Image default
CuriosidadesNepal

Las Ruedas de Plegarias de Nepal

Las ruedas de oración son cilindros montados sobre un eje y construidos de madera, piedra, cuero o algodón en bruto. Tradicionalmente, en la superficie exterior de la rueda se encuentra escrito el mantra Om Mani Padme Hum en sánscrito. También, a veces, posee dibujos de dakinis, que son formas femeninas energéticas, que evocan el movimiento de energía del espacio, protectoras, y muy a menudo los ocho símbolos auspiciosos o Ashta mangala. Según las tradiciones budistas tibetana y nepalí, el girar una rueda tiene el mismo efecto meritorio que recitar las plegarias.

Origen y simbolismo de las ruedas de oración

Curiosidades de Nepal
Ruedas de oración en Golden Temple de Patan

El dato más antiguo que se posee sobre la existencia de un molino de oración, se remonta al año 400 d.C. en Ladakh, India, en las anotaciones de un peregrino chino.

El símbolo de la rueda en sí misma tiene una profunda importancia en el budismo, representando el ciclo interminable del nacimiento, muerte y renacimiento, conocido como samsara. Al girar la rueda de plegarias, se simboliza la intención de romper con este ciclo y avanzar hacia la iluminación.

El concepto de rueda de plegaria es una manifestación física de la frase «girando la rueda de dharma», que describe la manera mediante la cual Buda enseñaba.

Tipos de molinos de oración

Mantra Om Mani Padme Hum
Pequeños molinillos de oración

La parte interior del cilindro contiene un papel enrollado que contiene mantras alrededor de un “árbol de la vida”. Las ruedas más grandes  pueden incluso contener muchos miles de mantras envolviendo este árbol de la vida.

Los molinos de oración varían en tamaño, habiéndolos desde el tamaño de un dedal, hasta de las dimensiones de un edificio. Además los materiales para su elaboración pueden ser desde lo más modesto, como la madera o el cobre, hasta los más suntuosos, como los de plata, oro y piedras preciosas.

Hay muchos tipos de ruedas de oración budistas: manuales, hidráulicas, de fuego, de viento, eléctricas… y con mucha frecuencia se ubican en estupas y monasterios. Un buen ejemplo de la cantidad de ruedas de oración en un solo lugar es el de la Estupa Boudhanath, que se rodea en el sentido de las agujas del reloj haciendo girar todas las ruedas al paso.

La práctica budista: el giro infinito

Molinos de Oración en Nepal
Ruedas de plegarias

Las ruedas de oración son un elemento importante en la práctica budista.

El acto de girar la rueda de plegarias se realiza con una intención específica. Se cree que recitar mentalmente o en voz alta los mantras inscritos en la rueda mientras se gira potencia el poder espiritual de las oraciones. La repetición constante del mantra es una forma de meditación en movimiento, permitiendo a los practicantes centrarse en la espiritualidad mientras realizan acciones cotidianas.

Estas ruedas se utilizan para generar mérito y cultivar una mente compasiva. Girar una rueda de oraciones crea beneficios extensos para los creyentes. Las ruedas de oración se utilizan en la meditación como una forma de meditación activa y como una forma de expresión y de devoción y gratitud hacia los seres iluminados y los principios espirituales. Los budistas creen que repetir el mantra mientras se gira la rueda de oración reemplaza las fuerzas negativas del cuerpo por positivas. Los budistas veneran la rueda de oración como un símbolo religioso de importancia y el giro repetido de una rueda es un ejercicio religioso significativo. Incluso el simple hecho de tocar una rueda de oración produce una gran purificación de las fuerzas negativas.

Qué son las Ruedas de Plegarias
Interior de un Templo de Patan

Se cree que cuantas más oraciones uno ofrece, más mérito gana, lo que mejora las posibilidades de una reencarnación mejor y, finalmente, alcanzar el nirvana. También se cree que la oración a través de los molinos de plegarias otorga todo lo que pide al creyente.

Los molinos de oración pueden estar siempre presentes en la vida de un creyente budista, ya que no hay establecido un momento exacto en las que utilizarlas. Uno puede usarlas en su meditación, su recitación de mantras o sus prácticas espirituales; pero también mientras se rodean las estupas, se ve la televisión, se escucha música o se lee. Sin embargo, no deben utilizarse mientras un Lama realiza un discurso o imparte sus enseñanzas.

Uso Contemporáneo

Cilindros que giran en los templos budistas
Molinillos de oración Nepal

Aunque las ruedas de plegarias tienen profundas raíces en la tradición budista, su uso se ha expandido más allá de los contextos religiosos. Muchas personas, independientemente de su afiliación religiosa, encuentran valor en el acto meditativo de girar una rueda de plegarias como una forma de conexión espiritual y búsqueda de paz interior.

Related posts

Arte Gótico en el Norte de África

El mundo con ella

Nepal de compras

El mundo con ella

Guía para visitar Bhaktapur

El mundo con ella

4 comentarios

Contadora de Libros 3 febrero, 2024 at 12:56 pm

Una bonita entrada, y un contenido muy curioso.
El gesto o símbolo de girar las ruedas de plegarias, lleva implícito una carga emocional y espiritual.
Me pregunto si todo es tan sencillo como eso.
Pero ciertamente, sea cual sea la religión de la que hablemos, siempre la fe mueve montañas. Nos permite anclarnos a nuestras raíces, con lo que nos sentimos identificados, felices y en paz.

Repito, una entrada preciosa.
Muchas gracias por compartir, Macarena.
Un beso grandeeee.

Responder
El mundo con ella 4 febrero, 2024 at 12:37 am

Oh! Muchas gracias, Nélida!!!

Yo tampoco sé qué hay de verdad en las plegarias que muchos de nosotros elevamos al cielo, y también pienso en que ojalá lleguen a su destinatario. Pero, como dices, la fe mueve montañas y quizá sea más importante la fe que todo el resto.

Un besote grande.

Responder
Laura. M 3 febrero, 2024 at 8:28 pm

Como bien dice Nélida , la fe siempre ha movido montañas. Cada religión tiene sus creencias. Por lo mismo que los cristianos visitamos las iglesias. Así ha sido siempre y seguirá siendo. Me ha gustado saberlo.
Un abrazo.

Responder
El mundo con ella 4 febrero, 2024 at 12:44 am

Gracias Laura,

Coincido al 100% con vosotras ¿Y qué sería del mundo sin fe?

Un fuerte abrazo!!!

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TRANSLATE
error: