Todos los datos útiles que necesitas saber sobre Baalbek

12
524
Templo de Baco en Baalbek

Conscientes de las dimensiones que requería la anterior entrada para hablar sobre el Complejo de Templos de Baalbek, hemos decidido escribir un segundo post a fin de recoger toda la información necesaria para visitar Baalbek porque, pese a que lo más importante de Baalbek son sus Templos Romanos, en la ciudad se pueden realizar otras visitas de interés que te gustará hacer. Además, en esta entrada, también te contamos cuánto valen las entradas a los templos, cómo llegar hasta ellos, dónde comer y otros datos de interés que te ayudarán en tu viaje.

Navidad en las Ruinas de Baalbek
Papá Noel llega a Baalbeck

Datos útiles sobre los Templos de Baalbek

datos útiles que necesitas saber sobre Baalbek
Friso del Templo de Júpiter

Precio de las Entradas al Complejo de Templos de Baalbek: Las entradas al complejo de Templos de Baalbek cuestan 15.000 L.L. (10$) para los adultos y 10.000 L.L. (6$) para estudiantes y niños.

Duración de la Visita: Una visita pausada a todo el complejo toma alrededor de entre 2 horas y 2 horas y media.

Guías de Baalbek: Es fácil recorrer el interior del complejo con sólo haber leído la información que te proporcionamos y no es imprescindible llevar un manual. No obstante, en la entrada del templo, hay vendedores que te ofrecerán guías en todos los idiomas, incluido el español. El Complejo también dispone de paneles informativos en varios idiomas indicándote en el lugar en el que te encuentras y una pequeña sinopsis.

Precio de las entradas Templos de Baalbek
Paneles informativos en el Complejo de Templos de Baalbek

Si realizas la visita en un tour organizado, el guía te acompañará y, en caso de que hayas contratado el servicio de alquiler de coche con conductor, lo más probable es que éste realice la visita contigo. No obstante, también hemos leído que hay guías –no oficiales- que se ofrecen a realizar la visita como acompañante a cambio de una propina. Nosotros no los vimos, pero haberlos haylos.

Número de visitantes: Pese a ser un lugar arqueológico extremadamente importante, ya hemos comentado que el turismo en Líbano por el momento es escaso, en Baalbek no había nadie. Cuando nosotros fuimos, sólo nos cruzamos con un grupo de escolares que ya se marchaban y nos rodearon con curiosidad haciéndonos todo tipo de preguntas. Y justo delante de nosotros, entraron tres extranjeros. Éramos los únicos visitantes de aquel día, así que fue… mágico.

Venta ilícita de antigüedades: En la puerta de las ruinas hay varios puestos de souvenirs que ofrecen, entre otros objetos, camisetas de la Organización Hezbollah. Hay también  algunos vendedores que van y vienen, e incluso quien ofrece paseos en camello.

Los souvenirs del terrorismo
Camello en Baalbek

Cuando salimos del Complejo de Templos, se nos acercó un vendedor para ofrecernos unas guías. Pero, ante nuestra negativa, se echó la mano al bolsillo, y sacó unas monedas antiguas. No sabemos si eran auténticas o no y ni siquiera si pertenecían a la zona, o vete tú a saber, porque ni siquiera las miramos.

Venta ilícita de antigüedades en Líbano
Puestecillo de souvenirs en Baalbek

Frente a esto, diremos en primer lugar, que sacar antigüedades de Líbano requiere de una licencia de importación y podrías buscarte un lío si te pillan en la aduana. En segundo lugar, que si no eres un experto, no podrás comprobar la autenticidad o no de lo que te ofrezcan, con lo cual, correrás el riesgo de que te engañen. Y por último, el expolio de antigüedades y pequeños objetos, contribuye a la desaparición del Patrimonio, así como a la financiación, en muchos casos, de actividades relacionadas con el terrorismo.

Baalbek, territorio de Hezbollah. Los souvenirs del terrorismo

Aunque hablaremos de Hezbollah en otras de nuestras entradas, por el momento diremos que Baalbek se encuentra en el corazón de uno de los dos territorios de Líbano controlados por esta organización (el otro se encuentra en el Sur).

Pese a que Hezbollah tiene representación parlamentaria, posee un brazo armado que ha llevado a cabo multitud de atentados dentro y fuera de Líbano, y es considerada como Organización Terrorista por los países occidentales.

Los souvenirs del terrorismo en Baalbek
Camisetas de Hezbollah

Hasta hace muy poco tiempo, Baalbek era un lugar inadecuado para el turismo por la posibilidad de ser capturado por las milicias a fin de pedir un rescate millonario que sirviera para financiar sus actividades. La verdad es que esto impresiona. Y si bien es cierto que la zona está muy tranquila, dicen quienes conocen bien a la milicia chií, que se trata de una “calma tensa”.

Aunque nosotros no nos sentimos inseguros en ningún momento, es cierto que, hasta por la estética en la indumentaria de los habitantes, parece que Baalbek es distinta al resto de lugares que visitamos en Líbano.

En este orden de cosas, es común la venta de artículos relacionados con Hezbollah que se ofrecen como souvenirs a los turistas (pocos) que visitan las ruinas. El dinero de la recaudación (poco) va destinado a la financiación de la milicia armada. El caso es que hay quien compra estos artículos como recuerdo, como regalo o simplemente como curiosidad.

Colectas para Hezbollah
Las huchas de Baalbek que recaudan fondos para Hezbollah

Además, podrás ver en la calle huchas –por cierto, esto de ver huchas para recaudar fondos para diferentes finalidades en las calles de todo Líbano es muy común- que también recaudan dinero destinado a Hezbollah.

Pero nosotros no colaboramos con el terrorismo.

Otras visitas en Baalbek

La zona de Baalbek es un amplio conjunto de lugares de interés, pese a que el complejo de Baalbek eclipsa cualquier otra visita que pueda realizarse.

Nosotros realizamos las siguientes:

Catedral de Santa Bárbara

Principales lugares para visitar en Baalbek
Catedral de Santa Bárbara

Se encuentra ubicada justo enfrente de las ruínas.

Iglesia Saydet Al Maounet

Se encuentra junto a las Ruínas.

El mítico Hotel Palmyra de Baalbek

El mítico Hotel Palmyra, ubicado enfrente de las Ruinas, fue construido en 1874 y, en su época de apogeo, albergó a reyes, emperadores, escritores, músicos, y artistas de fama internacional.

Las visitas más curiosas que hacer en Baalbek
El mítico Hotel Palmyra de Baalbek

Contaba con 40 habitaciones y más de 60 empleados. Hoy día resiste con 20 habitaciones antiguas y sólo 7 trabajadores que han ido envejeciendo al ritmo del ajuar.

Durante la Primera Guerra Mundial, fue ocupado por las tropas otomanas y, durante la Segunda Gran Guerra, sirvió como cuartel general a las tropas británicas.

El histórico hotel de Baalbek
Salón de recepción en el Hotel Palmyra

Charles de Gaulle, Mustafa Kemal Ataturk, el rey Faisal I de Irak, el rey Abdullah I de Jordania, el Sha de Irán y la emperatriz de Abisinia un día se alojaron aquí. Otros invitados famosos incluyen estrellas locales como Fairouz y Sabah, así como Nina Simone, Ella Fitzgerald, Albert Einstein, George Bernard Shaw y Jean Cocteau.

El Mundo con Ella
Fotografías firmadas de los ilustres huéspedes del Hotel Palmyra

Y aunque hoy en día sólo se hospedan en este lugar los amantes de la historia deseando vivir la experiencia de pernoctar en un hotel de más de cien años, lo cierto es que Palmyra ha dejado de ser un hotel antiguo para convertirse en un hotel viejo.

Aun así, sus propietarios están decididos a conservar el lugar, ya histórico.

Visitar el Hotel Palmyra de Baalbek
El Hotel Palmyra resiste a pesar del tiempo

Se trata de un lugar más que curioso en que pueden contemplarse las fotografías firmadas de personajes famosos y algún que otro recuerdo de sus huéspedes. Entrar en el Palmyra es como hacer un viaje en el tiempo para vivir por unos instantes entre cortinas de gruesas telas,  braseros de picón y sillones del siglo XIX.

La Piedra de la Mujer Embarazada. Las canteras de Baalbek

A unos 500 metros del Complejo de Templos de Baalbek se encuentra la cantera romana de Hajjar Al Hibla de donde se extraía la piedra con la que se esculpió el Templo de Júpiter.

Cantera Romana de Ballbek
Cantera romana de Hajjar Al Hibla

La visita a la cantera es interesante porque se pueden contemplar los tres monolitos más grandes jamás tallados por el ser humano. Más grandes y pesados aún que la Columna de Trajano, los obeliscos egipcios o los moais de la Isla de Pascua. Se cree que pesan entre 800 y 1.200 toneladas, lo que se traduce al equivalente del peso de 4 Boeing 747 juntos.

Se piensa que el procedimiento para la extracción de las rocas era el siguiente: se enmarcaba la roca entre cuatro zanjas esculpiendo la piedra a la misma vez que se iba extrayendo.

Enigmas de Baalbek
La Cantera Romana de Baalbek

De entre los tres monolitos, destaca el conocido como “Piedra de la Mujer Embarazada”, nombre del que no se sabe muy bien el origen, aunque siendo Baalbek lugar de enigmas y leyendas, se dice que una mujer embarazada habría conseguido engañar al pueblo de Baalbek diciendo que movería la piedra a cambio de su manutención hasta el día de su alumbramiento. Otros afirman que el nombre provendría de las dijnns (genios de la tradición semítica) embarazadas que fueron las artífices de la talla de la piedra. Aunque hay quien dice que el nombre proviene de la tradición de tocar la roca para aumentar la fertilidad de las mujeres.

Yo creo, sin embargo, que podría ser más sencillo y el nombre obedecer al proceso de formación de un elemento de la Tierra, aún unido a ella, hasta el momento de su separación.

Los megalitos de Baalbek
Piedra de la Mujer Embarazada

Sea como fuere, parece que aún sigue siendo un enigma el sistema empleado para el traslado de rocas de tales dimensiones en una época tan remota.

El segundo megalito de la cantera de Baalbek yace resquebrajado, probablemente, cuando se intentó moverlo. Lo que debió ser una gran faena tras el esfuerzo que se había empleado en su talla.

El tercero, descubierto en 2014, es el mayor de todos con un peso de 1.650 toneladas.

Entramos, sin darnos cuenta, al sitio de la cantera por un descampado en lugar de por la carretera de acceso y llegamos a un punto de poder observar la cantera sin necesidad de acceder a ella. Así que nos ahorramos la entrada, pese a las señas y voces del encargado para que diéramos la vuelta y entráramos.

Mausoleo de Sayyida Khawla

La mezquita chií de Sayyida Khawla se encuentra en la carretera de acceso a los Templos de Baalbek y es una auténtica preciosidad.

Los santuarios más importantes para los chiís
Mezquita de Sayyida Khawla, bisnieta de Mahoma

Sayyida Khawla era bisnieta de Mahoma. Tras el martirio y la muerte de Imam Hussein, sus mujeres e hijos fueron trasladados a Kufa y retenidos en Damasco durante más de un año. Posteriormente fueron trasladados de ciudad en ciudad hasta llegar a Baalbek, donde se construyó una mezquita en honor al Imam.

Durante ese trayecto, la bisnieta del Profeta, sufrió tormentos y dolores por una caída de un camello a la edad de tres años que la dejó parapléjica, hallando su muerte con la llega a Baalbek, donde se la enterró.

Santuario chií de la bisnieta de Mahoma
Mausoleo de Sayyida Khawla

Cuenta la leyenda que desde el enterramiento, los habitantes de la zona veían luces en el cielo y que el dueño de los huertos en los que se encontraba la tumba recibió, en sueños, el encargo de construir un mausoleo para el descanso eterno de la niña mártir.

Lugar de peregrinación Chií en Líbano
Mezquita chií de Sayyida Khawla

La Santa se encuentra enterrada en el interior de la mezquita en una jaula de oro y plata.

La mezquita es una auténtica belleza y puede visitarse en su interior, hombres por un lado y mujeres por otro, aunque lo cierto es que causa bastante respeto.

Además de las visitas que nosotros hicimos, se puede visitar La Gran Mezquita Omeya que fue construída sobre lo que fue un foro romano y posteriormente una iglesia bizantina. Además hay varias Qubbas, que son arquitecturas cuadradas islámicas con una cúpula que solían utilizarse como arte funerario.

The Baalbek International Festival

The Baalbek International Festival
Vista trasera del Templo de Baco

Todos los años, de primeros de Julio a mediados de agosto se celebra en Baalbek un Festival Internacional famoso mundialmente al que acuden prestigiosos artistas internacionales de la danza, la música o el teatro.

En Baalbek ha actuado Celia Cruz, Carlos Gardel, Mika, Jean Michel Jarre, Plácido Domingo, Masive Attack o Charles Aznavour, entre otros; así como las más prestigiosas orquestas y espectáculos de danza del mundo.

Las entradas están muy demandadas y que hay que comprarlas con bastante antelación. Y los días de los espectáculos, hay shuttle buses desde Beirut para realizar la ida y la vuelta.

Comer en Baalbek

Hemos dejado la dirección del restaurante en el que comimos en Baalbek en la entrada “Comer en Líbano por poco dinero”. El local se encuentra junto al Santuario de Sayyida Khawla y es de buena calidad en relación al precio.

Cómo llegar y salir de Baalbek

Lo primero que hicimos fue tomar un Uber hasta la Intersección de Cola por 7.000 L.L. (4€)

Allí tomamos una furgoneta directa a Baalbek por 7.000 L.L. cada uno que tardó aproximadamente 2 horas.

La furgoneta no te deja en las Ruinas,  sino en la entrada de la carretera desde donde cogimos un taxi “service por 6.000 L.L. (3,5€) los tres (2.000 L.L. cada uno).

Para volver, suele haber muchas furgonetas aparcadas en la salida de los templos, pero como nosotros hicimos unas cuantas cosas más, la cogimos por el camino. Esta primera furgoneta nos llevó hasta Chtoura, un pueblo que es cruce de caminos para ir a muchos sitios. Pagamos 3.000 L.L. (2€) cada uno y tardamos 1h 15´aproximadamente.

Desde allí, otra furgoneta nos llevó a Beirut en una hora y cuarto por 5.000 L.L. (3€) cada uno.

Si te ha gustado... ¡comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest

12 Comentarios

  1. Vaya preciosidades hay en el Líbano, desde luego me está encantando.No lo imaginaba para nada así, supongo que para mi es muy desconocido y solo lo tenía asociado a hechos tristes.
    Besos Macarena

  2. Qué pena lo del Hotel Palmyra, siempre me producen mucha pena los edificios viejos y mal cuidados, mucho más si son tan emblemáticos como éste 🙁 Es muy fuerte lo que comentáis sobre la venta de souvenirs o las huchas que financian abiertamente una organización terrorista. Imagino que la mayoría de la gente que “contribuye a la causa” seguramente no es consciente de lo que hace. Saber que Hezbollah controla el sitio da mucho más que respeto. Espero que continúe la calma, aunque sea tensa, y que el turismo esté a salvo.

    Otra entrada súper útil e instructiva, Macarena, ¡muchas gracias!

    Un beso enorme.

    • O sí, Julia ¿Quién sabe? En realidad, Hezbollah fue una organización admirada en todo el país porque haber sido la artífice de la expulsión de los Israelíes de territorios libaneses en 2006, pero luego intervino en la Guerra de Siria y Yemen, además de atribuirse la autoría de múltiples atentados internacionales, y eso ya no gustó tanto a quienes en principio les apoyaron.
      Cuentan que, hace años, era muy peligroso aventurarse en la zona porque los turistas extranjeros eran el objetivo fácil para millonarios secuestros. La verdad que pensar eso eriza la piel ¿Verdad? No obstante, es cierto que el ambiente en Baalbek era muy diferente al del resto de Líbano, aunque la “gente de a pie” es igual de amable.
      En fin, yo me alegro que vuelva la estabilidad al país y la economía prospere.
      Un besazo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.