Curiosidades: La Arquitectura Gitana de Rumanía

10
59
Casa en Huedin

Habíamos oído hablar de ellas, miramos fotos de éstas en internet y fuimos a buscarlas expresamente, aunque encontramos algunas otras por casualidad. Y es que las mansiones gitanas de Rumanía son dignas de contemplar por su estilo único y excéntrico que traspasa los límites de cualquier orden arquitectónico conocido y que a la vez los mezcla en un totum revolutum sin gusto ni estética en el que coexisten columnas, escaleras, cúpulas, barandillas, ventanales, enrejados y una amplia variedad de lujosos ornamentos.

Mansión en Hunedoara

La Arquitectura Gitana de Rumanía

En el sureste de Europa, sobre todo en Rumanía y en la República de Moldavia, existe un extendido “estilo” arquitectónico creado por los gitanos después de la caída de la Unión Soviética. Esta arquitectura es absolutamente diferente a cualquier concepto arquitectónico conocido: fastuso, antiestético, excesivo, colorido… una composición de todos los estilos arquitectónicos de este mundo que algunos han apodado como «casas-pagoda».

Arquitectura de dudoso gusto

Influenciado por cualquier conocimiento de cultura arquitectónica, cada jefe de familia elige el estilo, el tamaño y los acabados sobre la base de sus propios gustos personales o recuerdos de  cosas vistas. Es, en cierta forma, la manera de demostrar riqueza, status y éxito tras el retorno a tierras rumanas después de un largo periodo de inmigración en otros lugares de Europa, sobre todo en España e Italia.

Los casoplones de peor gusto en Europa

Un trío de arquitectos y de artistas, Mariana Celac, Iosif Király y Marius Marcu-Lapadat, fueron los primeros no gitanos que llamaron la atención sobre este fenómeno en 2001, mediante un trabajo fotográfico de varios años bautizado como Tinseltown (Villa Oropel).

Los gitanos rumanos

Los gitanos son un pueblo nómada y se calcula que en Rumanía hay unos dos millones de esta etnia, que en realidad no son más que un 2,5% de la población total del país, pero no son vistos con buenos ojos por el resto de la comunidad rumana, y por ello, hacen vida aparte y sus barrios y casas se encuentran separados unos de otros.

Las mansiones de los nuevos ricos

Los pueblos con más presencia romaní en Rumanía son Huedin y Turda (Cluj), Obreja y Hunedoara (Alba), Strehaia o Tandarei, por citar algunos.

En Huedin, por ejemplo, hay empadronados más de 1.000 gitanos, aunque sólo se trata de un número aproximado, pues muchos de ellos no están ni siquiera inscritos en el Registro Civil.

Casa en Huedin

Símbolo del éxito y la ostentación

En estas poblaciones, muchos gitanos sedentarios han construido palacetes, fruto “del ahorro” por las actividades realizadas en el extranjero; aunque son muchas las voces que hablan de dinero proveniente de la mendicidad y los robos. Evidentemente, sería muy difícil probar o comprobar el origen ilícito del dinero, pero lo que sí que es cierto es que muchos de ellos lo emplean en la construcción de estos grandes casoplones como símbolo del éxito y la ostentación.

‘Villa Maradona’

Cada mansión se ubica sobre una gran parcela y está diseñada para dar cobijo a un clan: abuelos, padres, hijos, nietos, cuñados, sobrinos, primos,… Los coches de marca se aparcan en la puerta o el porche, independientemente de que la casa cuente con garaje, a fin de mostrar la opulencia del dueño. Dicen que el interior es igual o incluso más horroroso, con decoraciones imposibles, aunque también hay quien cuenta que los interiores están desangelados: demasiado dinero invertido en la cara externa de la ostentación y poco para las comodidades de la vida familiar.

La mayor parte de los palacetes se encuentran agrupados en las afueras de las poblaciones, aunque en otras ciudades forman parte de la arteria principal.

Los palacios gitanos, un must see de viaje por Rumanía

Nuestro primer acercamiento a estas mansiones horteras se produjo a la afueras de Hunedoara, camino al castillo de Hunyad, en donde pudimos observar imponentes y coloridos palacios con tejados estridentes junto a grandes casas en construcción o a medio terminar.

La nueva prosperidad rumana

Otro lugar en el que se observa esta terrible arquitectura es Huedin, a 50 kilómetros de Cluj Napoca, a la que se conoce como “pueblo de los palacios gitanos”.

Sea como fuere, sólo podrás observar este tipo de arquitectura en Rumanía y Moldavia y tanto por su singularidad, como por su estridencia merece la pena ir expresamente a contemplarla.

10 COMENTARIOS

  1. Realmente es un estilo único, yo no había visto ninguna foto nunca y realmente son palacetes realmente especiales con una particularidad muy propia. Siempre aprendo y descubro cosas nuevas gracias a vuestro blog, muchas gracias

  2. Es una arquitectura un tanto rocambolesca, ¿verdad?. Como si quisieran poner todos los estilos en un solo edificio, o todas las posibilidades de construcción en un único proyecto, incluso parece un resumen de la arquitectura de diferentes países y culturas proyectadas en una sola casa.
    Una mezcla cuanto menos curiosa, que no pasa desapercibida.
    Gracias por compartir, Macarena.
    Como siempre, es un placer viajar a través de tu blog.
    Un beso!!

    • Ahí tó revuelto, Nélida. Es como una ensalada en la que alguien piensa que cuanto más ingredientes, va a ser mejor. Pero bueno, como dice el dicho, «para gustos colores», aunque a mí vivir en un lugar así me causaría horror. Fíjate que con las parcelas que tienen saldrían unas casas de campo preciosas…
      Un beso!!!!

  3. ¡Hola, Macarena! Desde luego que es peculiar y un tanto rocambolesco y eso que no las hemos visto por dentro cuyo interior debe ser mareante. Pura ostentación imitadora como dices y mucho dinero negro que gastar. Un abrazo!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.