Alquilar un coche en los Balcanes

12
80
Toyota Aygo de alquiler

Alquilar un coche en los Balcanes puede ser la más complicada gestión que hacer antes de organizar tu roadtrip.

Antes de viajar a los Balcanes, leímos las reseñas de muchos viajeros que recomendaban buscar el coche de alquiler con tiempo, y si es cierto que cuanto más adelante tus gestiones para viajar, más fácil y más barato será encontrar y contratar servicios, jamás llegamos a hacernos una idea de lo caro y lo complicado que sería alquilar un coche para hacer un circuito en los Balcanes.

Coche de policía en el Castillo de Berat

No obstante, hay que tener en cuenta además que en el verano de 2021 el alquiler de coches estuvo difícil no sólo en los Balcanes, sino que el problema de carencia de coches de alquiler fue generalizado. Durante la pandemia, muchas compañías se deshicieron de gran parte de su flota de vehículos y, no previendo el gran aumento de la demanda que habría en el verano de 2021, muchas compañías no incrementaron el número de coches disponibles, así que con el aumento exponencial de la demanda y la ausencia de una oferta a niveles anteriores a la pandemia, la subida de precios y la escasa disponibilidad de vehículos estaba asegurada, sobre todo en período estival, que era cuando se desarrolló nuestra Ruta Balcánica.

El documento imprescindible para el cruce de fronteras

A eso, en los Balcanes concretamente, hay que añadir que no todas las compañías de alquiler permiten una movilidad ilimitada entre países de la zona, restringiendo en la mayor parte de las ocasiones el cruce de las fronteras de Albania y Kosovo – información de la que advierten visiblemente en sus webs-. De hecho, las compañías expiden el seguro internacional, la Green Card, según el contrato que realices con ellos -teniéndoles que informar previamente de tu recorrido- y en todos (o casi todos) los cruces fronterizos te la solicitan.

Ciudadela de Jajce

Bajo todas estas premisas comenzamos nuestra búsqueda de un coche de alquiler para los 32 días que duró nuestro roadtrip en el que recorreríamos desde Croacia, Montenegro, Albania, Macedonia, Serbia y Bosnia y Herzegovina.

Los bellos paisajes de Bosnia

Nuestra elección final fue el de la empresa local Avaxt Rent, cuyas oficinas se encuentran fuera de la Terminal de Llegadas del Aeropuerto de Dubrovnik (cruzando la nacional) y apartada del resto de compañías de alquiler de vehículos.

Compañías de alquiler de coche en el aeropuerto de Dubrovnik

La broma nos salió por 1.670€ del alquiler por un Toyota Aygo de 5 puertas con kilometraje ilimitado con la Green Card incluída para entrar en todos los países de nuestro recorrido, que nos había costado 80€.

Lagos Pliva

Al llegar a la oficina de alquiler, nos obligaban a contratar un seguro a todo riesgo con cobertura mensual por el hecho de cruzar a Albania durante una semana, pero finalmente negociamos un depósito reembolsable de 400€ más de lo que requerido que, efectivamente, nos devolvieron al entregar el coche sin daños.

Coche de alquiler en Jajce

Dependiendo del roadtrip que vayamos a hacer, así es el coche que alquilamos, aunque nuestra condición siempre es que sea un coche de cinco puertas. Pero este pequeño Toyota era realmente pequeño y, en ocasiones, le costaba subir las cuestas de vértigo que a veces encontramos en nuestro viaje. Sin embargo, una de las grandes ventajas de este modelo fue que nos facilitó mucho el aparcamiento gratis en casi todos los sitios que visitábamos. Y es que en Montenegro, por ejemplo, es harto difícil encontrar aparcamiento gratuito: las carreteras son estrechas, los pueblos pequeños y la afluencia del turismo de costa importante. Algo parecido ocurre en Dubrovnik y también es difícil aparcar en la Riviera Albanesa o en el centro de ciudades como Belgrado, Sarajevo o Mostar.

Aparcamiento en Dubrovnik

Después de descartar las compañías de alquileres más conocidas por sus elevados precios – algunas cobraban hasta tres y cuatro mil euros por el alquiler de un mes- comenzamos a rastrear todas las compañías croatas de alquiler que había en nuestro lugar de llegada, Dubrovnik.

Buscamos en Oryx, por ser una de las más mencionadas entre los viajeros, pero nos resultaba muy cara y, además, las críticas que encontramos sobre ella no nos fueron del todo convincentes.

La siguiente compañía fue Nova Rent a Car, que estaba bien de precio (un poquito más barata que Avaxrent). La carta verde (30€) incluía Bosnia, Serbia y Montenegro. Pero pagando 56€ más puedes cruzar también a Macedonia, Kosovo y Albania. Es decir 86€ en total para todo. La condición es que el coche sea de las categorías inferiores, no más alta de un compacto SW. Pero el tema del kilometraje no nos quedaba claro del todo y tampoco eran buenas todas las críticas. Aun así, creemos que puede ser también una buena opción. De hecho, nuestros amigos Viajéfilos alquilaron su coche en esta compañía y podrán daros más detalles de cómo les fue a ellos.

Por último, miramos en  XL Rent a Car, que pensamos que está bien porque su Green Card incluye todos los países, pero el límite de kilómetros es de 3.000 para 30 días, con lo cual no nos salía a cuenta.

Tunel de acceso a la ciudadela de Novi Sad

La gasolina, que es otra de las cuestiones, no sale nada cara en ninguno de los países que visitamos, rondado 1€ – 1,20€ por litro. Pero además, nuestro pequeño coche tenía un consumo mínimo.

Cruces Fronterizos

Por lo general, no hay dificultad en los cruces fronterizos entre los distintos países de Los Balcanes. Nosotros, que estamos acostumbrados a hacerlo entre Melilla y Marruecos, diríamos que es ordenado, fluido y rápido. Y, como no se requiere que los ciudadanos de la UE tengan que sellar el pasaporte, sino que el DNI es un documento válido, no hay ni que bajarse del coche para cruzar entre países.

Calles de Neum

En realidad, tendrás que llevar a mano el DNI, en la actualidad los certificados de vacunación o las test de COVID requeridos, y la Green Card del coche de alquiler. En Croacia, también el Número de Identificación necesario tras registrar tu viaje con el formulario ENTERCROATIA proporcionado por las autoridades del Ministerio del Interior de Croacia para facilitar el trámite de rápido cruce de fronteras y el potencial seguimiento de contactos en caso de contagios.

Paso fronterizo entre Croacia y Montenegro

El paso entre Croacia y Montenegro fue muy rápido. En lugar de cruzar por el habitual paso de Debeli Brijeg, en la Nacional 8, utilizamos un cruce fronterizo que trascurre junto al mar y es más rápido y con menos controles. Para llegar a él hay que bajar por la carretera local S16, que se encuentra un poco más hacia la costa, y tomando el desvío hacia Molunat recorrimos una carreterita por la que cruzamos la frontera de Granični prelaz Kobila, junto a las ruinas de una antigua fortaleza Astro-Húngara, sin esperar cola.

El cruce fronterizo entre Montenegro a Albania lo hicimos por la carretera que va desde Ulcinj (Montenegro) hasta el Condado de Shkodër, en Albania. Había un poco de cola cuando llegamos, pero al aduanero le debió dar una prisa repentina porque comenzó a apremiar a los vehículos para que fueran pasando. Así que allí, ni DNI, ni Carta Verde, ni COVID, ni nada de nada. Todo muy surrealista.

De Albania a Montenegro cruzamos por la carretera que rodea el Lago Ohrid desde la localidad albanesa de Tushemisht (Pogradec) a la Macedonia de Sveti Naum (Ohrid).

Se nos había hecho de noche y no había nadie en la frontera, pero los aduaneros macedonios tenían ganas de conversación: “que si qué hacéis por aquí, que si de dónde sois, que si cuantos días vais a estar…” DNI, Carta Verde y poco más.

Paso fronterizo entre Macedonia y Serbia

De Macedonia a Serbia cruzamos por el cruce de la autopista que lleva desde Skopje a Nis y fue en este paso en el único que tuvimos que hacer algo de cola, quizás una media hora. Tampoco fue difícil hacerlo, pero allí nos requirieron también los resultados de las PCR que nos habíamos hecho en Skopje.

Cruce de fronteras entre Serbia y Bosnia

De Serbia a Bosnia y Herzegovina cruzamos por el cruce fronterizo de Bratunac, ubicado en el puente sobre el río Drina entre las poblaciones de  Sremska Rača, en Serbia, y Bratunac, en Bosnia y Herzegovina. Fue rápido atravesar el cruce y allí sí que es cierto que el policía de aduanas se interesó tanto por el Certificado COVID de vacunación como por los lugares que íbamos a visitar y la duración de nuestra estancia en el país.

Frontera entre Trebinje y Dubrovnik

Finalmente, desde Bosnia y Herzegovina llegamos a Croacia por el cruce de fronteras entre Trebinje y Dubrovnik en donde tuvimos que aportar el número de identificación del segundo formulario ENTERCROATIA (el primero fue a la llegada desde España).

Las carreteras en los Balcanes

Conducir en los Balcanes es también un tema importante a tener en cuenta porque ya no es tanto la forma de conducir, que en Albania sí lo es y mucho, sino que la orografía montañosa de la zona impide el trazado de autopistas y hace que la mayor parte del camino discurra por carreteras de montaña.

Las montañas de Bosnia

La mayor parte de las carreteras son nacionales de doble sentido y aunque están bien señalizadas, la estrechez de los carriles, el tráfico en algunas –sobre todo de costa- y las curvas, requiere cierta pericia en el manejo del automóvil.

En Montenegro, la carretera que discurre por la Costa del Adriático y la Bahía de Kotor es de una belleza increíble, pero hay trayectos, como el que atraviesa la ciudad de Kotor, que son una auténtica pesadilla: un carril de ida y otro de vuelta con pasos de peatones, semáforos y mucho tránsito de vehículos. Además, aparcar en la mayor parte de las poblaciones es una auténtica proeza.

Albania me pareció peligrosa. La mayor parte del parque automovilístico está compuesto por vehículos de alta gama que exhiben a veces con prácticas poco ortodoxas.  Hay algunos tramos de autovías gratuitas, pero muchas de ellas tienen cruces peligrosos ¿Imaginas una autovía con quitamiedos en su parte central en la que a 100 km/m de pronto encuentras un semáforo poniéndose en rojo? Pues eso, que están atravesadas por cruces y, a poco que no lleves algo de cuidado,… Además, encuentras muchas retenciones absurdas que te obligan a estar siempre pendiente de lo que hace el conductor que va delante.

Vista de la ciudad de Shkoder

Macedonia tiene trayectos montañosos algo incómodos (de hecho, cruzar la frontera entre Albania a Macedonia por el lago Ohrid, llega a hacerse pesado), pero también tiene algunos tramos de autopista rodeando la capital. Lo curioso es que en éstos puedes pagar los peajes en dinares o en euros (pero sólo con monedas de 0.50 ó 1€). Así que lo mejor es llevar un monedero con muchas monedas para ir pagando en los puestos de peaje, no obstante las autopistas no son nada caras. De Skopje a Nis (250 km), por ejemplo, sólo pagas 2.50€.

Carreteras que rodean el Lago Ohrid

En Serbia, ocurre algo parecido con los peajes de las autopistas (la principal cruza el país de Sur a Norte desde Nis a Belgrado) pudiendo pagar en dinares serbios o monedas de 0.50 ó 1€. Sin embargo, el resto de vías distan mucho de la comodidad de sus autopistas. Se trata de caminos rurales estrechos y con muchas curvas.

Entrada a Belgrado

La geografía más accidentada y montañosa es la de Bosnia y Herzegovina, en donde sólo encontramos algunos tramos de autovía antes de entrar a Sarajevo y a Mostar y en el trecho de Sarajevo a Travnik. Como en Macedonia y en Serbia, en Bosnia también es posible pagar (donde hay que hacerlo) en marcos y en euros, pero aquí sólo admiten billetes de euro y te dan la vuelta en marcos.

Los paisajes de Bosnia y Herzegovina

Las carreteras tienen un asfalto aceptable, pero hay tramos muy montañosos. No obstante, se trata de unas de las carreteras más bellas que he visto en mi vida, sobre todo el tramo de entrada Visegrad, atravesando túneles en los que la carretera se adentra por la Garganta del Río Drina entre altas cumbres montañosas. Pero, en general, encuentras paisajes únicos y bellos a lo largo de todo el país, también entre Sarajevo y Jajce, o cerca de Mostar, o en los altiplanos entre Pocitelj y las Cascadas Kravice,…

12 COMENTARIOS

  1. Hola Macarena qué barbaridad la odisea de conseguir un coche de alquiler y el precio aunque como bien dices parece ser que lo de los alquileres fue generalizable en muchos países y delante de mucha demanda y poca oferta los precios se disparan. Supongo que a pesar de las dificultades era la mejor opción para desplazarse por todos esos países y todos los días que estuvisteis.
    Son muy útiles estos consejos de viajeron tan experimentados como vosotros.
    Un beso

    • Muy caro, Conxita, muy caro. Pero bueno, unos destinos tienen vuelos baratos y hoteles caros; otros vuelos caros y desplazamientos baratos,… Una cosa va compensando la otra; aún así es un dolor cuando pagas una cantidad como ésa.
      Un beso!!!!

  2. La verdad sea dicha, si que es una odisea desde alquilar el coche hasta moverte por todos esos países con carreteras de montaña estrechas, aunque por lo que veo os desenvolvéis con bastante soltura eso es un dato a vuestro favor y a tener en cuenta.
    Ofreces unas explicaciones muy buenas y bien detalladas que a buen seguro a más de uno le vendrán como anillo al dedo.
    Un gran abrazo Macarena y buen fin de semana.

  3. Hola, Macarena.
    Tremenda odisea tuvieron para conseguir un coche de alquiler, si no lo comentas no lo hubiera ni imaginado, además tan caro…….
    Este año, también en Agosto, nos íbamos a dar una escapada a la isla de La Palma porque nos gusta mucho esa isla y siempre que podemos, una vez al año, nos vamos allí unos días (semana). Este año fue la primera vez que no pudimos ir por ¡¡falta de coches de alquiler»!!. Teníamos alojamiento donde siempre, los vuelos nos cuadraban perfectamente pero……no teníamos coche.
    Y puedes pensar «por qué no fueron en barco y se llevaron su propio coche». Es que viajar desde Gran Canaria a La Palma en barco significa tomar un barco de aquí a Tenerife Norte por la mañana, viajar en coche hasta Tenerife Sur para allí tomar otro barco a última hora de la tarde hacia La Palma, donde llegarías a la mañana siguiente. Total…..demasiada paliza, no compensa estar luego tan cansados allí. En avión son cuarenta y cinco minutos de vuelo y tan frescos que llegamos!! a tope para disfrutar cada minuto en ese maravilloso rinconcito del Atlántico.

    Perdón, vaya tostón te he explicado cuando aquí lo importante es tu entrada y lo que nos cuentas.
    Ha sido una información súper útil que, como siempre, te agradecemos mucho.
    Son cosas que siempre hay que ponderar a la hora de elegir un destino, y una vez elegido trazar el plan de viaje de entre todas las opciones. Tu experiencia y recomendaciones ayudan mucho.

    Buen arranque de semana, Macarena.
    Un beso enorme.

    • ¡Qué va, Nélida! Me ha parecido muy interesante lo que has comentado.
      Sé que en Canarias tuvisteis problemas con las compañías de alquiler porque algo parecido le ocurrió a un amigo que fue a Fuerteventura. Pero lo que no sabía es el trajín que lleváis para ir en barco de una isla a otra ¡Creo que nadie se hace a la idea de lo que es vivir casi aislados! Y claro, luego dicen que si aquí se gana más, que si los impuestos son más bajos,… Normal.
      Aquí ocurre algo parecido. De Melilla a Málaga, Almería o Granada, sólo tenemos 50 minutos; mientras que en barco son 7 u 8 horas a Málaga y unas 5 ó 6 a Motril. La verdad es que los precios no están nada mal, pero el palízón no te lo quita nadie. Además hay unos horarios rarísimos. A veces sale el barco a las dos de la mañana y llega a las 8, así que yá me dirás cómo coges el coche habiendo dormido cinco horas. Eso siempre y cuando lleves camarote, que esa es otra, porque nos pegamos tortas por uno.
      En fin. Que ya ves lo que costó el coche… Supongo que estuvo compensado con el bajo precio de hoteles y restaurantes, pero dolió hacer ese pago.
      Un besote, Nélida. Te deseo una buena semana.

  4. Bien lo dejas expuesto para quien lo haga así sabe a que atenerse. Pero pienso que sin conocer como se cunduce por esos lugares, y como son las carreteras , mejor hacerlo en transportes de cada lugar.
    Buen lunes. Un abrazo

    • También es una opción, Laura, pero quizá se pierde algo más de tiempo en las esperas y las conexiones. Además, como somos tres, quizá nos compense más pagar algo más por la comodidad y libertad de poder movernos a nuestro ritmo.
      Un abrazo, Laura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.