Información Útil: Cómo ir del Centro al Sur de Vietnam

12
213
Sala de embarque aeropuerto de Hué

Son 750 kilómetros los que separan Hué, en el Centro de Vietnam, de Da Lat, una de las ciudades más al Norte del Sur del país.

Recorrer esta distancia por carretera supone más de trece horas y media embarcados en un Sleeping Bus, así que, teniendo en cuenta que los vuelos internos son baratos en Vietnam, nosotros decidimos realizar este recorrido en avión.

Ya contamos en nuestra entrada de “Cómo ir del Norte al Centro de Vietnam” cómo hicimos una ruta circular en el Centro del país para terminar ese recorrido en la ciudad de Hué porque, aunque el principal aeropuerto se encuentra en la Ciudad de Da Nang, queríamos llegar directamente desde Vietnam Central a la ciudad de Dalat para así seguir nuestra ruta hacia el Sur sin tener que andar y desandar el camino de forma reiterada.

En Hué hay tres vuelos directos con la compañía Jetstar que hacen la ruta Hué – Da Lat en poco más de una hora. La otra opción hubiera sido volar hasta Nha Trang y, desde allí, hacer la ruta del Sur del país en autobús.

Itinerario Vietnam
Aeropuerto de Da Lat

El vuelo nos costó unos 45€ por persona comprado con bastante tiempo de antelación.

Y lo único que hay tener en cuenta son los días en los que este vuelo tiene lugar  ya que no es un vuelo diario (sólo vuela los miércoles, viernes y domingos) porque las demás conexiones -con Vietjet Air, Hahn Air o Vietnam Airlines- son caras (unos 150€) y hacen escala en Ho Chi Minh.

Nos estuvieron modificando la hora del vuelo continuamente desde un mes antes de viajar. Compramos el vuelo para las 8:45 de la mañana, aunque no teníamos claro si saldríamos a las 8:00, así que decidimos levantarnos a las 6:00 a.m.

El Mundo con Ella
Aeropuerto de Hué

Hay dos formas para llegar desde el centro al aeropuerto de Hué y se tarda aproximadamente 30 minutos.

En autobús: Cuesta 70.000 VND (2,50€), o

En coche: entre 210.000 (8€) – que fue lo que nos costó a nosotros- y 350.000 (13€)

Opciones para ir del Centro al Sur de Vietnam
Pequeño aeropuerto de Hué

El aeropuerto de Hué es bastante pequeño y en el avión éramos 6 extranjeros solamente. El trayecto, menos mal que fue corto, porque la gente estuvo gritando, aplaudiendo, levantándose, dentro del avión. Fue un horror.

Son 30 kilómetros los que separan el aeropuerto del Centro de Da Lat.

Desde el aeropuerto, se puede coger un Suttle Bus que va repartiendo a la gente por sus destinos en el  centro de la ciudad. El ticket se compra dentro, donde se encuentra la cinta para la recogida de maletas y cuesta 40.000 VND (1,50€) por persona.

Aeropuertos Vietnam
Mostrador ticket Shuttle Bus aeropuerto de Da Lat

Fuimos los últimos en el autobús. El conductor no encontraba nuestro hotel ¡Claro! ¿Cómo lo iba a encontrar? Estaba cerrado a cal y canto y allí, en medio de una ciudad desconocida, nos vimos en una acera con todos los bártulos.

Si te ha gustado... ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+

12 Comentarios

    • Jjjjjjj No sé, Vicensi, porque yo creo que subir a un avión es un auténtico acontecimiento para los vietnamitas. De cualquier forma, espero que algún día nos cuentes tus andanzas por Vietnam. Un beso grande y ¡Feliz Navidad!

  1. Madre mía, qué odisea… A mi la idea de coger aviones dentro del mismo destino no me hace mucha gracia. No soy muy dada al avión, por lo que si ya me cuesta coger uno para llegar al destino (menos mal que me pueden mis ganas de viajar porque lo odio con todas mis fuerzas), imagínate si tengo que pensar en que voy a estar cogiendo más, estaría nerviosa todo el tiempo. Igual si algún día voy, tenga que descartar algunos lugares, o hacer rutas por zonas más concretas del país, o pasarlo mal medio viaje con el tema del avión jajaja. De cualquier modo, muy buena información conocer vuestra experiencia. Besos.

    • Ains pobre!
      El tema del avión y el barco, para nosotros es irremediable, ya sabes, viviendo donde vivimos. Y es un rollo para quienes le tienen “miedillo”. Mi madre no lo soporta tampoco y la limita muchísimo. Aunque ¡No creas! A mí no es que me haga mucha gracias, pero es la única forma. Supongo que será un poco cuestión de mentalizarse, porque después de tantas veces, respeto le sigo teniendo.
      Un beso grande Verónica y otro muy grande para Juan ¡Feliz Navidad!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here