaburi y cuestan 160 Thb por persona (4€). Nos metieron en una que iba a salir ya, con las prisas, en la parte final e incómoda de la furgoneta, dando gracias por haber podido dejar las bolsas en el pasillo y no tener que llevarlas encima.

Desembarcamos a las 14.00 horas en Bangkok y a las 16.30, sin comer, estábamos ya subidos en la van. Únicamente nos dio tiempo a comprarnos unas mazorcas de maíz por el camino.

A la salida de Bangkok, como es habitual, encontramos un superatasco que nos retrasó, de las dos horas y poco que se tardaría en llegar en condiciones habituales, hasta las cuatro horas de camino que tardamos. Puf, llegamos a las ocho y media de la tarde a la estación de Kanchanaburi, y de allí, cogimos un taxi –una pick up/taxi/ autobús- por 100 Thb los tres (2´5€) hasta nuestro alojamiento Hotel Sam´s House.

 

Taxi en Kanchanaburi
Taxi en Kanchanaburi

 

Poco más que cenar nos dio tiempo a hacer. Veníamos desde Mandalay y estábamos muyyyy cansados.

 

Hotel Sam´s House -Kanchanaburi

 

Hotel Sam´s House -Kanchanaburi
Hotel Sam´s House -Kanchanaburi

 

Nos levantamos algo tarde y lo primero que hicimos después de desayunar fue cambiar de hotel pues, aunque el staff era muy cariñoso y las habitaciones eran unas cabañitas con muy buena pinta, sólo tenía eso: buena pinta, porque por dentro eran un poquito destartaladas y sucias. Así que, unos metros más allá, nos cogimos una habitación en el Hotel Noble House por 850 Thb (22´50 €) la noche y piscina para Macarena.

 

Hotel Noble House - Kanchanaburi
Hotel Noble House – Kanchanaburi

 

UNA MOTO PARA TRES

Llevamos la ropa a la lavandería -20 Thb por un Kg (0´50€)- y alquilamos una moto para los tres por 200 Thb (5€).

 

 

¿Pero qué es esto de una moto para tres? A ver, Tanto Yayo como yo somos, según unos, moteros, y según otros, motoristas. Vaya que cada uno tenemos nuestra moto. Pero yo soy especialmente despistada y además, uso la moto porque siempre la he usado; pero con el paso de los años prefiero el coche –aunque tampoco me gusta conducir-. Así que, conducir en un lugar desconocido y por la izquierda, me causa un poco de estrés, con lo que, si podía evitar tener que conducir, mejor. Y como en Tailandia se puede alquilar una moto para tres en la mayoría de lugares –ya diremos en cuáles no-, pues ¡hala! los tres juntitos.

Los requisitos para alquilar son: pagar por adelantado y dejar como fianza un pasaporte. Pero ya hablaremos de los alquileres de moto más adelante. ¡Por cierto! Los cascos van incluidos en el precio ¡Y mira que me da asco utilizar un casco que no sea el mío! No soy escrupulosa en absoluto, pero eso de los cascos es una de mis manías. Mi casco no lo usa ni Macarena. Y, además, estos cascos, viejos, manoseados, sudados y que ni siquiera son de tu talla, te hacían un daño!!!!

 

Yayo con su casco grande y su moto de alquiler
Yayo con su casco grande y su moto de alquiler

 

En Kanchanaburi no disponíamos de mapa, pero para recorrer el centro, no es necesario. Desde el Puente sobre el Río Kwai hasta el Cementerio de la Guerra, sólo hay que recorrer una calle larga en la que se sitúan la mayor parte de las guethouses de la ciudad. Para lo demás, Dios proveería –lo que no sé es por qué no utilizamos la app maps.me que llevamos instalada-. Aunque ahora que lo pienso… no sé cómo se nos ocurren estas cosas. Yayo dice que va seguro porque conduce él y porque yo me apunto las cosas y le guío bien, pero… yo creo que ¡Qué no sé cómo no nos perdemos más!

 

Calle de las Guesthouses de Katchanaburi
Calle de las Guesthouses de Katchanaburi

 

El PUENTE SOBRE EL RÍO KWAI

 

Puente sobre el Río Kwai - Kanchanaburi
Puente sobre el Río Kwai – Kanchanaburi

 

Lo primero que fuimos a ver fue el Puente sobre el Río Kwai. Eran las 10.30 a.m. y lo que no sabíamos es que esa es la hora de la salida del tren, así que la zona estaba a reventar. Entre que era sábado, había visitas de colegios, el tren echaba a andar, los vendedores y los guiris, aquello parecía la puerta del sol un 31 de diciembre.

 

Puente sobre el Río Kwai - Kanchanaburi
Puente sobre el Río Kwai – Kanchanaburi

 

Colegiales de vista al Puente sobre el Río Kwai
Colegiales de vista al Puente sobre el Río Kwai

 

Así que nuestra primera impresión del Puente no es que fuera muy buena. Pero pronto salió el tren y después de que todos los guiris se abalanzaran sobre el puente como si lo fueran a demoler sin que les diera tiempo a fotografiarse sobre él, la multitud se fue dispersando y la cosa cambió.

 

Puente sobre el Río Kwai - Kanchanaburi

 

Puente sobre el Río Kwai - Kanchanaburi
Puente sobre el Río Kwai – Kanchanaburi

 

El Puente sobre el Río Kwai, es decir, el actual puente sobre el Río Kwai no es “el de verdad”, sino que es una réplica del puente original que se ubicaba a unos cinco kilómetros al Norte de Kanchanaburi sobre el entonces llamado Río Mae Klog –el del Mercado del Tren y el Mercado de Ampawa de Bangkok-, en un lugar llamado Tha Ma Kham. Pero el puente original, construido por los presos de guerra de los japoneses para unir Bangkok y Yangon, fue destruido en 1944 por los bombardeos de los aliados.

 

Puente sobre el Río Kwai - Kanchanaburi
Puente sobre el Río Kwai – Kanchanaburi

 

Unir Tailandia con Birmania mediante el ferrocarril era vital para que los japoneses pudieran trasladar armamento y víveres con el fin de defender sus frentes y poder invadir la India. Para ello, comenzaron a construir la línea férrea desde ambos extremos con mano de obra de prisioneros aliados. En realidad, se construyeron dos puentes: uno de metal y otro de madera. La epopeya se basa en los continuos sabotajes a los que se vio sometida la construcción por los prisioneros aliados, hasta que al final, terminaron finalizando las construcciones. A pesar de ello, poco después, casi al finalizar la guerra, los bombardeos de los aliados llegaron a destruir las construcciones, con lo que se acabó con la posibilidad de terminar uniendo Birmania y Bangkok.

 

Vistas del río Mae Klog sobre el Puente - Kanchanaburi
Vistas del río Mae Klog sobre el Puente – Kanchanaburi

 

Lo que verdaderamente hizo famoso este puente fue, sin embargo, la película de David LeanEl Puente sobre el Río Kwai” que, en 1957, fue nominada a 7 Oscars y está basada en la novela homónima del excombatiente y preso de los japoneses en Kanchanaburi, Pierre Boulle -quien por cierto también escribió “El Plantea de los Simios”-.Tan es así, que años después, una vez reconstruida la réplica del puente original en el lugar actual, los tailandeses decidieron cambiar el nombre del Río y llamarlo Kwai Yai –Río Kwai grande-.

 

Puestos de coco junto al Puente sobre el Río Kwai
Puestos de coco junto al Puente sobre el Río Kwai

 

Venta de piedras preciosas junto al puente sobre el Río Kwai
Venta de piedras preciosas junto al puente sobre el Río Kwai

 

Así que envueltos en este halo de historia y hazaña bélica, cruzamos el puente y paseamos por la zona que, por cierto, se ha convertido en un lugar turístico casi caricaturesco: vendedores, mercadillo, puestos de comida, restaurantes con vistas al puente, paseos en barca por el río y un conjunto de tiendas en el interior de sendos mercados a ambos lados de la calle que conduce a la plaza donde se sitúa el puente.

 

Museo de Guerra JEATH
Museo de Guerra JEATH

 

En la misma calle que lleva al Puente, a sólo unos metros de éste, se encuentra el Museo de Guerra JEATH, cuyas siglas corresponden a los países que participaron en el conflicto. La entrada cuesta sólo 30 Thb, pero no entramos porque contiene, en su mayor parte, una reproducción de las cabañas que alojaban a prisioneros durante la construcción del “Tren de la Muerte”, como se terminó llamando, por la multitud de vidas que costó su construcción en la jungla en condiciones extremas de calor, humedad, insectos, deshidratación e inanición.

 

CEMENTERIO DE LA GUERRA

 

Cementerio de la Guerra de Kanchanaburi
Cementerio de la Guerra de Kanchanaburi

 

En el lado completamente opuesto al Puente sobre el río Kwai, atravesando por completo la calle recta en la que se ubican las ghethouses de Kachanaburi, se encuentra en Cementerio de la Guerra. Un memorial dedicado a los prisioneros aliados muertos durante la construcción del ferrocarril.

 

Cementerio de la Guerra de Kanchanaburi
Cementerio de la Guerra de Kanchanaburi

 

La construcción del Tren de la Muerte entre Birmania y Tailandia se estima que ocasionó la muerte de más de 13.000 prisioneros de guerra que fueron enterrados a lo largo del trazado férreo. Además, murieron entre 80.000 y 100.000 de malayos, birmanos, tailandeses e indios condenados por algún motivo a trabajos forzados durante la Guerra.

 

Cementerio de la Guerra de Kanchanaburi
Cementerio de la Guerra de Kanchanaburi

 

El cementerio, con un orden estructural muy parecido –que no igual- al Cementerio Estadounidense de Colleville-sur-Mer de Normandía –el de “Salvar al Soldado Ryan”- alberga más de siete mil tumbas sobre un terreno cedido por el pueblo tailandés para perpetuar y honrar la memoria de los soldados que aquí fallecieron.

 

Cementerio de Colleville-sur-Mer en Normandía
Cementerio de Colleville-sur-Mer en Normandía

 

La entrada al cementerio es gratuita y la visita es sobrecogedora, sobre todo, por el hecho de que sus muros, aun siendo bajos, aíslan un ambiente de silencio y respeto del bullicio cotidiano de una ciudad cualquiera.

 

Cementerio de la Guerra de Kanchanaburi
Cementerio de la Guerra de Kanchanaburi

 

Junto a este cementerio, existe un cementerio chino un tanto abandonado que nos desveló uno de los grandes misterios de la humanidad: los chinos también mueren y sus restos son enterrados en cementerios. Pero no me extenderé más sobre el asunto porque durante la visita de la tarde sí que pudimos contemplar un cementerio chino en todo su esplendor. Y digo bien cuando hablo de esplendor. Pero para eso, tendréis que leer la siguiente entrada…

 

Cementerio chino en Kanchanaburi
Cementerio chino en Kanchanaburi

26 Comentarios

El Mundo con Ella 6 Febrero, 2017

Una información muy valiosa la que nos das Macarena, acompañada de una magnífica documentación fotográfica.
Besos 😃

El Mundo con Ella 6 Febrero, 2017

Muchas gracias Carmen, me alegro que sea de tu interés. Un beso

El Mundo con Ella 6 Febrero, 2017

Hola Macarena, no se me ocurre mejor lugar para estar un 30 de Julio que en Tailandia y sobre el famoso puente sobre el río Kwai.
Una entrada especialmente encantadora para mí y no solo por las referencias cinéfilas sino porque expones unos datos históricos y nos sitúas en un contexto que solo una periodista de tu talla sabe hacer.
Y lo de la moto para tres personas también lo hemos visto en varias películas y ahora en tu blog, ja,ha,ja.
Un beso grande y me quedo silvando la famosa melodía de la película de David Lean 🙂

El Mundo con Ella 6 Febrero, 2017

Mmmmm no sé por qué, pero mucho me temía que la entrada te resultaría interesante. Jijijijijii
Y lo de la moto… luego lo pienso y me veo desde fuera y … ¡Madre mía!
Que, en fin, Miguel; que siempre tienes buenas palabras para el blog y para mí. Muchas gracias. Un abrazo

El Mundo con Ella 6 Febrero, 2017

Hpla
Magnifico

Ernesto

http://ernestocastanha.blogspot.com

El Mundo con Ella 6 Febrero, 2017

Madre mía, no conocía esa cifra de muertos en la construcción del Tren, realmente me ha dejado sin habla. Un lugar realmente interesante. Un besazo

El Mundo con Ella 6 Febrero, 2017

Gracias

El Mundo con Ella 6 Febrero, 2017

¡Imagínate Asunción! Lo que tuvieron que ser los trabajos forzados en condiciones extremas de humedad y calor, con cientos de insectos transmisores de enfermedades y con falta de comida y agua.
Un abrazo

El Mundo con Ella 7 Febrero, 2017

No recordaba el argumento ni si la había visto alguna vez, pero nada más leer el título de la entrada sabía que era también el título de una peli. Tengo una mala memoria muy rara jajajaja. Es muy interesante la historia de este puente.

La foto de los tres yendo en moto está genial. Por lo que cuentas hacéis un estupendo equipo: Yayo conduce y tú le indicas. Si no os perdéis mucho, y eso que váis a montones de sitio, debe ser que tenéis buen sentido de la orientación. El mío es pésimo, así que otra cosa que os envidio 😀

Un gusto seguiros por Tailandia, Macarena. En la próxima entrada nos vemos.

¡Un beso de martes!

El Mundo con Ella 7 Febrero, 2017

Hola Julia,
Espero que te haya gustado la entrada.
La verdad es que sí, soy una mujer con suerte y hacemos un buen equipo. A ver, eso de orientarnos… La verdad es que muchas veces yo hago como que me oriento y ellos se sienten seguros, pero a la vez, voy pensando… "¿Cómo los saco de ésta?" Así que, muchas más veces de las que me gustaría, disimulo pero tengo unos nervios por dentro que no sé ni cómo no me los notan!!!!!
Me alegro de que nos acompañes en nuestro viaje. Me estabas faltando tú.
Un besazo

El Mundo con Ella 7 Febrero, 2017

Qué blog tan interesante.
diariodemivida8.blogspot.com
Besos. Susana

El Mundo con Ella 7 Febrero, 2017

Gracias Susana. Ya que has puesto tu dirección pasaré a verte. Un beso

El Mundo con Ella 7 Febrero, 2017

Hola Macarena,
Como siempre información muy completa y todo muy bien explicado. También recuerdo mucha gente en el puente. Nosotros cogimos el tren (no sé si vosotros también y lo explicas en otra entrada) y tengo un recuerdo agradable del viaje.
El fin de semana me leí los posts de las Maldivas y me gustaron mucho. Ofrece una visión diferente de las islas. Yo a veces he mirado el alojamiento por curiosidad y me he asustado con los precios de los resorts. Si alguna vez nos animamos a ir por ahí ya sabré por dónde buscar.
Un beso
Isabel

El Mundo con Ella 7 Febrero, 2017

¡Hola Isabel!
No. No cogimos el tren. Fuimos con la moto a ver unas cuantas cosas de los alrededores que es lo que cuento en las siguientes entradas. La verdad es que Kanchanaburi es un sitio agradable. Aunque las Cascadas Erawan, dejaron mucho que desear.
Lo de Maldivas… bueno es que es todo tan caro… Pero como a Yayo y a Macarena hay que llevarlos al menos una semana donde haya agua salada ¡Son como sirenas! Cualquiera diría que en Melilla no hay playa, pero en fin.
No nos podemos quejar, la verdad es que el sitio era agradable, pero para mí quizás… no sé. El agua era perfecta y todas esas cosas, pero claro que Las Maldivas deben ser para disfrutarlas a lo grande que es lo que haré cuando me toque la lotería.
Hay otra pequeña isla local en otro de los atolones que tiene un solo alojamiento y excursiones muy baratas. Cuando planees ir… ya te doy el nombre.
Ya ves… alternativas ¡Las que quieras! Supongo que me pasa un poco como a ti y a los que somos locos de los viajes y es que no paramos de inventar y nos dan igual determinadas cosas con tal de ir y verlo.
Un besazo. Me alegra que sigas aquí.

El Mundo con Ella 8 Febrero, 2017

Jajaja ay Macarena, lo que me he reído leyendo la entrada!
Mira, lo de la moto para tres me encanta! a mí esas pequeñas locuras me parecen muy divertidas!
Me pasa igual que a tí con el tema del mapa cada vez que viajo.. pero que malísima orientación tengo yo! jaja vamos, yo no se como vuelvo al hotel.. desde luego que por mí no es!
Que pena lo del primer hotel ehh? porque las cabañas se ven monísimas, pero bueno, bien que disfrutó luego seguro tu hija la piscina.
Y nada, como siempre me ha encantado todo lo que nos enseñas y nos cuentas.. el cementerio me parece alucinante.. totalmente de película como nos dices, tiene que ser brutal e imponente.. y el de los chinos, bueno.. jajaja
Pues eso, que me he reído mucho! Genial trabajo.
Besos!!

El Mundo con Ella 8 Febrero, 2017

Me llama tanto la atención este tipo de cultura…Me encantaría visitar Tailandia, es uno de esos deseos que quiero cumplir
Espero tu opinión en mi último post, besitos!

El Mundo con Ella 8 Febrero, 2017

Muchas gracias Verónica.
Y porque no estabas allí, si no, te partes.Yo suelo tener muy buen sentido del humor, lo que no gusta a muchas personas. Pero mis dos compañeros de batalla, que ya me conocen,… Es como una carrera para ver quién dice la barbaridad más gorda…
Es verdad que lo que he mostrado estaba guay, pero ¡No te pierdas lo que viene después! Sé que te gustará.
Un besazo

El Mundo con Ella 8 Febrero, 2017

¡Hola Aitana!
Ya verás como sí. Si lo deseas con todas tus fuerzas, se hará realidad.
Ahora iré a verte.
Un beso

El Mundo con Ella 9 Febrero, 2017

siempre nos documentas de todas tus visitas estupendamente. Me ha gustado mucho veros a los tres en moto. La nena se lo pasa de lo lindo. Un abrazo

El Mundo con Ella 9 Febrero, 2017

Hola Maricarmen,
Eso intento, si no… no tendría sentido el blog…
Muchas gracias siempre.
Un beso

El Mundo con Ella 10 Febrero, 2017

Jo, la entrada de hoy no es solo un excelente artículo de viajes; es un extraordinario aporte histórico. Lo que muestras es un pedazo de la parte más negra del s. XX. Un simbolísmo extraordinario el mezclar puentes derruidos y cementerios de guerra. Lo uno, lleva a lo otro. Solo construyendo puentes se evita el odio y la guerra. Vaya me ha salido un comentario un tanto en plan Yoda, je,je,je. Un abrazo!

El Mundo con Ella 10 Febrero, 2017

Jajajaja ¡Eres genial!
Me alegro que te haya gustado la entrada y espero que te inspire en tus escritos. La verdad que hay lugares en el Sudeste Asiático que es para "hacérselo mirar". Si Kanchanaburi en Tailandia nos trae malos recuerdos… ¡Ni te cuento lo que fue visitar los Campos de la Muerte en Camboya!
Un beso. Muchas gracias por tu visita.

El Mundo con Ella 10 Febrero, 2017

Fíjate que vi en varias ocasiones la película y nunca se me ocurrió pensar que respondía a un hecho histórico de esa envergadura, y ahora gracias a vuestra entrada lo sitúo y entiendo la obstinación de unos y otros en el guión de la película. En otro orden de cosas, el cementerio me imagino que debe ser sobrecogedor. He estado en lugares parecidos y uno de inmediato piensa en los miles de vidas truncadas por la ambición humana. Estupenda entrada,… por cierto, para mí, moteros!

El Mundo con Ella 10 Febrero, 2017

Jijijijiji ¿Tú también eres motero?

Cuando preparábamos el viaje a Tailandia "esto del Río Kwai" me causaba mucha curiosidad, entre otras cosas, porque me fascinan los conflictos bélicos. No porque sea especialmente apasionada de la Historia, sino más bien porque nunca he llegado a comprender esto de las Guerras en las que mueren miles de personas ¿Por un ideal? ¿Por una religión? ¿Por odio? ¿por un trozo de tierra? Así que Tailandia ¡no iba a ser menos!
Pero cuando comencé a leer acerca de la Guerra, del Puente y de la película. Me quedé aún más asombrada ¿Sabes que la película se rodó en Sri Lanka? ¿Y que además, en la escena en la que vuelan el puente hubo un error de sincronización, el tren descarriló y cayó por un terraplén, así que para realizar de nuevo la toma, tuvieron que elevar de nuevo el tren y reconstruir las vías?
Estas "historietas" son las que me gustan a mí… Así que ir a lugares como éstos, es como poder vivirlas en primera persona.

Un abrazo Norte

El Mundo con Ella 11 Febrero, 2017

Qué excelente información!!.

Y unas fotos fantásticas. Sin duda, un placer visitarte.

Un beso.

El Mundo con Ella 12 Febrero, 2017

¡Hola Amalia!
Un placer para nosotros tenerte aquí.
Muchas gracias

Dejar un comentario