Las Ruinas de Dougga, la ciudad romana con trazado magrebí

28
139
Teatro de Dougga

Dougga o Thugga fue un asentamiento bereber, púnico y romano en el norte de Túnez . El yacimiento arqueológico se extiende sobre 65 hectáreas. La UNESCO calificó a Dougga como Patrimonio de la Humanidad en 1997 porque representa «la pequeña ciudad romana mejor conservada del norte de África». El sitio, que se encuentra en medio de un campo de olivares y cultivos, ha sido protegido de la urbanización, en contraste, por ejemplo con Cartago, que ha sido saqueada y reconstruida en numerosas ocasiones. El tamaño de Dougga, sus monumentos bien conservados y su rica historia númida – bereber, púnica, romana y bizantina lo hacen excepcional. Entre los monumentos más famosos del sitio se encuentran un mausoleo libico-púnico, el Capitolio, el teatro romano o las termas.

Termas de Antonino

El sitio de Dougga es un ejemplo casi exclusivo del nacimiento, desarrollo e historia de una ciudad indígena desde el segundo milenio antes de Cristo. Conserva las ruinas completas de una ciudad antigua con todos sus componentes y proporciona el ejemplo más conocido de trazado urbano de una fundación indígena, adaptado al urbanismo según el modelo romano.

Calle del Teatro al Capitolio

A lo largo de aproximadamente dos siglos y medio convivieron, en la misma localidad y en el mismo territorio, dos comunidades jurídicamente diferenciadas: una formada por una población indígena y la otra por una comunidad de colonos que eran ciudadanos romanos. Ambos participaron igualmente en el desarrollo y florecimiento de la ciudad.

Casa de los escalones

Aunque conservaba su tejido urbano en gran parte númida, Thugga adoptó el aspecto de una ciudad monumental romana. En este sentido, constituye un ejemplo representativo de una ciudad magrebí bajo los reyes númidas y durante los primeros siglos del Imperio Romano.

Calzada en Dougga

Así que lo que diferencia esta ciudad del resto es, su ubicación –extendida sobre una colina-, y su trazado urbano que conserva el original númida, sinuoso, a modo de medina, en lugar del típico trazado geométrico de los arquitectos romanos.

En comparación con sitios similares en el norte de África, las ruinas de la ciudad romana y prerromana de Thugga están sorprendentemente completas y bien conservadas. En consecuencia, ilustran de manera excepcional cómo era la vida cotidiana en una pequeña ciudad durante la época romana.

Historia de Dougga

Aunque parece que la historia de Dougga comienza en la época romana, se han descubierto numerosos monumentos prerromanos, como una necrópolis, un mausoleo y varios templos, que indican que el sitio ya era un lugar relevante antes de la ocupación romana.

Columnas en la parte baja de Dougga

La ciudad parece haber sido fundada en el siglo VI a. C. Aunque de lo que no hay duda es que Dougga fue un asentamiento humano temprano e importante, como evidencia  la presencia de una necrópolis con dólmenes, el hallazgo arqueológico más antiguo de Dougga, un santuario dedicado a Ba’al Hammon, estelas púnicas, un mausoleo, fragmentos arquitectónicos y un templo dedicado a Masinissa, el primer rey de Numidia.

Fueron, sin embargo, los romanos los que le otorgaron a Dougga el estatus de ciudad. Los monumentos de Dougga dan fe de su prosperidad en el período comprendido entre el reinado de Diocleciano y el de Teodosio I, pero la ciudad cayó en declive a partir del siglo IV. Fue una temprana caída, como demuestran los restos relativamente pobres del cristianismo.

Casas en Dougga

Durante el dominio bizantino el área alrededor del foro se transformó en un fuerte y se destruyeron edificios  para construir otros.

Dougga nunca fue del todo abandonada y, durante la época del Califato, se instalaron allí descendientes de antiguos habitantes de la zona. De esta época existe una  pequeña mezquita situada frente al Templo de la Piedad de Augusto y un pequeño baño en el sur del foro.

Zawiya en las ruinas de Dougga

Los primeros trabajos de excavación en la zona tuvieron lugar a principios del siglo XX, en paralelo a los de Cartago. Y tras la independencia de Túnez, continuaron las excavaciones, desalojándose a los últimos habitantes del sitio.

A pesar de su importancia y su estado excepcional, Dougga permanece fuera de la ruta habitual para muchos turistas y recibe solo alrededor de 50.000 visitantes al año. Desde luego, el día de nuestra visita, únicamente éramos 7 personas.

El yacimiento arqueológico de Dougga

La ciudad tal como existe hoy en día se compone esencialmente de restos de la época romana que datan en su mayor parte de los siglos II y III.

Mapa de Dougga

Los constructores romanos tuvieron que tener en cuenta tanto el terreno especialmente accidentado del lugar como las construcciones anteriores, lo que les llevó a abandonar el trazado habitual de los asentamientos romanos.

Casas

Villa Trifolium

Esta casa, que data del siglo II o III, se levanta cuesta abajo en los barrios que rodean el foro y los principales monumentos públicos de la ciudad.

Casa Trifolium

La villa trifolium, que lleva el nombre de una habitación en forma de trébol, es la casa privada más grande excavada hasta ahora en Dougga. La casa tenía dos pisos, pero del piso superior no queda casi nada. Se encuentra en el sur de la ciudad, a la mitad de la colina. La casa es particularmente interesante por la forma en que está construida para alinearse con la disposición del terreno; el vestíbulo de entrada desciende hasta un patio alrededor del cual se disponen las distintas habitaciones.

Se dice que el Trifolium de Dougga estaba dedicado a prostíbulo porque, en una piedra de los alrededores, hay un pene grabado y dos pechos, que se dice que  marcan el camino.

Dar Lacheb (Casa de Lacheb)

Se encuentra en la parte alta de la ciudad y es visible desde el Foro.

Puerta de Dar Lacheb

Respecto al propósito del edificio, unos  creen que es un santuario dedicado a Esculapio, y otros que se trata de la casa de un hombre adinerado de la ciudad.

Dar Lacheb fue excavada a finales del siglo XIX: una casa que se construyó cerca del Capitolio reutilizando restos antiguos.

La entrada al edificio se ha conservado perfectamente, al igual que una de las columnas del porche de entrada. El interior consta de un patio que alguna vez estuvo rodeado por un pórtico.

Edificaciones civiles

Plano del Foro de Dougga

El mercado

Plaza del Mercado

El mercado data de mediados del siglo I. Tomó la forma de un cuadrado  rodeado por un pórtico y tiendas en dos lados. Para compensar la inclinación natural del terreno en el que se encuentra el mercado, sus constructores realizaron importantes movimientos de tierra que han sido fechados como una de las construcciones romanas más antiguas, y su orientación respecto al Foro, parece sugerir que no se construyeron sobre cimientos anteriores. Fue destruido casi por completo durante la construcción del fuerte bizantino.

Arcos triunfales de Dougga

Dougga todavía contiene dos arcos de triunfo, que se encuentran en diferentes estados de deterioro.

El arco de Septimius Severus , que está muy dañado. Fue erigido en  205 d.C.

El arco de Alejandro Severo, que data de 222-235, está relativamente bien conservado, a pesar de la pérdida de sus elementos superiores. Es equidistante del capitolio y el templo de Juno Caelestis.

Arco de Alejandro Severo

Un tercer arco de triunfo se ha perdido por completo.

El Foro

El Foro de la ciudad es pequeño. Está mejor conservado en unos lugares que en otros porque la construcción del Fuerte Bizantino dañó una gran parte del mismo. El capitolio, que se encuentra en un área rodeada de pórticos, domina el entorno. En la parte inferior del foro, hay búnkeres subterráneos que pudieron ser utilizados como depósitos, almacenes o escondite.

El Foro

Plaza de la Rosa de los Vientos

Cerca del Capitolio se encuentran la «plaza de la Rosa de los Vientos» —que lleva el nombre de una rosa de los vientos grabada en el suelo— y los restos de la fortaleza bizantina, que reutilizó una sección de las ruinas después del declive de la ciudad.

Plaza de la Rosa de los Vientos

La Rosa de los Vientos es un gran círculo grabado en el el suelo con el nombre de los doce vientos que soplaban en la zona dispuestos según el lugar de procedencia de éstos.

Rosa de los vientos

La Plaza parece más una explanada que conduce al Templo de Mercurio, que se encuentra en su lado Norte, que un espacio público abierto. Se cree que la Curia y una tribuna para los discursos estuvieron aquí también.

Instalaciones recreativas

Teatro

Los teatros fueron un elemento fundamental de la estructura monumental de las ciudades romanas.

Teatro romano de Dougga

El teatro, que fue construido en el 168 ó 169 d.C., es uno de los ejemplos mejor conservados del África romana. Tenía capacidad para 3.500 espectadores, a pesar de que Dougga solo tenía 5.000 habitantes. Formaba parte de una serie de edificios imperiales y se adaptó para tener en cuenta las inclinaciones del terreno.

El teatro todavía se utiliza para representaciones de teatro clásico, especialmente durante el Festival de Dougga, y se han realizado trabajos de conservación en él.

Circo

La ciudad tiene un circo diseñado para carreras de carros, pero hoy en día apenas es visible.

Baños públicos

Termas de Ain Doura y algibes
Balneario

Se han excavado completamente tres baños romanos en Dougga; un cuarto hasta ahora solo se ha descubierto parcialmente. De estos cuatro baños, uno pertenece a una residencia privada, dos, el baño Aïn Doura y el baño conocido como Las Termas Licinias, fueron públicos.

Baño de los Cíclopes

Durante la excavación del Baño de los Cíclopes, se descubrió un mosaico de cíclopes que forjaban los rayos de Júpiter. Ahora se exhibe en el Museo Nacional de El Bardo, donde también se exhiben varias letrinas muy bien conservadas. El edificio ha sido fechado en el siglo III d.C. sobre la base del estudio del mosaico.

Fuente y Letrinas en las Termas Ciclópeas

El tamaño del edificio ha llevado a algunos expertos a creer que se trataba de un baño público.

Letrinas públicas en las Termas de los Cíclopes

Lo que destaca de las Termas Ciclópeas es su zona de letrinas: una habitación en la que existe un asiento semicircular con 12 agujeros utilizado como baño público y al que acudían los ciudadanos para evacuar mientras podían mantener una agradable charla.

Letrinas en las termas ciclópeas

La zona, está dotada de un mosaico, una fuente y canalizaciones con sumideros aún visibles y perfectamente conservados.

Canalizaciones y sumidero
Baños Antonianos o Termas Licinias

El Baño Antoniano, que data del siglo III, fue conocido como los Baños Licinianos (en honor al emperador Publius Licinius Egnatius Gallienus ) y tiene varios pisos.

El baño se utilizó posteriormente para la producción de aceite de oliva en fecha desconocida.

Arcos en el interior de la Casa de Venus

El edificio simétrico es de tamaño mediano, con una superficie de 1.700 m2. La construcción del baño requirió trabajos tanto para bajar como para elevar secciones de la pendiente sobre la que se encontraba, lo que puede explicar por qué partes del edificio se han conservado mejor que otras; la sección construida sobre terreno elevado se ha perdido en su mayor parte.

Termas de Caracalla (Baños Licinios)

Los Baños Licinianos son interesantes por tener intactos gran parte de sus muros originales, así como un largo túnel utilizado por los esclavos que trabajaban en los baños.

Los baños fueron donados a la ciudad por la familia Licinii en el siglo III. Se utilizaron principalmente como baños de invierno. El frigidarium tiene arcos triples en ambos extremos y grandes ventanales con vistas al valle.

Termas Licinias
Baño de Aïn Doura

En las inmediaciones de Aïn Doura hay un complejo parcialmente excavado que podría convertirse en el baño más grande de la ciudad, los baños de Aïn Doura. Sobre la base de los mosaicos que se han encontrado aquí, se ha sugerido que el baño data de finales del siglo II o principios del siglo III.

Termas de Ain Doura

Edificaciones religiosas

El Capitolio

El Capitolio es un templo romano del siglo II, dedicado principalmente a la tríada protectora de Roma: Júpiter, Juno y Minerva. Tiene una dedicación secundaria al bienestar de los emperadores Lucius Verus y Marcus Aurelius .

Vista Frontal del Capitolio

El Capitolio está excepcionalmente bien conservado, lo que es consecuencia de su inclusión en la fortificación bizantina. Una serie de once escaleras conducen al pórtico frontal. Las columnas corintias del frente del templo tienen 8 metros de altura, sobre las cuales se encuentra el frontón perfectamente conservado . El frontón tiene una representación de la elevación a la divinidad del emperador Antonino Pío. El emperador está siendo llevado por un águila.

Capitolio dedicado a la tríada romana protectora

Templo de Mercurio

El Templo de Mercurio también está dedicado a Tellus. Mira hacia el mercado; entre los dos se encuentra el «cuadrado de la Rosa de los Vientos». El templo está en gran parte en ruinas. Tiene tres celas pero no tiene patio. El santuario, al que se puede acceder a través de una serie de cuatro escalones, se encuentra en un podio descolorido. Fue excavado y apuntalado entre 1904 y 1908.

Templo de Mercurio (a la derecha)

Templo de la Piedad de Augusto

Templo de la Piedad de Augusto

Templo de Minerva

Templo de la Victoria de Caracalla en Alemania

Templo de la Concordia

Templo de la Concordia

Templo de Plutón

Templo de Saturno

Templo de Juno Celeste

Templo de Juno Celeste

Iglesia Victoria

Infraestructuras

Cisternas y Acueductos

Dougga tiene dos redes de cisternas, en el norte y en el oeste, una de las cuales está particularmente bien conservada. Un acueducto que conduce a la ciudad, ubicado a poca distancia de las cisternas bien conservadas, se encuentra entre los ejemplos mejor conservados de este tipo de estructura en el territorio de la actual Túnez.

Trabajos de mantenimiento y restauración

Las seis cisternas de Aïn El Hammam, situadas cerca del Templo de Juno Caelestis, tienen una capacidad total de 6.000 m³ pero están en ruinas. Fueron alimentados por un manantial a 12 km de distancia.

La segunda red de cisternas, las cisternas de Aïn Mizeb, están muy bien conservadas. Ubicadas cerca del Templo de Minerva, estos ocho depósitos abovedados pueden contener 9.000 m3. Las cisternas son alimentadas por un manantial ubicado a 200 metros de distancia conectado a través de un acueducto subterráneo.

Una última red de cisternas secundarias se encuentra en las proximidades de los baños de Aïn Doura, en el suroeste del sitio.

Calles

Las calles de Dougga no están trazadas según lo prescrito por el modelo teórico normal de un asentamiento romano, alrededor de un cardo y un decumanus.

Calles de Dougga

El centro de la ciudad probablemente estaba pavimentado; las calles parecían serpenteantes carriles. La ciudad tenía alcantarillado, como lo demuestran las piedras de acceso que aún se encuentran en las calles.

Marcas en los adoquines de la calzada

Estructuras Funerarias

En Dougga se han hallado dólmenes, estelas funerarias, tumbas númidas, un hipogeo y sepulcros romanos. Destaca, sin embargo, el mausoleo púnico- libio.

Mausoleo Líbico Púnico

El Mausoleo de Ateban es uno de los raros ejemplos de la arquitectura real númida. Hay otro en Sabratha, en Libia.

Esta tumba tiene 21 metros  de altura y fue construida en el siglo II  a.C. Una inscripción bilingüe instalada en el mausoleo mencionaba que la tumba estaba dedicada a Ateban, el hijo de Iepmatath y Palu. En 1842, Sir Thomas Reade, cónsul británico en Túnez, dañó gravemente el monumento al retirar esta inscripción. Esta inscripción bilingüe púnico-libia, ahora conservada en el Museo Británico, permitió decodificar los caracteres libios. El monumento fue construido por los habitantes de la ciudad para un príncipe númida; algunos autores creen que estaba destinado a Massinissa, el primer rey de Numidia.

El monumento debe su apariencia actual a la obra del arqueólogo francés Louis Poinssot, quien lo reconstruyó a partir de piezas que quedaron en el suelo. Se accede a la tumba a través de un pedestal de cinco escalones. En el lado norte del podio hay una abertura a la cámara funeraria que se cierra con una losa de piedra

Las Obras de Arte de Dougga

Colosal escultura de un togado en el Foro

Se han dejado pocas obras de arte en el lugar, a excepción de una escultura de un hombre togate (togado) en la «Plaza de la Rosa de los Vientos » y varios mosaicos , incluidos los del edificio conocido como la casa de Venus y, en particular, en el baño de Aïn Doura.

Mosaicos en La Casa de Venus

Esto es una consecuencia del descubrimiento de las obras de arte de Dougga en un momento en que los sitios arqueológicos fueron despojados de sus tesoros y abandonados después de una excavación. Este enfoque ha permitido conservar un cierto número de mosaicos con sus colores intactos; otros mosaicos que fueron descubiertos pero no removidos han sufrido un importante deterioro debido a su exposición a los elementos. Algunos de los descubrimientos de Dougga se hallan hoy día en el museo de El Bardo, como el mosaico del mayordomo, que data de mediados del siglo III y presenta una escena de bebida.

Mosaico del mayordomo

Horarios y Precios

El yacimiento arqueológico de Dougga abre todos los días de 8:30 a 18:30 y el precio de la entrada es de 8DT (2,50€) -gratis para discapacitados-.

Existe un aparcamiento gratuito a la entrada y dispone de unos baños en la zona exterior.

A las ruinas se accede, o bien por la parte Norte -la parte alta-, cerca del Teatro, que es lo habitual o, por la parte baja de la ciudad que es el sitio difícil y por donde llegamos nosotros. Sea cual sea el lugar de acceso, se puede aparcar el coche y hay una caseta de venta de tickets.

28 COMENTARIOS

  1. Me ha encantado esta entrada, Macarena.
    ¡Vaya trabajo de investigación has hecho! Ha sido un lujo recorrer este Asentamiento de la mano de tu experiencia y con tus fotos. Si el otro me pareció grande, imagina éste con 65 hectáreas….
    Me alegra que sea Patrimonio de la Humanidad, esperemos que su nivel de conservación sea tan bueno como lo encuentro ahora. Me llama mucho la atención eso, lo bien cuidado que está después de tantos siglos.
    Me encantaron las fotos, me llamó la atención que esté sobre una colina y que se conserve su original númida en vez de los típicos trazados geométricos de los arquitectos romanos.

    Por un lado da pena que no se conozca tanto, turísticamente hablando, pero por otro lado para quienes se acerquen hasta allí (como hicieron ustedes) es todo un lujos verlo casi para ustedes solos.
    Me fascinó lo que cuentas de las excavaciones, cómo se va viendo las casas, los baños, etc.Una suerte ser testigo de ese pedazo de historia con sus azulejos en el piso originales ¿verdad? y las estructuras originales en sus templos con tantos detalles labrados.
    Lo de las señales en la pared (por ejemplo el dibujo de ese pene) me recordó un poco a cuando visité Pompeya, pues también allí las inscripciones en las piedras indicaban la dirección probable de un prostíbulo. Bueno, la verdad es que me recordó a Pompeya en muchos puntos, que aunque no iguales ni en tiempo ni en forma, sí similares en excavaciones y descubrimientos romanos, de los vestigios de una sociedad que las habitó.
    Muchas gracias por compartirnos tanto, Macarena.
    Un beso enorme.

    • ¡Gracias Nélida!
      Lo guay de este sitio es, sobre todo su trazado, pues es la primera vez que recorro una ciudad romana a través de callecitas que dan la sensación de estar en una medina. Están además muy bien conservadas: tiene muchas estructuras completas que se pueden relacionar visualmente con la función que realmente tuvieron. Y además, el entorno y el hecho de que no haya gente hacen de éste un lugar único.
      Comparto contigo lo que dices sobre Pompeya, pues yo estuve hace años y lo que me encantó, además de las «esculturas humanas» creadas por la lava, fue precisamente lo que dices acerca de que las edificaciones estuvieran en pie y fuesen reconocibles. Sí, recuerdo perfectamente la casa del lupanar y su cama petrificada, además de los atrios, los mosaicos y la decoración de las paredes. Otras ruinas que también me impactaron enormemente son las de Baalbek, en Líbano, por lo mismo: el complejo de templos estaba casi completo y estar allí era como viajar en el tiempo.
      Ains, a ver cuándo podemos seguir descubriendo el mundo, que estoy ya impaciente.
      Muchos besos Nélida.

  2. Ainss a mi estos sitios me encantan, gracias por la entrada, soy una loca de visitar piedras que dice mi hijo y ver sitios como este me gusta mucho así que gracias y me apunto el lugar a ver si algún día puedo visitarlo.

  3. Qué de sitios que me encantan me descubres ehh? No tenía ni idea de esta ciudad romana y me ha parecido preciosa, ¡quiero visitarla! La verdad es que Túnez esconde muchas joyas… Tengo que enseñarle este sitio a Juan para que quiera ir también! jajaja Preciosa y completa entrada. Y aprovecho ya para desearte unas felices fiestas, que dentro de toda esta situación que estamos viviendo tengáis una bonita Navidad. Besos.

    • ¡Hola Verónica!
      Yo creo que a Juan le va a encantar también. Es que es un lugar alucinante y muy distinto de otras ruinas romanas. A ver si, cuando se pueda, os animáis a viajar a Túnez, que está muy bien, está cerquita, es barato y tiene muchas cosas que ver.
      Yo también os deseo una muy Feliz Navidad. Mucho ánimo.
      Un beso enorme.

  4. Veo que no exagerabas cuando me dijiste que las ruinas de Sbeitla se quedaban en nada comparándolas con la de Dougga, son una pasada y la verdad es que no las conocía, creo que si estuvieran en otro país serían muy famosas. Saludos viajeros y aprovecho para desearte a tí y a los tuyos felices fiestas.

    • Es de las mejores que he visitado, junto con las de Baalbek, en Líbano, y Pompeya. Pero lo que las hace tan especiales, además del entorno y su buen estado de conservación, es ese trazado de callejuelas por el que vas recorriendo toda la ciudad.
      Tal y como estaba el turismo antes de la pandemia, no sé si coincido contigo en que debiera ser un lugar mucho más conocido. Más que tú, pocos saben lo que es llegar a un lugar y tener que marcharte sin ver nada del agobio que producen las multitudes. Así que estar allí solos fue más que un lujo y me siento muy afortunada por ello.
      Nosotros también os deseamos una muy Feliz Navidad y esperamos que el año que viene, con la llegada de la vacuna, podamos comenzar a viajar de nuevo.
      Un abrazo viajero!!!

  5. Que maravilla Macarena. Me encanta visitar estas ruinas.
    Está muy bien conservada y es más grande que Mérida que tiene todo más diseminado por la ciudad. El Capitolio de la Triada se parece mucho al Templo de Diana que hay allí . Por aquí cerca en tenemos Cáparra que poco a poco van también descubriendo cada vez más. .Se dice que era un asentamienro romana para descanso de los romanos.
    Gracias por estas fantásticas entradas.
    Os deseo unas buenas Navidades, este año muy raras preo podemos celebrarlas. Cuidaros mucho familia.
    Un abrazo.

    • A mí, Laura, el teatro de Dougga «me dio un aire» al de Mérida. No sé, esas columnas… Es increíble lo que diseminó el Imperio Romano a lo largo y ancho de Europa, África y Asia ¿No crees?
      Gracias a ti, Laura, por tus comentarios.
      Os deseo yo también una Feliz Navidad a todos.
      Seguid teniendo cuidado.
      Un fuerte abrazo.

  6. ¡Hola, Macarena! Monumental reportaje, digno de estas ruinas. Leyéndote y viendo las fotos pone los pelos de punta la excelente conservación que nos hace percibir la ciudad que un día tenía vida y gente por las calles. Al contrario de otras ruinas en las que tienes que echar mucha imaginación, en estas debió ser emocionante pasear por sus calles todavía reconocibles, contemplando esas edificaciones que son fiel reflejo de las distintas culturas que en lugar de destruir o reconstruir fueron añadiendo la riqueza de sus propia arquitectura.
    Me ha hecho gracia ese pene y pechos indicando el camino, ja, ja, ja… Casi tiene un sentido metáforico.
    Gracias mil por este lujo que nos has regalado. Y aprovecho para desearte y desearos unas maravillosas navidades. Un fuerte abrazo!!

    • Lo mejor de Dougga, como bien has dicho, es pasear por sus calles y poder reconocer cada una de las partes de la ciudad. La verdad, es que fue posible hacer un viaje en el tiempo a través de sus calzadas y sus construcciones. Me alegro que te haya gustado, David.
      Un fuerte abrazo y ¡Feliz Navidad!

  7. Como en las bodas de Canaan, el mejor vino para el final,… jajaja. Menudo lugar, completo y bien conservado. No recuerdo los muros de esa altura en las casas, y al ser una ciudad relativamente pequeña conserva bastante bien los principales elementos que la constituían. Y por último ese entorno en el que se encuentra que hace que tenga unas vistas espléndidas. Además te confieso que acabo de leer los dos tomos de Julia,… y veo que nuestro amigo Caracalla, el hijo de severo y Julia, tiene restos en la ciudad.
    Todo un lujo de regalo que nos has dejado por Navidad.
    Feliz Navidad Macarena, te deseo lo mejor para ti y los tuyos!

    • El entorno, creo Norte, que hace el lugar más especial. El hecho de que Dougga esté ubicada entre olivares y campos elevados sobre el resto del terreno hace más fácil evadirte de la realidad para adentrarte en la vieja África proconsular.
      Me alegro que te guste.
      Un fuerte abrazo, Norte. Feliz Navidad.

  8. Hola Macarena…. Qué interesante toda la información que proporciones y cuanto me gustaría conocer…. A ver cuando podremos viajar con seguridad… Felices Fiestas 😘😘😷😷😷😢

    • Gracias, Adela. Ya va quedando menos y, aunque lo digo para conformarme, desde luego que pienso que, algún día, todo esto habrá sido un mal sueño. Mientras tanto, mi actitud es la misma que la tuya… Viajar a través de otros ojos para no dejar de soñar.
      Feliz Navidad!!!!!

  9. Vaya preciosidad Macarena, no conocía el lugar y me ha dejado con la boca abierta, precioso, una auténtica maravilla. Gracias por la visita.
    Aprovecho para desearte una muy feliz Navidad con toda la prudencia, mis mejores deseos para ti y los tuyos y esperemos que el 2021 nos traiga esa tranquilidad y abrazos y besos que nos ha quitado este año.
    Besos

    • Querida Conxita,
      Desde luego que tengo el mismo deseo que tú para el próximo año. Quizá, la llegada de la vacuna pueda solucionar esta situación de una vez por todas y podamos retomar nuestras vidas, sobre todo aquellos que han perdido sus trabajos y a sus familiares.
      Te deseo esperanza y una Feliz Navidad.
      Muchos besos

  10. Hola Macarena, gracias por este recorrido es todo un lujo de detalles, has hecho un gran trabajo. Caminar por esas ruina tiene que ser una pasada y sentir la energía de cada rincón. Que el universo te inunde de bendiciones para ti, y los tuyos, y que el próximo año se derrame sobre ti un cumulo de buenos deseos.
    Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo!!
    Besos.

  11. Qué disfrute de post, Macarena!!!
    Esa mezcla de culturas ha dado un conjunto arquitectónico realmente único.
    Es increíble la cantidad de monumentos, cómo me gustaría pasear entre ellos!.
    Feliz Año, con mis mejores deseos para está estupenda familia.
    Un abrazo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.