Singapur por tierra: Cómo llegar a Singapur desde Kuala Lumpur

14
81

Lo usual, siendo tan baratas como son las conexiones aéreas en Asia, es llegar a Singapur en avión y, realmente, no sé si es que a nosotros nos gusta rizar el rizo, pero decidimos viajar desde Kuala Lumpur a Singapur en autobús, donde nos quedaríamos unos días, para terminar volando de vuelta a casa tras haber visitado Filipinas.

Llegar en autobús desde Malasia a Singapur

Los autobuses desde Kuala Lumpur a Singapur se pueden coger en la Estación TBS (Terminal Bersepadu Selatan) o en Berjaya Times Square.

Andenes en la Estación TBS de Kuala Lumpur

Nosotros lo cogimos en la Estación TBS a las 9.30 a.m. a donde llegamos en grab desde el centro de Kuala Lumpur por 19 RM (4€).

Al comprar el billete, en las taquillas de la estación, tienes que decir cuál será tu parada en Singapur para que el autobús te deje lo más cerca posible de donde tengas que apearte.

Embarcando hacia Singapur

Nosotros decidimos bajar en Golden Triangle Tower (Beach Rd. cerca de Little India) porque era el lugar más cercano del hotel en el que nos hospedaríamos.

Los billetes costaron 139 RM (28€) los tres, es decir, 9€ por persona.

Área de descanso en la autopista de Malasia

El trayecto de Kuala Lumpur dura 5 horas con dos paradas para tomar algo e ir al baño, claro que a esto hay que sumarle una hora de aduana y el tiempo de atravesar Singapur hasta llegar al centro, lo que hace un total de seis horas y media. Llegamos a las 16.00 horas.

Food court en una de las paradas de KUL a Singapur

La frontera terrestre entre Malasia y Singapur

Llegar a la frontera es algo intimidante porque realmente no sabes lo que hay que hacer, ya que tienes que bajar el equipaje, cambiar de autobús en una estación de decenas de andenes y parece que te vas a quedar allí para siempre.

Interior de un autobús en Malasia

En primer lugar, bajas del autobús con tu equipaje para sellar la salida de Malasia y cambias de autobús.

Este segundo autobús vuelve a parar y vuelves a bajar para el control de equipajes.

Equipaje a bordo

Ya lo contaré, pero nosotros llevábamos más tabaco del permitido y, en la aduana tuvimos que abrir las maletas. No obstante, no fue el tabaco lo que revisaron sino los equipos de pesca de Yayo con los que habitualmente viajamos a Asia.

En esta misma parada, te pones en cola –interminable, por cierto- para sellar la entrada a Singapur y vuelves a subir a un autobús –el que sea- pero de la misma línea, que te termina dejando en tu destino.

Desde Golden Triangle Tower, tomamos un grab car al Hotel Roberson Quay por el que pagamos 8.10 SGD (5€)

Y ¡Ya estábamos en Singapur!

14 COMENTARIOS

  1. Hola Macarena supongo que el trayecto en autobus es mucho más pintoresco y que requiere de mucha más paciencia. Me ha parecido muy original que Yayo viaje con sus equipos de pesca, ¿se puede pescar en cualquier sitio y no necesitas licencias?
    No sé cuándo podremos volver a viajar con tranquilidad pero desde tus entradas al menos tienes la sensación de viajar un poquito.
    Cuidaros mucho.
    Besos

    • Yayo siempre viaja con él. Bueno siempre que vamos a Asia. En principio, no se requiere licencia. Sólo ajustarse a la normativa que determine cada país (si es que la hay) o respetar las vedas o determinadas especies.
      Por mi parte, el mar para remojarse. Me mareo lo más grande jajajajaja
      Un besazo, Conxita.

  2. Parece que las estaciones de guagua engullen a uno en Singapur. Me resultó un poco complicado todo, por lo que veo ustedes lo vivieron así también.
    ¿Cómo era el trayecto desde Kuala Lumpur hasta Singapur? ¿Autopistas o carreteras secundarias, o una mezcla de ambas? Cinco horas que resultaron seis, dan para mucho.
    Gracias, Macarena.
    Un beso!

    • El transporte en carretera en Malasia es una pasada, Nélida. Hace un par de años recorrimos el país usando autobuses, trenes, coches, y la verdad que todo transcurre por autopistas estupendísimas y se llega en un tris. Los autobuses son comodísimos porque los asientos son más anchos y se reclinan por completo. En Borneo, sin embargo, la cosa cambia muchísimo. Parece como si no se tratara del mismo país.
      En fin, que lo recomiendo al 100%
      Un besazo ¡Feliz domingo!

  3. ¡Hola, Macarena! Entrada superútil, porque desde luego lo más incordioso de viajar es la llegada a un lugar desconocido, cargado de maletas, cansado por el trayecto y con ese «ay» de haber si me equivoco de autobús y voy a parar a vete tú a saber. Desde luego si voy por allí algún día tendré muy en cuenta estos impagables consejos y advertencias. Un fuerte abrazo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.