Novi Sad, la más austrohúngara de las ciudades serbias

12
75
Iglesia Ortodoxa Saborna crkva

Novi Sad es una ciudad a orillas del Danubio al Norte de Belgrado que destaca sobre todo por su gran fortaleza y su arquitectura neorrenacentista y barroca.

Oficina Central de Crédito

Fue nuestra última parada en Serbia antes de cruzar la frontera de Bosnia & Herzegovina y, aunque realmente se trata de una ciudad bonita, la encontramos un poco sosota, quizá por ello pensamos que con un día es suficiente para recorrerla.

Edificio en la Calle ulica svetozara miletica

Hay dos lugares imprescindibles que visitar en Novi Sad: por una parte, la Fortaleza Petrovaradin, a un lado del Danubio. Por otra, el centro de la ciudad en donde la arquitectura barroca y renacentista se muestra en todo su esplendor.

Arquitectura barroca en Novi Sad

La Fortaleza Petrovaradin

Fortaleza de Petrovaradin

Esta fortaleza fue la más grande en la Europa del siglo XVII y el principal bastión del Imperio Austroúngaro en los Balcanes y se alza sobre el Danubio ofreciendo una vista espectacular sobre el río, sus puentes y los tejados de Novi Sad.

Vistas de Novi Sad desde la Fortaleza

Su estado de conservación es impecable y cuenta aún con una red de galerías subterráneas que se encuentran abiertas al público.

Barrio de Petrovaradin

Posee cinco puertas de acceso a las que se puede subir andando por empinadas escaleras y cuestas si quieres dejar el coche en la parte baja de las murallas. Pero lo curioso es que también se puede subir hasta el interior del recinto amurallado en coche a través de sus túneles. Ya dentro, hay un pequeño y concurrido aparcamiento gratuito.

Túneles de acceso a la fortaleza

Cerca del aparcamiento hay zona de parque, restaurantes y cafeterías, puestecillos de souvenirs y chuches y un bonito paseo junto a las murallas.

Puestos de souvenirs en la Fortaleza Petrovaradin

Una curiosidad de la Fortaleza Petrovaradin es su Torre del Reloj con el tamaño de sus agujas invertidas (la aguja de las horas es mayor que la del minutero) para que los pescadores pudieran orientarse desde el río.

Torre del Reloj en la Fortaleza Petrovaradin

Centro de Novi Sad

Calle peatonal Dunavska

Volvimos a aparcar el coche en una zona cercada al Centro peatonal de Novi Sad para recorrer sus calles. La arteria principal es la Calle Dunavska, que desemboca en la Plaza de la Libertad (Trg. Slovode).

Plaza de la Libertad

A lo largo de toda la calle, además de bellas fachadas, comercios y terrazas con encanto, se pueden encontrar galerías y pasajes que hacen únicos los rincones del centro de la ciudad.

Bonito Pasaje en el centro de Novi Sad

La Plaza de la Libertad es el centro neurálgico de la ciudad universitaria de Novi Sad y se encuentra jalonada de bellos edificios del siglo XIX, como el Ayuntamiento, de estilo neorrenacentista, la Catedral católica, de estilo neogótico, o el Banco y el Hotel Voivodina.

Ayuntamiento de Novi Sad
Catedral Católica del Nombre de María

Durante nuestro paseo encontramos un pasacalles tradicional, con gente engalanada para la ocasión, bailando al ritmo que marcaban el taconeo de las botas masculinas.

Bailes tradicionales en el centro de Novi Sad

Desde la plaza, se abren cinco arterias peatonales desde donde se pueden visitar el Palacio del Obispo, la Iglesia de San Jorge –Catedral Ortodoxa- o la sinagoga de principios del siglo XX y construida por la comunidad judía de la ciudad, hoy convertida en sala de conciertos.

Corte del Obispo

12 COMENTARIOS

  1. Leerte es ir paseando contiigo. Me gusta la catedral católica con su gran torre y corte del obispo por sus fachada. Buenas plazas tiene. Curioso lo del reloj.
    Como siempre estupendos reportajes y fotos.
    Buena semana.
    Un abrazo.

  2. Pues a mi me ha gustado mucho, quizá haya contribuido tus bonitas fotografías. La Fortaleza me ha parecido fantástica y encima se puede ir en coche atravesando túneles, que más queremos. Eso sí, el reloj con la aguja de las horas más grande me despista un montón. Entiendo que los marineros estaban acostumbrados pq a mi no se me hace la vista jajaja
    Dentro de poco vendrá el post de los wc, ¿verdad? Es curioso, pero se ha convertido en una de mis secciones favoritas de tu blog 🙂
    Estas semanas estoy un poco desaparecida, en 10 días nos vamos de viaje (si no damos positivo en la pcr, claro). Andamos sacando ropa de verano, comprando a Diego cosas nuevas que no le vale nada del año pasado, revisando los protectores solares, sandalias….es lo que tiene vivir en un lugar con las 4 estaciones del año, esto en Canarias no me pasaba.
    En fin amiga, ya te iré contando.
    Un abrazo enorme.

    • Es bonita, Alicia, pero es que pese a que había mucha gente paseando, no era un ambiente bullicioso y alegre. Era como… no sé, un lugar demasiado tranquilo. Quizá la cosa cambia cuando los universitarios inundan la ciudad, pero el día que estuvimos nosotros, hasta con pasacalles era un sitio pssssssi. No obstante, no diré que no es una ciudad bella y muy bien conservada. De eso, no cabe duda.
      Los wc ya están publicados jjjjjjj A modo de resumen y de peor a mejor: Serbia, Montenegro, Albania, Macedonia y Bosnia & Herzegovina.
      Ay, Alicia, estos niños cómo crecen. Yo también llevo una temporada de compras que estoy temblando, pero en mi caso, que da gracias porque a ti no te va a pasar, los conjuntos no se pueden repetir mucho y la moda es la moda. Además, debe llevarse con complementos. Luego están las bases, los esmaltes, las manicuras, peluquería porque claro, el pelo hay que tratarlo muy frecuentemente. Frita. Termino estresada. Jajajajajaja
      Nosotros no viajamos hasta agosto, pero no tengo preparado nada de nada. Únicamente tengo los billetes, que menuda subida han pegado este año. También tenemos destino con playas, pero para regocijo de mi bolsillo, aquí hace buen tiempo y tenemos a mano todos los «abalorios». Y hablando de Canarias, Macarena se va en un par de semanas a Canarias a surfear. Así que no te quejes, que todavía no estás «metida de lleno en faena».
      Deseando estoy de veros en Instagram, ya sabes lo envidiosa que soy. Os deseo muy muy buen viaje, que sé le que lo vais a disfrutar.
      Un besazo.

  3. Sigo quedándome prendada de la arquitectura.
    Merece la pena caminar mirando las fachadas y recreándose en los detalles, colores….Muy austrohúngaro todo 🙂
    Veo que tuvieron esos días muy buen tiempo, esos cielos despejados y preciosos, tanto las fotos de esta entrada como de las anteriores he visto a la gente vestida muy veraniega.

    Eres un sol, Macarena. No sabes lo que disfruto viajando contigo, y sin moverme de casa!
    Gracias.
    Un besote!

    • En un sitio precioso, pero ya he contado que un poco soso, con un ambiente demasiado calmado. No obstante, no hay que quitar mérito a la ciudad porque ciertamente es un lugar para recrearse en sus construcciones.
      Hasta este momento, nos cogió un tiempo buenísimo con, quizás, demasiado calor en Albania. Pero fue entrar en Bosnia Herzegovina y nos faltó abrigo.
      ¡Tú sí que eres un sol! Muchos besos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.