Alrededores de Hoi An

20
175
Conjunto religioso más importante del Reino de Champa

Aparte de Hoi An Old Town, una de las mejores cosas que ofrecen los alrededores de Hoi An a los viajeros es la posibilidad de disfrutar de ellos sin las muchas dificultades que hay en otras zonas del país en cuanto al transporte. Las playas, los campos de arroz, las aldeas tradicionales, las Ruinas de My Son y las Montañas de Mármol, son fácilmente accesibles en moto, pequeños tours organizados a buen precio e, incluso, es posible llegar a algunos de estos lugares en bicicleta.

Alquiler de bicicletas Hoi An
Canales en los alrededores de Hoi An

El Santuario de My Son

El Pueblo Cham es hoy día una minoría étnica que habita en Vietnam, Camboya y Tailandia, descendientes del antiguo Reino Champa, ubicado en la península de Indochina entre los siglos VII y XV. Se trata de un pueblo originario del Borneo malayo que emigró a Indochina entre los siglos I y II a.C. y cuyos principales restos arqueológicos se han hallado en la Cueva de Niah; aunque la nobleza del pueblo provendría del Este de la India.

Danza tradicional vietnamita
Espectáculo folckórico

Existen relatos de viajeros en sus viajes por la Ruta de las Especias que hablan del pueblo champa como practicante de la religión hindú y con una organización social basada en un sistema de castas semejante a las de India, similitudes que se mostraban también en sus rituales funerarios de cremación y la prohibición del consumo de carne de vacuno. Su lenguaje escrito, por otra parte, estaba basado en el sánscrito.

Principal Santuario de Vietnam
Esculturas erosionadas con el paso de los siglos

Los historiadores atribuyen el nacimiento del Reino Champa a la conversión al hinduismo de las poblaciones locales debido a la influencia de los comerciantes venidos de India que lograron imponer su cultura y su religión.

Pero el Reino no fue un Estado centralizado, sino que se trataba de una serie de principados con un monarca común.

Cómo llegar al Santuario de My Son

Las Ruinas de My Son, principal vestigio del Reino de Champa, se encuentran a 70 km de Da Nang y a unos 40 de Hoi An. Y se puede llegar hasta ellas en moto (con conductor o sin él), coche (por unos 35$), o en tour con agencia y guía (por unos 130.000 VND – 5€). La entrada al recinto son 100.000 VND (unos 4€) e incluye la entrada al Museo.

Ruinas de My Son
Museo en My Son

La ventaja de ir con un tour organizado es su precio, que puede negociarse con o sin  la entrada de acceso al Santuario. Te recogen del hotel sobre las 8:00 de la mañana y te dejan de nuevo en la puerta sobre las 14.00 horas. El trayecto dura aproximadamente una hora y la visita poco más que una hora también. Así que, el resto del tiempo, el autobús realiza las paradas de rigor concertadas con determinados establecimientos. Cada uno verá qué es lo que más le conviene.

Ruinas cercanas a Hoi An
Camino de acceso a las Ruinas

Desde la entrada al recinto hasta las ruinas hay un “tirón” y, la verdad que recorrer ese camino bajo el sol y el calor sería un auténtico horror, por eso, hay unos coches eléctricos gratuitos que te llevan hasta el recinto de los templos.

Historia de las Ruinas de My Son

Descubierto por el francés Camille París tras siglos de abandono, el complejo fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en 1999, pese a su deterioro, por ser el centro religioso de mayor importancia durante el Reino Champa, su interés arqueológico, su simbolismo, sus estructuras supervivientes y por ser la única muestra de una civilización extinta.

Cuánto cuesta la entrada de las Ruinas de My Son
Ruinas de My Son

Se trata del mayor santuario del Reino de Champa, con más de 70 obras arquitectónicas, aunque de ellas, sólo han pervivido 18 a los bombardeos estadounidenses contra la resistencia del Viet Cong atrincheradas en las Ruinas durante la Guerra de Vietnam. Las ruinas también sufrieron el saqueo de los países colonizadores y, hoy día, se pueden ver obras de My Son en el Louvre o el Museo Británico.

Civilización Champa
Estas ruinas recuerdan mucho las de Angkor

Las construcciones se hallan sistematizadas en grupos de estructuras nombradas con las letras del abecedario desde la A a la K. Y el recorrido de una a otra se hace por senderos trazados a tal fin.

Conjunto religioso hindú en Vietnam
Templos de My Son

El objeto principal de culto era el linga, símbolo fálico del dios Shiva, protector del pueblo Cham; y el genio venerado era Bhadresvara, rey fundador de la religión Amaravati. El epicentro del complejo es la torre erigida en honor a Sambhubhadresvara rodeada de otras torres más pequeñas.

Principales ruinas de Vietnam
Templo en My Son

El conjunto de My Son es pequeño y está bastante deteriorado, pero es un sitio bello y tranquilo que recuerda en gran medida a las grandes obras de Angkor por sus construcciones en piedra arenisca y sus esculturas religiosas.

Turismo My Son
Estructura restaurada de My Son

Playas

Playas de Hoi An
Litoral de Hoi An a Da Nang

Cercanas a la zona de Hoi An se hallan las Playas de Cua Dai, a tan sólo cinco km del centro de la ciudad y la Playa de An Bang, a seis (en realidad de Hoi An a Da Nang hay un extenso litoral de arena y playas). La zona de Cua Dai es un poco más tranquila, pero en ambas se puede disfrutar de fina arena blanca y agua a buena temperatura. Además, hay chiringuitos y resorts a muy buen precio. Son, además de una muy buena opción para una jornada, un buen plan para reservar un par de días extras en Hoi An disfrutando del sol y del mar.

Campos de arroz, aldeas y canales

Mujeres vietnamitas
Barqueras en los canales

Alquilar una moto o una bici es una muy buena excusa para conocer los alrededores de Hoi An y su vida rural. Campos de arroz, aldeas tradicionales, y  canales del estuario del río Thu Bon, ofrecen la oportunidad de deleitarse con los paisajes vietnamitas y disfrutar de un día diferente en esta zona del país.

Dónde ver barquitos de cesta en Vietnam
Barcos de cesta llamados thuyen thung

Montañas de Mármol

Ubicadas a 40 km de Hoi An, es otra de las múltiples opciones que pueden barajarse para una excursión de medio día. Nosotros las visitamos de camino a Hué, así que hablamos de ellas en otra de las entradas.

Si te ha gustado... ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+

20 Comentarios

  1. Hola Macarena! Pues fíjate que me resultan de una gran belleza esas ruinas, es cierto que se ve bastante deteriorado, pero en eso también está su encanto. Me gusta mucho la entrada de hoy y las fotografías. Me parece precioso, además, tranquilo y alejado del caos que pueda provocar una ciudad. Estas son las visitas que nos encantan. Un besazo.

    • Las ruinas están guays y, además como dices, es un lugar poco concurrido en medio de la selva, lo que te pone a salvo del caos y las aglomeraciones de Vietnam. Pero claro, Verónica, habiendo estado en Angkor y Bagan, pues la cosa decae un poquito. Aún así, hay que reconocer su importancia y su encanto.
      Un besazo

  2. Hola Macarena, es una entrada preciosas esas imágenes y todo ese grupos de estructuras y ruina, aparte de su deterioro y el simbolismo, que ello representa perderse por esos paraje y su entorno llenos de paz y serenidad y su ambiente místico, para mi seria algo fantástico. Felicidades por tan bella entrada!
    Besitos.

    • Ay Cristina, tú disfrutarías allí muchísimo. No cabe duda de que, independientemente de su valor arqueológico, fue un enclave sagrado y, lugares así, por mucho tiempo que transcurra, no pierden ese halo de santidad que algún día habitó entre las ruinas.
      Muchas gracias, Cristina.
      Un beso

  3. Adoro las ruinas. Tienen encanto y magia. Te hacen ver lo efímero de la vida, estremece pensar que tarde o temprano toda civilización terminará en ruinas. Jo, pues sí que estoy tremendo hoy, je, je, je… Desconocía por completo a este pueblo Cham. ¡Tantas cosas ignoradas y tan poco tiempo para conocerlas! Un fuerte abrazo!

  4. Me quedo con los templos de My Son, y coincido contigo en la similitud con los templos de Angkor. Muy bonito, ese deterioro sienta bien a las construcciones. No conocía nada de este templo, así que gracias por compartirlo con nosotros.
    Un abrazo,
    Alicia.

    • No, no, gracias a ti siempre por tu apoyo, Alicia.
      Está guay, no voy a decir que no; aunque después de Angkor parece que todo sabe a poco. De cualquier forma, las opciones para escapar del caos de las ciudades de Vietnam siempre están bien para oxigenar la ruta.
      Un beso

  5. Me ha encantado esta visita Macarena, no conozco nada la zona y he disfrutado leyéndote y viendo esas fotografías.
    Alguna de las fotografías de las ruinas de los templos que como a David (me encantan, me hacen pensar en todo lo que han vivido esas piedras), me ha recordado a alguna película de Indiana Jones y solo me faltaban monos, no sé si hay en la zona.
    Besos

    • Mmmmmm ¿Monos? Si los hay, no reparé en ellos. Yo creo que no.
      Estas Ruinas están bien, además, siempre es bueno elegir algún sitio en Vietnam para descansar “de las masas”.
      Pero a ver, no son las mejores ruinas del Sudeste Asiático, pero sí que es cierto que tienen una importancia especial para la Historia y la arqueología de Vietnam y no seré yo quien discuta las calificaciones de la Unesco a la hora de reconocer los elementos de su Lista de Patrimonio de la Humanidad. Si no has visitado Angkor o Bagan, por ejemplo, yo no no las dejaría de lado; en caso contrario,… pues ya cada uno que decida.
      De todas formas, igual que tú e igual que David, cuando viajo, la contemplación de lugares así me llevan a las mismas reflexiones que manifestáis.
      Un beso Conxita

  6. Siempre me sorprendo cuando veo como la Naturaleza si la dejas en poco tiempo puede hacer que cualquier vestigio humano desaparezca, esas ruinas son un ejemplo y nos muestra lo poca cosa que somos. Las fotografías son espectaculares, gracias por la entrada, un beso

  7. Las ruínas de My Son me parecen fascinantes,… te confieso que es así como me gustan, casi tragadas por la naturaleza exuberante del país,… ¡lo que daría porque Norte pudiese disfrutar de ellas!
    Me ha encantado!

  8. Describes estupendamente Macarena y es un placer venir a veros y conocer mundo tan exóticos con vosotros. Que sabia es la naturaleza que adorna lo que va quedando feo. Imnenso azul. como siempre buen reportage.

    Te contaré por qué no ves mis publícaciones. He dejado de compartirlo en G+ tuve ploblemas con comentarios no deseados, cosa que no me ha pasado nunca . Ahora me limito a responder a los que me siguen y comentan, que es lo que he hecho siempre y sin problemas. Si quieres, ver lo que comparto y sin compromiso ninguno, tendrás que seguir el blog, en G+ no lo voy a compartir más.
    Que retahila te he “soltao” 😊
    Que paséis buena noche.
    Besos

    • ¡Vaya Laura! Me extrañaba tanto… Pero como de vez en cuando falta alguien, aunque ya era demasiado tiempo… Lo bueno es que ya lo sé.
      En su día, también tuve algunos problemas con G+. Fue cuando me decidí a migrar el blog. En fin. Yo de lo que me alegro es de seguir viendo tus fotos, tu tierra, el paso del tiempo en tu huerto, los gatos, el clima,… Te echaba de menos.
      Muchos besos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here