Image default
Información ÚtilLaos

Información útil: los váteres de Laos

Viajar a un destino y conocer previamente el estado de sus baños públicos supone utilizar la experiencia previa de anteriores viajeros para estar prevenidos sobre dónde acudir en  caso de necesitar ir al baño fuera del hotel y en qué estado se van a encontrar cuando uno entre. Un país con una buena higiene de sus baños públicos, aunque parezca una broma, atrae al turismo internacional, sea el caso de Singapur o Camboya. Por eso, queremos que sepas cómo son los váteres de Laos.

WC en Laos
Váteres en una Estación de Autobuses

Los que sois asiduos de este blog sabéis que ofrecer la información sobre los baños públicos de los países que visitamos es habitual aquí porque creemos que, aunque para muchos parezca una tontería y una información innecesaria, para otros, puede ser una auténtica tabla de salvación, sobre todo en destinos como Asia, en el que puedes sentirte indispuesto en el momento menos esperado.

Aseos en Laos
Taza «normal»

Los baños públicos de Laos, todo hay que decirlo, no son ni de los más abundantes, ni de los más limpios que hemos encontrado viajando por Asia.

Papel higiénico en Laos
Váter chiquitito y complicado

En ciudades como Vientián o Luang Prabang, va a ser difícil encontrar baños en lugares públicos, a menos que utilices los aseos de los restaurantes y bares, más limpios que cualesquiera otros. Ya contamos que nuestro único recurso en Vientián, a mitad de la tarde, fue entrar en el baño del Centro Comercial Talat Sao. Posteriormente, tuvimos casi que suplicar en una guesthouse que nos dejaran utilizar el aseo de una habitación desocupada. Les pareció tan extraño, que lo que a mí me pareció extraño es que no supusieran que los extranjeros también nos hacemos pipí de vez en cuando.

Higiene de los baños en Laos
El cubo sustituye a la cisterna

Por lo general, no hay pagar ni dejar propina para utilizar el baño. Los de “la calle” son de taza turca –algo que se agradece, en ocasiones, para no tener que tocar ni rozarse con nada-; aunque los de bares y restaurantes son “al uso”. Y en ninguno de ellos hay papel higiénico, sino que se hace uso de grifo y cubo.

Tazas turcas de Laos
Taza turca «Difícil»

Por lo general, las puertas no cierran en condiciones y están llenos de mosquitos y alguna que otra especie de insecto, así que acordaros del repelente porque los mosquitos luego pican en los lugares menos deseados y, por supuesto, -recuerdo- no olvidéis llevar siempre vuestro propio papel higiénico.

Dónde mear en Laos
Aseos de una Parada de Carretera

En lugares como la Blue Lagoon de Vang Vieng, el Parque de Buddha de Vientián, las cataratas Kuang Si de Luang Prabang y en todos los “bares de carretera” en los que hacen paradas los autobuses, hay aseos más o menos “rústicos” y bastante sucios en los que satisfacer cualquier tipo de urgencia.

Dónde cagar en Laos
Taza turca «un poco más fácil»

Related posts

Información útil: Quién es quién en Líbano

El mundo con ella

Buddha Park de Vientiane

El mundo con ella

Lo + y lo – de Laos

El mundo con ella

12 comentarios

Verónica 17 abril, 2018 at 1:12 pm

Jajaja madre mía, yo me muero ahí.. Pues la verdad es que si, que me parece una información muy muy útil la que nos traes sobre los servicios públicos. Y, como tú dices, es algo necesario. Cuando estaba de informadora turística aquí en Cádiz, los extranjeros que venían, una de las cosas que más me preguntaban era por ‘public toilets’. Si algún día viajo a Asia, tendré que estar muy preparada con este tema, porque lo voy a pasar mal seguro! jaja soy mu delicaíta yo. Un beso.

Responder
El mundo con ella 17 abril, 2018 at 8:44 pm

Ay Verónica. Ya verás información de todos los países que hemos visitado en Asia y, salvo en Camboya y en casi toda Malasia, todo es parecido. Pero te aseguro que te terminas acostumbrando. Aunque, sabiendo que quieres visitar Marruecos, allí sí que debes estar prevenida!!! En Camboya es una pasada. Si quieres un día le echas un ojo. Hay una asociación que «ha llegado a la conclusión» que tener wc limpios da calidad de vida, impide el absentismo escolar, atrae al turismo, en fin, lo que ya todos sabemos y, han emprendido campañas de concienciación y construcción de baños en zonas rurales. Están tan limpios que se podría comer en ellos ¡Una pasada!
Y, como te dicta la experiencia, este es un tema mucho más importante de lo que creemos, aunque lo tomemos a «chufla».
Un besito

Responder
Chari 17 abril, 2018 at 1:32 pm

Hola, Macarena.
A mi no me parece ninguna tontería que contéis esto en el blog, al contrario, creo que ofrecer una buena información (real y documentada) es lo que diferencia a un buen blog de otro menos atractivo.
A mi me daría algo en esos váteres. Odio las toilettes turcas desde que estuve en estudiando en Francia (en Besançon, allá en la prehistoria – 1989) y no teníamos otra cosa en el «Foyer» donde nos alojábamos. Qué asquito. De acuerdo que no te rozas, pero si salpica… con lo que debe de haber ahí, qué grima.
En fin, que me parece que tu artículo es completísimo y que será una ayuda inestimable para los que se propongan realizar un viaje como el vuestro.
Un beso enorme

Responder
El mundo con ella 17 abril, 2018 at 8:46 pm

Hola Chari,
Por supuesto que, en primer lugar, lo que quiero es agradecerte el comentario.
Y, en fin, yo al que prefiero es al baño de mi casa. En su defecto, el del hotel; pero como soy como soy, pues si no hay más remedio, prefiero «tomar distancias» jejejejeje
Un besazo

Responder
Lizar 17 abril, 2018 at 4:44 pm

Si que es verdad que no es algo que marquemos en nuestros mapas, como una gasolinera o un hotel, pero nos sacan de más de un apuro, sobre todo en estos países exóticos donde es fácil coger enfermedades e infecciones. Estos de Laos no se parecen mucho a los japoneses je, je Son auténticos robots, con calefacción y no sé cuantas cosas más. Tienen un dispositivo que aloja más botones que el mando de distancia de mi tv!!
Un abrazo, Macarena!!

Responder
El mundo con ella 17 abril, 2018 at 9:59 pm

Yo te voy a decir una cosa Lízar. Para mí ni tanto ni tan calvo que, al fin y al cabo, lo que se pone en un váter y lo que se hace allí sabemos todo lo que es jjjjjjj Así que tampoco hace falta complicarse la vida y lo que se necesita no es más que que esté limpio ¿no?
Un abrazo, Lízar.

Responder
Carmen 17 abril, 2018 at 10:08 pm

Total, que un horror! Bueno, también en España te puedes encontrar verdaderas guarradas y por supuesto, también falta el papel higiénico.
Besitos, Macarena 🙂

Responder
El mundo con ella 17 abril, 2018 at 10:26 pm

Bueno Carmen, mientras no se roce una con nada y no te piquen los mosquitos…
Besotes

Responder
Julia C. Cambil 18 abril, 2018 at 9:16 am

A mí el tema de los servicios públicos no me parece de poca importancia; debe ser porque soy muy «meona» y muy fastidiosa con el tema de higiene. Está bien conocer la información que nos proporcionáis, para ir prevenidos en la medida de lo posible. Yo suelo llevar siempre un botecito pequeño de jabón para las manos en el bolso (muchas veces los dispensadores de baños públicos están vacíos) y aquí tendría que añadir el papel higiénico. ¡Me buscaré un bolso más grande! jajajaja.

Por cierto, no me gustan nada de nada las tazas turcas, se me hacen rarísimas.

Gracias por advertirnos de los «peligros» de tener pipí en Laos, Macarena jajajaa.

Un besito y feliz miércoles.

Responder
El mundo con ella 18 abril, 2018 at 11:27 pm

Jajajajajaja Yo te recomendaría, Julia, el papel higiénico húmedo porque, además de ser respetuoso con el medioambiente y biodegradable, te sirve para las manos y demás partes pudendas. Ahorrarás sitio en el bolso!!!!

Julia, la sección la comenzamos porque yo también soy muy meona, y además, instantánea. Y a pesar de que a mí tampoco me gustan las tazas turcas, opino que son lo mejor en lugares en los que la higiene brilla por su ausencia.

Hala, pues con la entrada y un paquete de papel higiénico, ya puedes viajar a Laos cuando quieras. Jajajajajaja

Muchos besos

Responder
Asuncion Artal 18 abril, 2018 at 12:15 pm

Una entrada que ayuda mucho, yo lo pasaría fatal porque son muy rarita con estas cosas y no se si me acostumbraría. Se agradece la información porque así uno ya sabe lo que va a encontrarse. Un besazo

Responder
El mundo con ella 18 abril, 2018 at 11:28 pm

¡Qué va Asunción! El cuerpo sigue su ritmo, así que, al final, te terminas acostumbrando. Con repelús, pero te acostumbras.

Besos

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TRANSLATE
error: