Image default
Bulgaria

Iglesias Rupestres de Ivanovo

Related posts

La Tumba Tracia de Kazanlak

El mundo con ella

El Monasterio de Rila, el más importante de los Balcanes

El mundo con ella

El Monasterio de Bachkovo, el segundo más grande de Bulgaria

El mundo con ella

10 comentarios

El desvan de vicensi 24 marzo, 2020 at 10:30 pm

No tenia ni idea de la existencia de estas iglesias rupestres, la de cosas que aprendo contigo Macarena. Me han encantado y me gustaria poder visitarlas, sus frescos son preciosos. Un beso y feliz noche ???

Responder
El mundo con ella 25 marzo, 2020 at 1:34 pm

Son muy curiosas, Vicenta. Además, la estructura es fascinante y qué decirte de los murales…

Responder
Contadora de Libros 25 marzo, 2020 at 8:32 pm

Es impresionante cómo excavaron esas iglesias en la roca.
No sabía de la existencia de este lugar, y ya con las primeras fotos que nos compartes una se queda maravillada. Primero por el enclave, allí arriba, en el precipicio…
Y luego por la maravilla que esconde su interior! Me ha encantado, qué curioso todo, los frescos se conservan bastante bien, la entrada, la grieta, el refugio en las rocas donde hacían vida los eremitas…..
Parece un lugar mágico.
Qué emocionante debió ser estar ahí visitándolo. Y los exteriores con esas vistas impresionantes, y el acceso que a pesar de quedar lejos, se ve muy agradable de pasear por él.

Gracias por compartir.
Un fuerte abrazo.

Responder
El mundo con ella 26 marzo, 2020 at 2:07 am

Fue una visita muy curiosa ¿Unas Iglesias en cuevas? Pensábamos que encontraríamos algo más «rudimentario» y, sin embargo, encontramos auténticas obras de arte fruto del empeño y el esfuerzo humano. Y, tal y como dices, es un conjunto único por el enclave, los murales, el paisaje,…. Merece muchísimo la pena esta visita que, creo, se reproducirá en muy pocos lugares del mundo.

Gracias por visitarnos.
Un abrazo

Responder
Mila Gomez 26 marzo, 2020 at 2:37 am

Pero qué preciosidad, Macarena, cuando leí el título me vino a la memoria Las Cuevas de Altamira, en Santillana del Mar, por lo de rupestres, que por cierto tuve la gran suerte de visitar cuando estaban las originales, después de dos años programada la visita.

Me imagino esa ruta agradable y luego entrar en ese gran museo de la historia. Debe ser mágico, contemplar esos frescos que hablan de lo universal como si fuera un proyecto casi para la eternidad física. Qué bueno que estén fortaleciendo la formación rocosa, y en cuanto al conjunto, me impresionó muchísimo además, encantó una barbaridad. No me extraña que sea Patrimonio de la Humanidad. Los precios me parecen asequibles, casi barato para admirar este conjunto de iglesias rupestres de Ivanovo.

Creo habértelo dicho antes, todos los lugares que nos compartes son una maravilla, ya cuando empiece a viajar vendré a pasearme por este espacio.
Gracias, y besazos.

Responder
El mundo con ella 27 marzo, 2020 at 8:25 pm

¿Altamira? ¡Qué envidia, Mila! Dicen mis padres que me llevaron siendo yo pequeña, aunque la verdad es que no me acuerdo de nada; si vale Lascaux II, que también es una auténtica preciosidad… Jejejejeje Sea como fuere, estos lugares me encantan y, aunque es verdad que las Iglesias de Ivanovo son sorprendentes y únicas, no puedo ocultar mi fascinación por una pintura prehistórica o un petroglifo ¡Adoro ese periodo de la humanidad!
Alejarse en lugares como éste de Ivanovo, tuvo que ser un auténtico reto para sus habitantes porque, entre otras cosas, en Bulgaria hace un frío en invierno que pela. Pero, quizá, los eremitas, por eso del ayuno y la oración, lo veían de otra forma; aunque ahora que lo pienso, si estaban todo el día picando piedra,…
En lo que llevas razón es que acercar las iglesias y monasterios a Dios ubicándolos en las partes altas de montañas, es una constante en muchos lugares del mundo y parece que de esta forma adquieren una dimensión que trasciende lo físico y lo humano. Sí que es un lugar bello y que animo a visitar.
Muchas gracias Mila y ¡Feliz cumple!

Responder
David Rubio Sánchez 27 marzo, 2020 at 11:23 am

Imagino llegar a este monasterio al atardecer, adentrarme en sus oquedades, visionar los frescos a la luz de las velas y, después, salir del mismo y contemplar el paraje verde que lo envuelve. Sin duda una experiencia mística. Un abrazo, Macarena!!

Responder
El mundo con ella 27 marzo, 2020 at 9:15 pm

Es un lugar casi misterioso, David. Creo que lo recóndito del sitio, tiene que ver en gran medida con el espíritu de los eremitas.
Un abrazo!!!!!!

Responder
Norte 28 marzo, 2020 at 6:55 pm

Y es que cada entrada supera a la anterior Macarena,… me parece increíble que se puedan visitar tantos lugares y tan interesantes y además los entornos naturales me parecen fascinantes. En Galicia tenemos algún ejemplo de iglesias rupestres (San Pedro de Rocas), pero en este caso la humedad de nuestra tierra ha «maltratado» bastante las pinturas.
Cuidaros!

Responder
El mundo con ella 28 marzo, 2020 at 8:56 pm

Siempre me enseñas cosas nuevas, Norte. Es un lujo contar contigo.
Este Monasterio, extendido por una pared vertical es una joya. La verdad es que no me acuerdo de haber visitado un lugar así antes, aunque lo más sorprendente, claro, es encontrar los frescos. Estando en esos lugares, lo que se me viene a la cabeza es lo tozudo que puede ser el ser humano cuando emprende una tarea, a veces sin sentido para los demás, pero que llena sus vidas.
Me alegro que te esté gustando Bulgaria.
Cuídate mucho, Norte.

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TRANSLATE
error: