Hanoi imprescindible

20
651
Dong Kinh Nghia Thuc Square

Hanoi, al Norte de Vietnam, es la capital del país desde 1945. Con casi ocho millones de habitantes, es una ciudad caótica, ruidosa, superpoblada y de una auténtica peculiaridad arquitectónica, circulatoria y humana; ya no sólo en el Sudeste Asitático, sino en el resto del mundo ¡Hanoi es una auténtica locura!

Si algo tiene bueno Hanoi es que siempre encontrarás algo que hacer –aquí, simplemente observar el ir y venir es ya hacer algo- o algún rincón que visitar; pero además, es el punto central para visitar otras zonas de interés en el Norte de Vietnam como la Bahía de Halong, Sapa y Nin Binh (en donde se encuentran Tam Coc y Trang Ang, conocidas como la Bahía de Halong en Tierra).

Qué hacer en Hanoi de noche
Intersección de Bia Hoi en el casco antiguo de Hanoi

Lo peor de Hanoi es su caos, su ruido y sobre todo la masificación humana y motorista a todas horas del día por cualquiera de sus calles.

Y por estos motivos principalmente, planeamos la visita a la capital vietnamita en jornadas discontínuas en las que alternaríamos nuestra estancia en Hanoi con visitas a otras zonas cercanas. De esta manera, recorrimos el Norte de Vietnam en una ruta circular que nos llevaría hasta la Bahía de Halong, desde allí, a Nin Binh y vuelta a la capital hasta tomar el avión a la zona Centro del País.

La mejor zona para alojarse en Hanoi es el Barrio de Antiguo de la capital, conocido como Old Qater. Es un barrio céntrico al Norte del Lago Hoan Kiem muy cercano a todo y lleno de hoteles y guesthouses, restaurantes, puestecillos de comida y cientos de tiendecitas dedicadas a la venta de todo tipo de objetos.

Nuestros hoteles fueron Spring Flower Hotel y Hotel Queen Light, éste último, pequeño, pero realmente encantador.

Hoteles de Hanoi
Spring Flower Hotel
Hoteles en el Barrio Antiguo de Hanoi
Hotel Queen Light

Y ¿Cuáles son las visitas Imprescindibles de Hanoi?

Complejo del Mausoleo de Ho Chi Minh

Qué ver en Hanoi
Complejo del Mausoleo de Ho Chi Minh

Se encuentra al Oeste de Old Qater y se puede llegar hasta allí andando, aunque hay que sortear un sinfín de motocicletas, aceras, personas y obstáculos.

Comprende el Museo de Ho Chi Minh, la Casa de Ho Chi Minh, el Mausoleo, el Palacio Presidencial y la Pagoda del Pilar Único o Pagoda de un Pilar.

La importancia de este complejo reside, es obvio, en la figura de Ho Chi Minh y por eso se ha convertido en lugar de peregrinación para vietnamitas de todos los rincones del país, grupos escolares y turistas de todas las nacionalidades.

Ho Chi Minh es el “padre de Vietnam”, Primer Ministro y Presidente de la República Democrática de Vietnam, conocida como Vietnam del Norte. Su imagen aparece en los billetes y su fotografía sigue presidiendo muchos edificios oficiales.

Imprescindibles de Hanoi
Mausoleo de Ho Chi Minh

Pese a que su deseo fue ser incinerado, su cuerpo fue embalsamado y se exhibe aquí, en el Mausoleo de Hanoi, aunque el mausoleo cierra en ocasiones para el traslado del cuerpo embalsamado a Rusia con el fin de realizar las labores necesarias para su conservación óptima.

La entrada al Mausoleo es Gratuita y abre de martes a jueves y sábados y domingos. Cierra los lunes y viernes.

En Temporada Alta (Del 01 de abril al 31 de octubre) abre de 7:30 a 10:30 y los sábados, domingos y festivos de 7:30 a 11:00. En Temporada de “Frío” (Del 01 de noviembre a 31 de marzo) abre de 8:00 a 11:00 y los sábados domingos y festivos de 8:00 a 11:00

Me hubiera hecho mucha ilusión acceder al interior del Mausoleo, pese a que hay que pasar un trámite previo y tumultuoso para dejar mochilas y cámaras; pero la cola era impracticable, pese a que dicen que suele avanzar rápido. Lo que ocurre es que el calor era insufrible en aquella explanada y, pese a que se cubre la cola con una estructura para dar sombra a los visitantes,  creo que hubiera desfallecido después de una hora allí de pie. Así que tampoco me arrepiento de no haber pasado por ese sufrimiento. En aquel momento fue impensable pasar el rato que fuera de pie en una cola a pleno sol.

El Complejo también alberga la Casa de pilares de Ho Chi Minh con el mismo horario y días de apertura que el Mausoleo, pero también abre por la tarde de 14:00 a 16:00 en verano y de 13:30 a 16:00 en invierno. El precio de la entrada es de 25.000 VND (1€).

Ho Chi Minh
Casa de Ho Chi Minh

La Casa de Ho Chi Minh es una casa tradicional vietnamita que se ha conservado hasta hoy tal cual la dejó Ho Chi Minh.

Junto a la Casa de Ho Chi Minh se encentra el Palacio Presidencial, a cuyo interior no se puede acceder, aunque sí se puede contemplar, desde los jardines y junto a la “Casa de Pilares”, la belleza de su arquitectura colonial.

Qué hacer en Hanoi
Palacio Presidencial

Construido como Palacio para el Gobernador General de Indochina, Ho Chi Minh prefirió su casa tradicional y únicamente usaba el Palacio para recepciones oficiales.

En el complejo, además, se puede visitar el Museo de Ho Chi Minh con el mismo horario que la Casa de Pilares (abre por la tarde) y también hay que pagar 1€ para verlo, pero no se pueden hacer fotografías.

Turismo Hanoi
Museo de Ho Chi Minh

Pagoda de un pilar

El Complejo se completa con la Pagoda del Pilar Único, cuya curiosidad reside en que, en medio de un estanque, se encuentra construída en madera sobre un pilar de piedra. La Pagoda original, construída en el siglo XI, fue destruída por los franceses al abandonar Hanoi y reconstruída por el nuevo gobierno.

Visitas en el Complejo del Mausoleo de Ho Chi Minh
Pagoda del Pilar Único

Me hacía también mucha ilusión ver la Pagoda de un solo pilar, pero su estado de deterioro me pareció lamentable e incluso peligroso, pues se habían caído los muros que rodean al estanque y se había cercado la zona –completamente funcional- con unos cuantos palos y una cuerda.

No podéis haceros una idea de cuán decepcionante fue este lugar mítico para mí, a lo que contribuyó, y no lo voy a negar, el insoportable magnífico día de sol y calor que hizo. Pero además de la asfixiante e insoportable temperatura, lo que allí había era “Guerra Mundial Z” ¡Imposible andar, imposible moverse, imposible ver nada!

Templo de la Literatura

Primera Universidad de Vietnam
Templo de la Literatura

Desde el Complejo del Mausoleo de Ho Chi Minh se puede llegar andando al Templo de la Literatura.

La importancia de este lugar radica en que la primera universidad del país se estableció en este edificio de arquitectura tradicional vietnamita el siglo XI.

La entrada cuesta 30.000 VND (1€) y abre de 8:00 a 18:00 horas.

Esta visita nos gustó bastante y, pese a la afluencia de turistas, el lugar no estaba abarrotado, con lo que resultó ciertamente interesante y agradable.

Prisión Hoa Lo

Prisión de Hanoi
Prisión Hoa Lo

La prisión Hoa Lo fue el lugar que los franceses usaron durante la ocupación de Vietnam para encerrar a los presos políticos y, posteriormente, por los vietnamitas durante la Guerra de Vietnam, para encarcelar a los presos estadounidenses que, irónicamente, la apodaron “El Hilton de Hanoi”. No obstante, en la prisión encontramos mucha propaganda contra el colonialismo francés y muy poca contra los EEUU, probablemente porque los vietnamitas la expusieron como modelo ajustado a los Convenios de Ginebra para los prisioneros de guerra.

En esta prisión fue recluído, durante cinco años y medio, el recientemente fallecido senador de los EEUU, Jhon McCain.

La entrada cuesta 20.000 VND (0´75€) para adultos y es gratis para niños. Abre todos los días de 8:00 a 17:00 horas.

Esta fue una de las visitas que más disfruté en Hanoi y, probablemente, el hecho de que no sea un lugar muy visitado por el turismo, contribuyó bastante a ello.

Pese a que la prisión era mucho más grande, gran parte del recinto fue demolido para dar paso a los imponentes edificios que ahora pueblan en Barrio Francés. No obstante, la visita permite hacerse una idea exacta de lo que fueron las cárceles vietnamitas, los medios de tortura empleados en ellas y el sufrimiento de las miles de personas que por allí pasaron en sus años en los que permaneció abierta.

Mercado Don Xuan

El Mercado de Don Xuan, en Old Qater, es el mercado cubierto más grande de Hanoi, construido por los franceses en el siglo XIX.

Se trata de un lugar en el que el calor es asfixiante y en el que la mercancía impide, literalmente, cualquier posibilidad de distinguir el producto que deseas adquirir, pues todo se encuentra amontonado, revuelto e invadiendo los pasillos. No extraña en absoluto que un incendio lo arrasara por completo en 1994. Esa forma de almacenar las mercancías es más que peligrosa.

Principal Mercado Cubierto de Hanoi
Mercado Don Xuan

Allí venden zapatos, mochilas, bolsos, souvenirs, telas, camisetas,… supongo que nada interesante en realidad. Y cuando cierra sus puertas, a las 17:00 horas, un segundo mercado de puestos ambulantes se instala en sus alrededores hasta las once de la noche. Además, los aledaños del mercado sirven durante el día para la venta de productos.

Lago Hoan Kiem

Lagos de Hanoi
Lago Hoan Kiem

El Lago Hoan Kiem es una auténtica tabla de salvación en mitad del caos de la capital vietnamita, sobre todo a primera hora del día, cuando los más ancianos del lugar practican sus ejercicios, y durante el fin de semana, cuando convierten los alrededores en peatonales y uno se encuentra a salvo del caos circulatorio de las motos de Hanoi.

En mitad del lago se encuentra la Torre de la Tortuga, antiguo sitio de pesca del rey Le Thanh Tong y considerado símbolo de la ciudad.

Imagen destacada de Hanoi
Torre de la Tortuga

Y también en el Lago se encuentra la isla de Jade, a la que se accede por un bonito puente rojo, para llegar al Templo de la Montaña de Jade (Templo Ngoc Son).

Templo Ngoc Son

Traducción del “Templo de la montaña de Jade”, se encuentra en mitad del Lago Hoan Kiem y es el “El puente de la luz del sol de bienvenida a la mañana”, un bello y llamativo puente de color rojo, el que conduce hasta él.

Puente Rojo del Lago Hoan Kiem
Puente rojo de acceso al Templo Ngoc Son

Dicen que se trata del templo más visitado de Hanoi, aunque realmente no fue el lugar de la capital que más nos gustó; además de encontrarlo en obras durante nuestra visita.

Abierto de 8:00 a 18:00 horas, la entrada cuesta 30.000 VND (1€) y es gratis para los menores de 15 años. Se requieren hombros y rodillas cubiertas, pero en caso contrario, de manera gratuita en la entrada, te facilitan una túnica perfecta para el calor.

Además de la torre de la pluma, las pinturas y decoración interior, que se ha mantenido intacta, sus bonsáis, sus gongs y el pabellón Tran Ba, lo más llamativo del templo es un ejemplar de tortuga disecada que una vez nadó en las aguas del Lago Hoam Kiem.

Tortuga disecada
Tortuga en el Templo Ngoc Son

West Lake y la pagoda Tran Quoc

El Lago Tay Ho, conocido como West Lake, es el más grande de Hanoi. En él, además de su tranquilidad, destaca la Pagoda Tran Quoc que, construída en el siglo VI es el templo más antiguo de Vietnam.

Pagoda del West Lake de Hanoi
Pagoda Tran Quoc

Es agradable pasear por este lugar, ya que al no encontrarse justo en la zona centro, suele estar menos concurrido.

Espectáculo en el Teatro de Marionetas de Agua

Las marionetas de agua son tanto un espectáculo, como un arte que se originó en los arrozales del Norte de Vietnam y cuenta con más de 1.000 años de tradición.

Fue la forma de distracción de los campesinos que además utilizaban para transmitir tradiciones orales e historias propias de generación en generación.

Las marionetas, artesanales en su integridad, son de madera y llegan a pesar más de 15 kg. requiriendo de un cuidadoso mantenimiento y unos conocimientos cualificados para su manejo. Tan es así que existen en Vietnam un tipo de estudios específicos, certificados por el Ministerio de Cultura, para formar a artistas que se dedican a perpetuar esta tradición milenaria.

Pese a que, a partir de la década de 1960, la tradición del teatro de marionetas de agua se extendió a otras zonas de Vietnam, la cuna de este endémico espectáculo se encuentra en el Norte y, por el momento, el máximo exponente de este arte se halla en el Than Long Water Puppet Theatre, ubicado frente a la entrada del Templo Ngoc Son, en el lago Hoam Kiem.

Teatro de marionetas de agua Hanoi
Espectáculo de marionetas de agua

Por ello, es un must en cualquier visita a Hanoi y, por este mismo motivo, es un espectáculo muy demandado por el turismo que visita la capital. Así que hay que reservar la entrada con un poquito de antelación.

El teatro ofrece 4 funciones todos los días de la semana a las 15:30, 17:00, 20:00 y 21:15; y cinco los domingos, añadiendo a las anteriores una a las 9:30 de la mañana.

La función dura unos 40 minutos y la entrada cuesta 100.000 VND  (3´50€) adultos y 60.000 VND (2´50€) niños. Antes había que pagar por acceder con la cámara de video o la de fotos, pero ya no es así y se puede acceder al teatro y grabar o hacer fotografías sin pagar por ello.

Ciudadela Imperial de Thang Long

Inscrita como Patrimonio de la Humanidad en la lista UNESCO en 2010, fue construída en el siglo XI sobre los restos de una fortaleza china del siglo VII en terrenos drenados del delta del Río Rojo que hoy ocupan una parte del centro de Hanoi.

Torre principal de la Ciudad Imperial de Hanoi
Ciudadela Imperial de Thang Long

Durante más de doce siglos fue sede del poder político y su importancia reside, además de en su estado de conservación, en el cruce de influencias Chinas, del Norte, con las del antiguo Valle de Champa,en el Sur.

Muchas de las estructuras de la Ciudad Imperial, que muchos han comparado en dimensiones, y estructura a la Ciudad Prohibida de Pekín, sufrieron los embates de la ocupación francesa de Hanoi a finales del siglo XIX. Incluso mucho de sus estructuras fueron derribadas en el siglo XX. No fue hasta el siglo XIX en que se emprendieron importantes trabajos de arqueología en el lugar que consiguieron sacar a la luz parte de las ruinas de la Ciudad Imperial.

Hoy día, se sigue conservando casi intacto el sector central de la ciudadela.

Abre todos los días de 8:00 a 17:00 horas y la entrada cuesta 30:000 VND (1€).

Museo de Historia Militar

Son numerosos los vestigios de los conflicto bélicos que ha atravesado Vietnam a lo largo de su Historia y gran parte de museos, lugares y rincones están consagrados a sus recuerdos.

En una de las esquinas de la ciudadela de Hanoi se encuentra el Museo de Historia Militar, frente al Parque de Lenin y cerca del Mausoleo de Ho Chi Minh. Se puede llegar hasta allí perfectamente andando desde Old Qater.

Horarios y precios Museo de Historia Militar de Hanoi
Museo de Historia Militar

Lo cierto es que estábamos bastante interesados en todo lo que tuviera que ver con la Historia de Vietnam, así que decidimos visitarlo.

El museo abre todos los días excepto los lunes y los viernes y su horario es de 8:00 a 11:30 y de 13:00 a 16:30. La entrada cuesta 40.000 VND (1´5€) más 30.000 VND (1€) si llevas cámara, aunque parece ser que el cobro de este complemento es bastante aleatorio.

Al llegar allí (era lunes), el reloj sobrepasaba las 11:30 de la mañana, así que preguntamos si estaba abierto. El guarda de la puerta nos dijo que esperásemos hasta la 13:00, por lo que decidimos tomar algo fresquito en una terraza cercana.

Al llegar las 13.00 horas volvimos a la taquilla, pero cuál fue nuestra sorpresa cuando quisieron cobrarnos el ticket de entrada para ver sólo los exteriores del museo porque, siendo lunes, efectivamente el museo estaba cerrado. ¡Menuda cara dura! Por supuesto que dijimos que no y nos marchamos.

¿No nos podían haber dicho esto antes? ¿Entrada completa? Pues cosas como éstas a decenas son las que hace expresarme en el sentido de que no entiendo del todo el carácter vietnamita.

Catedral de San José

Catedral Neogótica de Hanoi
Catedral de San José

Ubicada en la parte Oeste del Lago Hoam Kiem, fue construída a finales de siglo XIX al estilo de la época, el neogótico.

Se trata de la Iglesia católica más antigua de Hanoi, que sigue realizando oficios religiosos, y a la que se puede acceder de manera gratuita por su lateral izquierdo (pasando la verja).

Abre de lunes a sábado de 8:00 a 11:00 y de 14:00 a 17:00 y los domingos de 7:00 a 11:00 y de 15:00 a 21:00 horas.

Hanoi Train Street

Hay un tramo de calles en el casco antiguo de Hanoi atravesados por una vía del tren sobre la que aún transitan ferrocarriles.

Insólitas calles por donde pasa el tren en Hanoi
Train Street

En las calles, estrechas, las casas se hacinan a ambos lados mientras el curso de la vida continúa apaciblemente para sus moradores, alejados del bullicio del tráfico de la capital. Apaciblemente, hasta que en sus vidas irrumpe el tren que pasa a escasos centímetros de las puertas de sus casas sin reducir la velocidad y haciendo vibrar sus casas y su rutina.

Se trata, sin duda, de una de las visitas más curiosas que pueden hacerse en Hanoi, pues son pocos los lugares del mundo en los que se combinan el paso de trenes por mitad de una calle, con las vidas cotidianas de sus habitantes. Y aunque ya habíamos experimentado algo parecido en el Mercado sobre las vías del Tren de Mae Klong, en Tailandia, la fotogenia de las “calles del tren” de Hanoi es superior, incluso.

Podréis visitar estas calles en las siguientes direcciones del Barrio Antiguo de Hanoi –cerca del Lago Hoan Kiem y en dirección al puente Long Good

5 Trần Phú, Hàng Bông, Hoàn Kiếm Ngõ, Hà Nội y

224 Lê Duẩn, Khâm Thiên, Đống Đa, Hà Nội.

Pero como el Barrio de Old Qater no deja de ser un laberinto de calles por las que es difícil transitar, tienes dos opciones para llegar hasta allí:

La primera es que cojas un taxi y le pidas que te lleve hasta “Train Street”.

La segunda, que busques en Google MapsTrain Street”. Te dará  varias opciones, aunque todas serán igual de válidas.

Los trenes pasan a las 15:30 y a las 19:30, pero si quieres verlo, como el recorrido que hace el tren por mitad de Hanoi es de aproximadamente 2 km. procura estar con tiempo para no perdértelo; y sé muy muy precavido porque si no eres tú el que te cuidas, no esperes que lo hagan las vagonetas por ti.

Old City Gate

Puerta monumental antigua de acceso a la ciudad vieja de Hanoi
Hanoi Old Gate

Hanoi Old City Gate se encuentra en la confluencia de las calles Hang Chieu y Dao Duy Tu Street, al norte del Lago Hoan Kiem.

Se trata de la única puerta que queda en pie de las que 21 que había rodeando la ciudad vieja de Hanoi para protegerla. Por ello, permanecían abiertas de día y valladas durante la noche.

Conocida por los locales como Quan Chong, fue designada con ese nombre en honor a un líder militar que pereció en batalla combatiendo contra los franceses en 1843.

Walking Street & Night Market

Atracción exclusiva de los fines de semana, los alrededores del Lago Hoan Kiem y la calle Hang Dao, una de las principales arterias del Barrio Antiguo de Hanoi, cierra sus calles al tráfico rodado los viernes, sábados y domingos para favorecer los paseos, las actividades juveniles, los teatros callejeros y un extenso mercado nocturno.

Qué hacer en Hanoi los fines de semana
Night Market de Fin de Semana

Al caer el sol, los alrededores del lago se llenan de niños en bicicleta y patines, artistas de las pompas de jabón, grupos de jóvenes mostrando sus cualidades artísticas, gente que hace deporte y turistas que lo observamos todo, participando, incluso, de la fiesta.

El Night Market es como cualquier otro Night Market asiático, con cientos de puestecillos y comida ambulante, en el que puede disfrutarse de un poco de paz en cuanto al tráfico, no así en cuanto a la afluencia de público. Y aunque se pueden comprar casi las mismas cosas que en las cientos de tiendecitas de Old Qater, algo diferente se puede ver.

Si te ha gustado... ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+

20 Comentarios

  1. Que post más completo e interesante Macarena. Según iba leyendo tu relato (e información) le comentaba a mi marido que es la primera vez que alguien habla del ruido, caos, multitudes, calor insoportable, “cara duras”, mercados inundados de productos, y tablas de salvación en medio de ese mar de multitudes. Te agradezco tu honestidad, porque no todo tiene porqué ser idílico. Estoy segura que Vietnam tiene muchos rincones bonitos, así que seguiré pendiente de tus post. Por cierto, lo de “Guerra Mundial Z” me ha encantado jajajaja, me apunto ese chascarrillo 😉
    Un beso.

    • Hola Alicia,
      Lo avisé de soslayo en el primer post de Vietnam. Ha sido un destino de indudable belleza, pero discutible comodidad. Por eso, he tenido que dejar reposar los recuerdos un año. No quería ser demasiado dura. Creo que, los que viajamos, aunque lo intentemos, no dejamos de ser “aves de paso”; así que habrá que darle una oportunidad al país por la parte, la cultura y los lugares que nos reste conocer y también ¿por qué no? por respeto a los viajeros para quienes Vietnam se convirtió en su destino soñado. Ahora bien, yo allí no repito, seguro.
      En realidad, la de “Guerra Mundial Z” fue Macarena jjjjjjj
      Un besazo

  2. Hola Macarena! Por fin empiezo a leer tu viaje por Vietnam (ahora mismo me pongo al día con lo atrasado) y fíjate que Juan últimamente, no se por qué, no para de decir que le gustaría ir a Vietnam y a mi no me llama para nada. Cierto es que está muy de moda y que se vende una imagen muy idílica de este lugar, pero yo me lo imagino así, tal como lo muestras, con ruido y caos, y yo soy la típica que ante tal situación se agobia muchísimo y lo paso mal y me quiero ir y no lo disfruto… así que no se si algún día me veré allí, todo puede pasar… pero de momento, prefiero seguir leyendo tu experiencia y descubrir todo a través de tus ojos. Un besazo.

    • Nooooooooo “Desconvence” a Juan. De verdad que es como cuento y te aseguro que lo estoy dulcificando bastante. Quizá si es el primer país de Asia que visitáis, podéis quedar encantados con la brutalidad de los contrastes o, quizás, quedéis tan horrorizados que ya no queráis volver más a Asia. Pero, de verdad, que Asia no es Vietnam.
      A ver si me inspiro para seguir escribiendo porque realmente me están costando bastante estas entradas.
      Un besazo gigante. Me alegro mucho que hayáis disfrutado en vuestro viaje.

    • Para nosotros ha sido uno de nuestros peores destinos. No ya sólo de Asia, sino del mundo; pero eso no obsta para que haya quienes queden prendados con el país porque lo cierto es que, en cuanto a belleza, es uno de los más bellos que hemos visitado. Pero sí, es cierto lo que decís. Nosotros no llegamos a acostumbrarnos a tal caos.
      Mil gracias siempre por vuestra atención y vuestro apoyo.

  3. Hola Macarena, es una entrada súper interesante. Creo que somos mucho los que no soportamos ni el caos ni las aglomeraciones, pero estoy segura que Vietnam por lo que nos muestra en tu entrada, tendrá cosa interesante de ver y disfrutar.
    Besitos!

    • Hola Cristina,
      Para ser justos, tengo que decir que es uno de los países más bellos que hemos visitado en cuanto a paisajes, arquitectura, atracciones,… Pero la dinámica de vida en Vietnam es tan diferente, tan caótica, tan llena de gente, que llegó a superarnos.
      Un besazo

  4. Yo no podría Macarena,… bueno, una vez allí quizás sí (tengo aguante y, sobre todo la curiosidad me puede). A pesar de la gente, del calor, del tráfico y seguro que un montén de incomodidades más, creo que debemos ser positivos y creo que como muy bien dices, la ciudad tiene cosas interesantes,… quizás lo importante debe ser inhibirse a los excesos y tratar de interiorizar los lugares. Interesante y, sobre todo, honesta entrada!

    • Jo Norte,
      Tengo que ser justa. Hanoi es una ciudad muy distinta que, por ello, merece la pena visitar; y Vietnam es un país con lugares bellísimos. Siempre he hablado del atrayente caos de Asia (y África), pero lo de Hanoi es inenarrable: ruidos y ruidos, gente, es imposible andar por las aceras, si te descuidas, puede que seas víctima de un timo…. Es como si tuvieras que estar siempre alerta y, la verdad, que esa actitud permanente termina cansando.
      Pero, tal y como dices, ¡Hay que dejarse llevar por la experiencia!
      Un fuerte abrazo, amigo Norte.

  5. Que bonito Hanoi, de verdad!!! Lo que más me gustó la Pagoda Tran Quoc, me pareció muy bonita :)) Hanoi es bastante peculiar, quizás es la ciudad más chocante de todas, por el caos, pero la disfruté tanto!!! Un besote reina!!

    • Yo, si tuviera que elegir, me quedo con la Prisión Hoa Lo y las Calles del Tren.
      Verás María, la primera vez que visité Bangkok, lo conté en uno de nuestros videos, me encontré “como Paco Martínez Soria en la Estación de Atocha”. No sé si habrás visitado la ciudad, pero me abrumó el ruido, la circulación, las dimensiones de la ciudad,… Sin embargo, me enamoré de ella. Guarda un orden dentro del caos; puedes encontrar refugios de paz en medio de la gran urbe; pese a la circulación, puedes cruzar las calles con cierta facilidad; y pese a las aglomeraciones, es posible encontrar sitios en los que pasear tranquilo.
      Pero en Hanoi, y no discuto sobre sus bellos rincones o sus peculiaridades, parece que la dinámica de vida es una locura constante en la que no puedes llegar a adivinar las reglas que rigen la vida cotidiana de la ciudad ¿Y eso es guay? Puede que distinta y ahí radica la diferencia que encontré en Hanoi respecto de todas las ciudades asiáticas que he visitado. Pero, desde luego, para nosotros demasiado agobiante.
      Así que me alegro que lo disfrutaras tanto. Es genial tener puntos de vista diferentes. Aunque yo, a Hanoi, no vuelvo.
      Un besazo

      • Jajajaj ains pues yo sí creo que me gustaría volver :)) es que no vi Sapa y si algún voy a Camboya acabaré el viaje con el norte de Vietnam :)) está bien los puntos de vista, sí :))

  6. ¡Qué entrada más completa, Macarena! Me han llamado la atención esas pagodas, la iglesia neogótica y esa calle con el ferrocarril. Nos encontramos en España algo así y ni imagino la que se monta. Y por supuesto ese Templo de la Literatura.
    Fantástico post para ver de un vistazo los lugares más emblemáticos de Hanoi, aunque, seguro, lo mejor es la vivencia que habréis disfrutado. Un abrazo!!!

    • Gracias David.
      Hanoi es un sitio muy peculiar. Creo que el más ‘especial’ que he podido ver hasta el momento, pero me costó un poco adaptarme a ese entorno tan lleno y diferente.
      Mi favoritas fueron también las calles del tren. Pues eso ¿Te imaginas si eso ocurriera en nuestro país? Pero claro, cosas así no pasan en España: ni Fomento te dejaría construir, ni Sanidad vender comida ambulante, ni Hacienda poner mercadillos en las calles, ni Seguridad Ciudadana almacenar la mercancía de esa manera,… Jjjjjjjjj
      He pensado dedicar unas pocas de entradas a los lugares que creo que lo requieren. Por ahora he escrito sobre Las marionetas de agua y la Prisión Hoa Lo, pero se aceptan sugerencias.
      Un fuerte abrazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here