Francia: Oradour Sur Glane

20
132
Oradour sur Glane sufrió la mayor masacre de civiles cometida por los nazis en la Europa Occidental

Oradour Sur Glane es una localidad francesa ubicada en el centro de Francia, muy cerca de la ciudad de Limoges -conocida mundialmente por su porcelana-. Aunque Oradour es hoy una ciudad fantasma que las autoridades francesas decidieron conservar para que no cayera en el olvido la matanza cometida por el Tercer Reich en 1944.

Lugares emblemáticos de la Segunda Guerra Mundial
Oradour sur Glane recuerda la Historia reciente en Europa y el horror que toda guerra supone

La Batalla de Normandía fue la operación que llevaron a cabo los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial para la liberación de Europa de la dominación de la Alemania Nazi. Esta operación, denominada en clave Operación Overlood, comenzó el 6 de junio de 1944, llamado Día D, con el desembarco de Normandía en el que un asalto de mil doscientas aeronaves  y cinco mil barcos posibilitaron que 160.000 soldados arribaran al Norte de Francia.

Cuatro días más tarde del inicio de la Batalla de Normandía, en el pueblo francés de Oradour-sur-Glane el tiempo se detuvo para siempre.

Pueblo Francés de Oradour-sur-Glane
El 10 de junio de 1944 se detuvo el tiempo en Oradour sur Glane

Oradour-sur Glane era un pueblo tradicional y  floreciente cerca de Limoges. En la década de los años 30-40 del siglo XIX, el núcleo urbano poseía bonitas edificaciones de arquitectura tradicional francesa, comercios, dos restaurantes, un par de Hoteles en el que solían alojarse los aficionados a la pesca en el río Glane y una iglesia del siglo XV.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la población acogió a un nutrido grupo de refugiados de clases acomodadas, familias de españoles huídas de régimen franquista, emigrados de otras zonas de Francia y un grupo de judíos.

A pesar de las penurias que la Guerra Mundial ocasionó en las poblaciones europeas, Oradour  fue una población sin relativos problemas de abastecimiento, dada su economía agrícola y ganadera, que incluso sirvió de centro de aprovisionamiento para poblaciones cercanas. Además, la sensación allí era de relativa seguridad debida a la ausencia de actividad guerrillera de la Resistencia.

Horario de visitas Oradour-sur-Glane
Las autoridades francesas han conservado intactos los restos de Oradour

Pero el 10 de junio de 1944, la ciudad fue arrasada por una compañía Nazi y casi todos sus ocupantes asesinados, posiblemente para saciar la sed de venganza por la toma de conciencia de los alemanes que comenzaban a perder la Guerra tras el desembarco de Normandía.

Una mañana de sábado del inicio del verano, la población estaba especialmente concurrida por la visita del médico de la zona, una distribución de tabaco y el descanso semanal de los agricultores y ganaderos de los alrededores.

Pero fue entonces cuando una columna de 120 soldados, que marchaba en dirección al Norte para reforzar el frente de Normandía, se detuvo en el pueblo rural asesinando a 642 civiles. Casi 75 años después, esta matanza sigue siendo considerada la mayor masacre de civiles cometida por los nazis en la Europa Occidental.

De acuerdo con el relato de los pocos supervivientes, pasado el medio día, todos los habitantes del pueblo fueron reunidos en el mercado. Separaron a los hombres de las mujeres y niños. A los primeros, los fusilaron o ametrallaron. Mientras que encerraron al grupo de mujeres y niños en la iglesia para gasearlos, pero viendo la ineficacia del método utilizado, los ametrallaron, los bombardearon con granadas de mano y terminaron prendiéndoles fuego. El médico local recibió un disparo mientras conducía de regreso a casa donde aún continúan los restos de su coche. Tras la matanza, sólo pudo identificarse a 52 víctimas.

Entradas Oradour-sur-Glane
Restos del que dicen era el coche del médico local

En 1946, el pueblo fue declarado Monumento Nacional. Las autoridades francesas decidieron conservar Oradour tal cual la abandonaron los alemanes, en recuerdo del horror nazi.

Se trata de una visita muy recomendable que recuerda la Historia reciente en Europa y el horror que toda guerra supone.

Pueblo fantasma Francia
Oradour sur Glane se encuentra junto a la localidad francesa de Limoges

Junto al pueblo de Oradour sur Glane se construyó un “Centro de la Memoria” y hoy día se puede visitar todo el conjunto.

El Horario de visitas comienza a las 9:00 de la mañana y el de cierre varía entre las 16:00 y las 18:00, según la época del año. Desde el 16 de diciembre al 31 de enero se encuentra cerrado.

La entrada al Centro de la memoria cuesta 7´80€, aunque hay una tarifa reducida para menores, estudiantes, discapacitados, combatientes y víctimas de guerra que cuesta 5´20€  y es gratuita para menores de 10 años, invidentes, periodistas, conductores de autobús y parados. También hay un forfait para familias de 4 miembros que cuesta 22€.

La visita al pueblo, sin acceso al Centro de la Memoria es Gratuita.

Si te ha gustado... ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+

20 Comentarios

  1. Uffff!, es la terrible historia reciente que nos persigue para que no olvidemos a dónde nos lleva la sinrazón. No hace mucho estuve en Berlín, … también allí he tenido la oportunidad de ver algunas cosas sobre la II Guerra Mundial y el muro que durante años separó las dos Alemanias. Feliz semana!

    • Jou Norte, qué envidia me das, siempre de viaje!!!!
      A mí siempre me han llamado la atención los sitios históricos de la Segunda Guerra Mundial y en Francia hay unos cuantos, pero Oradour, tal y como está planteado, te adentra en lo que allí ocurrió de forma vívida. Es una pasada.
      No diré nada de nuestra Ley de Memoria Histórica…
      Un abrazote

  2. Hola Macarena! me alegra volver a leerte después del parón veraniego jeje. Como me gusta Francia, y como me gustaría conocer mucho más.. No conocía este lugar y me ha parecido realmente fascinante. Tiene que ser escalofriante pasear por allí, pero sin duda, son lugares de esos que es bueno conocer para que no se cometan las mismas atrocidades. Gracias por tu entrada. Besos.

    • ¡Hola Verónica!
      Me alegra tanto hablar contigo… Imaginarás el motivo ¡Menudo verano el que habéis tenido vosotros! Aunque, no sé por qué, no os hacía yo por aquí ¿Os habéis ido ya?
      Oradour es un lugar que no se encuentra tan lejos de España y es bastante fácil la comunicación por carretera. A ver cuándo os animáis. Y como dices, y por el hecho de cómo está planteado, te hace revivir nítidamente lo que allí sucedió alguna vez.
      Gracias a ti, siempre.
      Un besazo

      • Pues nuestro verano ha sido muuuy estresante, por suerte todo ha salido más perfecto de lo que hubiésemos imaginado, pero te aseguro que si volviera el tiempo atrás no me casaría en agosto… con lo que me gusta a mi el verano y se me ha pasado que ni me he enterado, encima organizar una boda entre turno y turno de trabajo es bastante duro, pero bueno, todo ha merecido la pena y me volvería a casar todos los años de mi vida. Con respecto al viaje, pues el día 20 salimos para Madrid, porque el 21 sale nuestro avión hacia Atenas, ya la semana que viene y te aseguro que no veo la hora en que me vea subida a ese avión, no puedo tener más ganas!! Yo, por mi parte, deseando ver esos diarios de vuestro viaje. Besos.

        • Ayyyyyyy me encantaaaaaaaa. Ya sabes que yo me ilusiono con lo mínimo, pero a vosotros… os tengo un cariño especial!!!!!!
          Yo ya te conté que no me compliqué mucho, pero puedo entender lo que dices; aunque por lo que he podido ver, ha sido precioso y emocionante.Y además, ¡Habéis hecho rutas y habéis asistido a más bodas!
          Me encanta la expresión “me volvería a casar todos los años de mi vida” porque, después de 18 años junto a Yayo, siempre le digo “me casaría contigo una y otra vez hasta el fin de los días”…
          Imagino las ganas que tendréis de hacer vuestro viaje. Lo guay -para mí jejejeje- es que, como ya estoy imbuida en la rutina, no me lo voy a perder. Desde casa, pero pendiente.
          Nuestro viaje ha sido más tranquilo de lo que pensábamos. Tras abandonar Borneo y los trekkings por la selva ¡Ay madre quién me oiga! la cosa ha sido sosilla y tranquila, en parte debido al carácter y el ritmo de vida de los malasios. Pero, bueno, ya lo irás viendo. Ahora voy a comenzar temporada por Vietnam. Tras un año, he conseguido digerir mis sentimientos y espero poder escribir unas entradas ligeramente “edulcoradas”.
          Os deseo que descanséis, que disfrutéis, que os sigáis enamorando, que lo veáis todo, que os riáis, que os beséis… Vivir como si no hubiera un mañana. El viaje de novios es sólo una vez en la vida.
          Muchos besos a los dos.

  3. Hola Macarena
    Desconocía totalmente la historia de ese pueblo y como bien dices Francia está aquí al ladito y vale la pena hacer una escapada y conocerlo, es una buena manera de recordar las barbaridades que se cometieron y el horror que trae cualquier guerra. Debería servir para que nunca se repitieran esos horrores pero por desgracia no sé si aprendemos.
    Un placer volver a visitarte y descubrir esos lugares tan interesantes. Espero que tu verano haya sido fantástico.
    Besos

    • Hola Conxita,
      Oradour-sur-Glane encierra una terrible historia, sobre todo porque, siendo un lugar en el que no sufrieron de lleno los efectos de una guerra devastadora, estaban llegando ya al final de la misma sin las terribles consecuencias de la maldad humana. Pero… no. La mente y las acciones humanas pueden llegar a ser malvadas en grado superlativo y lo que aquí ocurrió es muestra de ello.
      Siempre he sido muy crítica con la Memoria Histórica y creo que conservar lugares como éste para que la humanidad recuerde episodios vergonzantes que jamás debieran volver a repetirse, es muestra de ello.
      Para reflexionar, sin duda.
      Yo también te deseo unos bellos recuerdos de los largos días, la luz y la orilla del mar.
      Un besazo

    • ¡Hola chicos!
      Como veis, ya de vuelta y comenzando a rodar; aunque aún no me he puesto con el canal: tengo abiertos tantos frentes y tanto trabajo atrasado…
      He estado encantada viendo vuestros besos y vuestras sonrisas este verano ¡Anda que no lo he disfrutado yo también! Ha sido un poquito como estar allí con vosotros. Además, creo que después del invierno tan horrible que hemos pasado todos, era muy necesaria que llegara ya la hora de playa, sol, mar, besos,…
      Oradour es un sitio muy interesante para visitar. De verdad que llega a sentirse en el interior lo que ocurrió allí.
      Vosotros, que estáis más cerquita, podíais plantearos un día una rutilla de las buenas. Nosotros hace tiempo que no subimos a Francia, pero sí que me gustaría volver en algún momento.
      Muchas gracias por vuestro comentario. Sois “achuchables” y os quiero, lo sabéis.
      Espero que todo marche bien.
      Y, en breve, me pongo al día con todo y os sigo más de cerca.
      Muchos besos a los dos.

  4. Impresionante monumento de nuestro pasado!! Qué bien lo ha hecho Francia, ha sabido conservar un patrimonio devastado para recordarnos la importancia de la Memoria histórica de un país, de un terrible siglo XX que nos demostró la capacidad del mal en una sociedad que teóricamente era avanzada.
    Muchas gracias Macarena por traernos este pueblo francés que merece una visita y una reflexión.
    Un abrazo muy grande amiga.

    • ¡Hola Xus!
      Te he visto muy poquito este verano y espero que las cosas vayan “pá´rriba”, al igual que deseo que hayas estado muy ocupada disfrutando del sol, del calor y de las noches de verano. Te echo de menos, que lo sepas.
      Yo siempre he sido muy crítica con la Memoria Histórica en nuestro país. Considero, y es una opinión muy personal, que el pasado hay que conservarlo -no como gloria, sino como memoria- porque, cuando tú lo eliminas, anulas las opciones que deberían tener las generaciones futuras de comprobar, de manera exacta y nítida, cómo ha sido su historia. Lo demás son conjeturas e interpretaciones. Y lo mismo que se conserva un edificio patrimonial, deberían conservarse documentos, lugares, esculturas, calles,… Así que aplaudo, por cuestiones personales, esta iniciativa francesa que, por otra parte horroriza y sorprende.
      Me alegro que te haya gustado. Muchas gracias a ti siempre, amiga Xus.
      Un besazo

    • ¡Hola Vicensi!
      Este lugar pilla relativamente cerca de España, así que espero que un día me digas que lo has visitado porque es especial y su visita merece la pena.
      Muchas gracias por el comentario, me alegro que te haya resultado interesante la entrada.
      Un beso

  5. Jo, tremenda y horripilante historia la de este desdichado pueblo. Estremece imaginar cómo fue, el sufrimiento de esas gentes al ser conscientes de su pronta muerte. Un capítulo bochornoso para la especie humana.
    Aplaudo la iniciativa de las autoridades de conservar el pueblo tal cual lo dejaron aquellas bestias, es bueno conservar la memoria, para bien o para mal.
    Excelente exposición histórica la que nos has ofrecido, Macarena. Un fuerte abrazo!

    • Hola David,
      Si vieras lo que, con la que está cayendo, me reconforta tu comentario… Porque, debates a un lado, yo creo que conservar la memoria -tal y como dices, para bien o para mal- es esencial.
      Lo de Oradour, sin menospreciar la barbarie cometida durante la Segunda Guerra Mundial, fue un acto despreciable hasta límites indescriptibles: la guerra estaba ya prácticamente acabada y el Desembarco de Normandía ratificaba la derrota de los alemanes ¿Cebarse en ese momento con mujeres y niños? Es repugnante.
      Un lugar estremecedor que invita a la reflexión. Muy recomendable su visita, sin duda.
      Muchas gracias por tus palabras, David.
      Un fuerte abrazo!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here