Image default
Laos

Palacio Real de Luang Prabang y Monte Phu Si

Dos visitas obligadas en la ciudad más bella de Laos son las que han de realizarse al Palacio Real de Luang Prabang y Monte Phu Si.

Palacio Real de Luang Prabang

El Palacio es un complejo formado por un conjunto de edificios justo en el centro de Luang Prabang.

Wat Haw Pha Bang o Royal Temple

Turismo Luang Prabang
Royal Temple Luang Prabang

Bellamente ornamentado, aunque parezca un edificio antiguo, data de 1963; pero las obras fueron detenidas con la subida del Partido Comunista al poder, de manera que se retomaron en la década de 1990 y fueron finalizadas en 2006, hace nada.

Su estructura recargada de oro, está realizada sobre una plataforma con una escalera y su tejado, con múltiples niveles, está rematado por nagas dorados. Destacan las cabezas de serpientes mitológicas en la escalera principal, cuyos cuerpos se extienden por la balaustrada hasta la entrada.

Qué hacer en Luang Prabang
Wat Haw Pha Bang

En el interior, se puede contemplar una elaborada estructura, también dorada, cómo no, en la que debía ubicarse el Buda Pha Bang; aunque finalmente éste, ha sido alojado en el Museo del Palacio Real donde pasa desapercibido entre multitud de colmillos de elefantes y, como ya he contado, a veces se traslada hasta Wat Mai.

Museo del Palacio Real

En realidad, el Museo fue el Palacio Real, habitado por las dinastías reinantes hasta que fueron obligadas a abandonarlo con la llegada de la República y, entonces se abrió como museo, conservando todo como dicen que estaba cuando era habitado por Reyes. No está permitido realizar fotografías en el interior.

Teatro Real

Aún se encuentra en activo y en él se realizan todavía representaciones de danza y teatrales.

Visitas imprescindibles en Luang Prabang
Teatro Real

El Museo abre  de 8:00 a 11:30 y de 13.30  16:00 de miércoles a lunes. Aunque, en realidad, la apertura y el cierre son aleatorios, así que es mejor aprovechar cuando se encuentre abierto.

Al Palacio Real no se puede entrar con mochilas de gran tamaño y hay que descalzarse para acceder a su interior. Todo se queda en consigna. Las cámaras, aunque no se puede hacer fotografías, pueden acompañarnos; así que es mejor no dejar el equipo fotográfico en consigna porque, pese a que los robos son infrecuentes, es mejor no abandonar un equipo valioso.

Monte Phu Si

El Monte Phu Si es una colina sagrada que se halla en el centro de Luang Prabang y desde el que se puede observarse toda la ciudad.

Lo mejor de Luang Prabang
Escaleras Monte Phu Si

Hay tres rutas de subida:

  1. Frente al Palacio Real. Es la más popular y la más fácil.
  2. Al lado opuesto (de la colina), en la Calle Kingkitsarath. La subida se hace en zigzag y por eso es preferida para el descenso.
  3. Por la calle Kitsalat. Es más difícil y empinada y por ello menos concurrida.

Muy cerca de la cumbre está la cueva Wat Phra Bat Nua, en la que, dicen, se halla la huella del pie de Buda.

La entrada cuesta 20.000 LAK (2€) y la taquilla se encuentra en la parte superior del tramo de escaleras.

Lo que no te puedes perder en Luang Prabang
Acceso Monte Phu Si

Abre desde el amanecer –aproximadamente a las 6:00 a.m.- hasta el ocaso. Y, si vais temprano, y no hay nadie en la taquilla, se puede acceder sin tener que pagar la entrada.

Related posts

Videos: Las cataratas Kuang Si

El mundo con ella

Videos: La carretera del infierno – De Viantiane a Vang Vieng

El mundo con ella

Videos: Blue Lagoon, Vang Vieng

El mundo con ella

18 comentarios

Julia C. Cambil 29 abril, 2018 at 6:33 pm

Por lo que he leído en esta y otras entradas, parece que las taquillas son portátiles en algunos de los sitios a visitar en Laos, no? Se me hace un poco raro, pero supongo que tiene sus ventajas: si la taquilla no está puesta, puedes pasar tranquilamente :))

El palacio es una maravilla y toda una tentación para los amigos de lo ajeno con tanto oro. Supngo que estará vigilado para que no haya actos de vandalismo. Por cierto, me encantan las cabezas de serpientes mitológicas, me impresionan.

Gracias por esta visita por Luang Prabang. Como siempre unas fotos geniales, aunque no se puedan hacer en los interiores.

¡Un beso, Macarena!

Responder
El mundo con ella 29 abril, 2018 at 9:41 pm

Jajajaja Siiiii. Una mesa y un toldo ¿Para qué más?

A ver, las puertas de los Templos se cierran, pero los patios quedan abiertos como lugares de paso. Lo mismo en el Monte Phu Si. Cuando acaba la jornada se van a casa y se supone que no subirá gente, o si lo hacen, será muy poca porque no hay luz.

No creas que hay una vigilancia exhaustiva tipo «Prosegur», los monjes viven en los templos y la gente, por otra parte, ya sabe lo que hay que hacer. De todas formas, ya imaginarás cómo es la justicia y cómo son las cárceles en estos países. Es mejor no arriesgarse a hacer ninguna locura.

Muchos besos Julia. Me alegro que te esté gustando la ciudad.

Responder
Alicia de Trotajoches. 29 abril, 2018 at 9:47 pm

Genial tu post, super completo como siempre. Ya sabes que me encantan estos artículos con información y consejos de primera mano.
Eso de no poder hacer fotos en museos no lo entiendo….pero bueno, hay que hacer lo que nos dicen. Aunque he de confesar que hay lugares del mundo donde nos hemos saltado esa norma, lo sé, está mal, pero uno no se puede resistir, jajajaja
Un abrazo
Alicia.

Responder
El mundo con ella 29 abril, 2018 at 10:50 pm

Ay me encanta!!! Jajajajajaja
Yo pienso igual que tú, Alicia. Entiendo que en pinacotecas los flashes puedan dañar las obras, pero imagino que tendrá que ver con la seguridad y/o los derechos sobre las fotografías de las obras ¡Yo que sé! Pero sí, yo también me confieso culpable Jajajajajaja
Un besazo.

Responder
Carmen 30 abril, 2018 at 7:47 am

No puedo decir más que precioso, precioso y precioso!!!.
Otro estupendo post que me ha encantado.
Un abrazo, Macarena 🙂

Responder
El mundo con ella 30 abril, 2018 at 10:21 pm

Carmen, Luang Prabang es muy bonita y su arquitectura muy llamativa; pero lo mejor es su tranquilidad y el silencio.
Un besito

Responder
Asuncion Artal 30 abril, 2018 at 12:10 pm

Qué bonito el palacio y que curioso lo de las taquillas, aunque supongo que fuera del horario poca o casi nadie se moverá por ahí. Un beso

Responder
El mundo con ella 30 abril, 2018 at 10:22 pm

Es eso, Asunción, aunque es muy bonito ver los templos iluminados a esas horas. Y lo mejor es que no hay nadie!!!!! Besos

Responder
Chelo 30 abril, 2018 at 12:13 pm

¡Hola Macarena! Te devuelvo tu amable visita a mi blog, y me encuentro con un blog preciosoy con viajes de ensueño, ¡qué maravilla de fotos! Me provocas envidia sana porque me gustaría viajar esos lugares. Hace poco una amiga mía estuvo en Myanmar y también me hizo los dientes largos.

Un beso y felicitaciones por tus reseñas tan cuidadas.

Responder
El mundo con ella 30 abril, 2018 at 10:24 pm

¡Hola Chelo!

Te aseguro que todo es proponérselo. Nosotros no salimos de cañas, ni vamos al cine para poder dedicar todo lo que tenemos a viajar.

Muchas gracias por tu visita, de corazón. Y, por cierto, Myanmar es una auténtica maravilla. Besotes

Responder
El desvan de vicensi 30 abril, 2018 at 5:39 pm

El palacio, aunque recargado, se ve precioso pero aún me gusta más el Monte Phu. Por las fotos que nos muestras se ve divino, la verdad es que no me importaria nada perderme unpas dias por allí. Un beso y feliz semana.

Responder
El mundo con ella 30 abril, 2018 at 10:25 pm

¡Hola Vicensi!

Luang Prabang es un sitio de mucha paz. El Monte Phu Si, con el calor que hacía, era como pensárselo dos veces, aviso jjjjjj.

Muchos besos

Responder
David 30 abril, 2018 at 5:56 pm

Jo, siendo espectacular el Palacio, me quedo con el Monte Phu Si. El silencio, el olor a Naturaleza… debe ser una de esas estancias en las que uno entra con un ánimo y sale con otro muy distinto. Un abrazo!!

Responder
El mundo con ella 30 abril, 2018 at 10:26 pm

No sé qué decirte David, hay que ponerse a subir escaleras en el agosto tropical ¿Eh? Que luego estos sitios no están tan cuidados como uno piensa y, al final, lo que está deseando es bajar pronto para tomar algo fresco jjjjjj. Besos

Responder
Chari 30 abril, 2018 at 7:37 pm

Qué bonito, Macarena, qué imágenes mas increíbles. Parece mentira que el Royal Temple sea tan reciente. Me pasa como a Julia con lo de las taquillas, me parece muy llamativo que las lleven y las traigan.
Un beso enorme

Responder
El mundo con ella 30 abril, 2018 at 10:31 pm

¿A qué sí, Chari? A mí lo que me pasa con estos sitios es que me gusta, no ya lo antiguo, sino lo viejo. Yo es que debo ser clásica en exceso, pero las restauraciones impecables y lo que excede de 1900… No sé yo.
Lo de las taquillas es genial. Ya te digo: una mesa y un toldo ¿Para qué más? Luego la apartas hasta el día siguiente, te llevas la caja a casa y ya está. De todas formas, lo que le he dicho a Julia que, al fin y al cabo, cierran la puerta de los templos; así que no se puede acceder al Edificio Central, pero a los patios y jardines sí, y es maravilloso.
Un besazo

Responder
Laura.M 3 mayo, 2018 at 11:26 pm

Soy más de naturaleza que de tanto dorado, aunque reconozco que impresionan. Pero llegar arriba del monte Phu Si y contemplar esa inmensidad, me impresionaría más.
Gracias familia por tranportarnos allí.
Besos.

Responder
El mundo con ella 5 mayo, 2018 at 12:16 am

Ay no sé Laura, tú no sabes lo que es subir a ese lugar con tanto calor…
Yo tampoco soy muy amiga del dorado, pero bueno, es bonito de ver.
Un besazo

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TRANSLATE
error: